A hacer tiempo, porque ya van 6 minutos

¿Qué pasa con los equipos, con sus jugadores, con sus técnicos -salvo muy honrosas y agradecibles excepciones- que ahora han puesto de moda hacer tiempo desde incluso antes de que se cumpla el...
 ¿Qué pasa con los equipos, con sus jugadores, con sus técnicos -salvo muy honrosas y agradecibles excepciones- que ahora han puesto de moda hacer tiempo desde incluso antes de que se cumpla el primer cuarto de hora de partido?

Alfredo Naime Padua | MEDIOTIEMPO14 de Abril de 2008

  • "La competencia limpia y abierta debería ser la regla"

¿Qué pasa con los equipos, con sus jugadores, con sus técnicos -salvo muy honrosas y agradecibles excepciones- que ahora han puesto de moda hacer tiempo desde incluso antes de que se cumpla el primer cuarto de hora de partido?

Me refiero especialmente, claro, a esos que visitan una cancha considerada "difícil" por la jerarquía del anfitrión. A precisamente esos equipos que consideran al mediocre 33 por ciento del botín "un buen resultado". A esos que aún no aterrizan que en la aspiración de ser grande no puedes incurrir en prácticas dilatorias -que atentan contra el espectáculo y el espíritu deportivo- por 80 o más minutos. Justo los mismos que, ya después de que les anotan y se ven desventaja, entran en una prisa desmedida, hasta graciosa (se ven como actores de película muda), agilizándose a mil por hora buscando recuperar algo del tiempo que ellos mismos se encargaron miserablemente de desperdiciar, según su "estrategia".

Este comentario nace de lo pretendido ayer por Jaguares, en su importante encuentro ante el Toluca. Su afán de perder tiempo, de matar el ritmo, de convertir la "película" del partido en un mero álbum de fotos fijas, inició prácticamente desde el silbatazo inicial. Y eso que el único resultado que le ponía como líder de grupo era la victoria; y teniendo jugadores como el "Bofo", como Itamar, como Oscar Rojas, como André Luis. ¿Cambió su actitud una vez que Israel López, de los rojos, salió expulsado, casi desde el vestidor? Nah; y menos aún cuando encontraron el gol (porque calidad les sobra) en una vertiginosa conexión entre Bautista y el tico Rojas.

Pero el objetivo aquí no es señalar a Jaguares. En realidad se trata de denunciar y lamentar la mezquindad, el miedo (que no tiene que ver con la cautela), la trampa, los afanes de no perder en vez de ganar y la miopía de quienes quieren la victoria pero sin competir. Ya dije, hay honrosas excepciones; pero justo lo contrario -la competencia limpia y abierta, respetando al público y al espectáculo- debiera ser la regla. Nuestro futbol está muy lejos de llegar a que lo sea.

Y, en esta opinión, sea el peor reclamo para esos comentaristas que, irresponsablemente, todavía califican a todo ese tinglado de marrullerías, como "colmillo". Que Dios los perdone, porque pensando así son cómplices.

[mt][foto: Mexsport]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×