Joaquín Velázquez piensa que romperse la nariz valió la pena

Al minuto 22 del segundo tiempo del partido contra Pachuca, Joaquín Velázquez, Capitán del Puebla subió al ataque para cabecar un pase de Gilberto Mora que convirtió en gol, pero por la inercia de...
Al minuto 22 del segundo tiempo del partido contra Pachuca, Joaquín Velázquez, Capitán del Puebla subió al ataque para cabecar un pase de Gilberto Mora que convirtió en gol, pero por la inercia de la jugada también cabeceó la nuca de Christian Giménez y c
 Al minuto 22 del segundo tiempo del partido contra Pachuca, Joaquín Velázquez, Capitán del Puebla subió al ataque para cabecar un pase de Gilberto Mora que convirtió en gol, pero por la inercia de la jugada también cabeceó la nuca de Christian Giménez y c

Bruno Valencia | MEDIOTIEMPO (Corresponsal)Puebla, Pue.  22 de Abril de 2008

  • Permanecerá en reposo toda la semana
  • Ha anotado 7 goles desde la temporada 95-96, seis fueron de cabeza

Al minuto 22 del segundo tiempo del partido contra Pachuca, Joaquín Velázquez, Capitán del Puebla subió al ataque para cabecar un pase de Gilberto Mora que convirtió en gol, pero por la inercia de la jugada también cabeceó la nuca de Christian Giménez y con el impacto se fracturó la nariz y comenzó a sangrar profusamente.

Por la noche fue operado para enderezarle los diversos huesos afectados y hoy en estado de reposo se dio tiempo para apoyar a sus compañeros en la firma de autógrafos a favor del transplante de riñón de Jaimito.

"No sé exactamente qué huesos sean los que me rompí, pero fue una fractura fuerte, todavía hay sangrado y tengo que permanecer en reposo una semana, tengo que respirar por la boca. El Doctor enderezó toda la fractura, él esperaba que los huesos se fragmentaran en varios pedazos, pero por suerte no fue así y pudo enderezar mi naríz".

Joaquín reveló que se espantó en ese momento, porque sangraba por la nariz y por la boca, por lo que se negó a que el Doctor lo recostara, porque sentía que se ahogaba con su propia sangre, pero que al final todo el sufrimiento está a punto de valer la pena por que con el triunfo obtenido el Domingo, Puebla está a un punto de la salvación matemática.

"Celebré el gol porque al final yo había logrado lo que quería, sabía que era importante retomar la ventaja porque Pachuca ya nos había empatado y aunque tenía el sangrado y el dolor, estaba muy contento".

No es su primera fractura de nariz, hace varios años, al inicio de su carrera, tuvo un choque con Carlos Poblete. Joaquín ha anotado 7 goles a lo largo de su carrera, todos con el Puebla y 6 de ellos han sido de cabeza.

Hoy el "Morocho" está muy cerca de conseguir un objetivo que comenzó hace casi 2 años en la Pretemporada del Puebla de Primera "A", cuando le pidió pidió a Sánchez Solá la oportunidad de regresar al futbol profesional por una situación muy particular.

"Cuando hace dos años le pedí la oportunidad a ';Chelís'; de estar en su equipo me preguntó un motivo por el que quería estar en el Puebla, le dije que lo único que se me ocurría era que quería que mis hijos me vieran jugando con el Puebla todavía, porque antes estaban muy pequeños y eso es una satisfacción para mí, aunque no sé si para ellos, porque el más chiquito ahora que me ve con mi parche en la nariz a cada rato me pregunta ¿qué te pasó, papá?", finalizó.

[mt][foto: B.Valencia/MEDIOTIEMPO]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×