Rayados ya está en la Liguilla; el Campeón, fuera

El Monterrey se plantó bien en cancha ajena y con goles de Suazo y Ordaz venció por 3-2 al Atlante, por quienes anotaron Pereyra y Cárdenas, en partido correspondiente a la Jornada 16 del Clausura...
 El Monterrey se plantó bien en cancha ajena y con goles de Suazo y Ordaz venció por 3-2 al Atlante, por quienes anotaron Pereyra y Cárdenas, en partido correspondiente a la Jornada 16 del Clausura 2008.

Agustín Cuevas | MEDIOTIEMPO26 de Abril de 2008 en el estadio Andrés Quintana Roo ante una buena entrada

  • Suazo anotó dos y llegó a 13
  • Monterrey ya está en la Liguilla
  • El Campeón Atlante no entrará a la fiesta grande

El Monterrey se plantó bien en cancha ajena y con goles de Suazo y Ordaz venció por 3-2 al Atlante, por quienes anotaron Pereyra y Cárdenas, en partido correspondiente a la Jornada 16 del Clausura 2008.

La mayor parte del juego fue dominado por el conjunto norteño, sin embargo, algunas distracciones en defensa provocaron que los de lavolpe sufrieran al final para sacar el triunfo.

Vale la pena resaltar que el chileno Humberto Suazo llegó a 13 goles en el torneo, acercándose a la posibilidad de terminar como campeón de goleo a una fecha del final de la temporada.

Con este resultado, los Rayados amarraron su pase a la Liguilla, además de que dejaron fuera de la misma al actual Campeón del futbol mexicano, el Atlante, que tras perder este duelo dijo adiós a cualquier posibilidad de entrar a la fiesta grande.

EL PARTIDO

Luego de un inicio lento de partido, Humberto Suazo se encargó de poner en acción el marcador al minuto 18. La jugada del primer gol del juego se generó por el centro del campo, donde Arellano tocó de tres dedos un balón para el atacante chileno, quien se adelantó a su marcador y tocó por arriba de Vilar, quien salió hasta el borde de su área para ver desde ahí cómo caía su meta.

La respuesta del Atlante fue tímida, sin fuerza, por lo que el Monterrey no sufrió demasiado para mantener la ventaja. Los locales no estaban tocando mal el esférico, sin embargo, sus arribos al área rival carecían de la precisión que se requiere en esa zona del campo. En tanto, los visitantes se daban tiempo de ir al frente con una buena cantidad de hombres.

El dominio del conjunto regiomontano era evidente. Aunque adelante no abrumaban a la zaga azulgrana, en medio campo eran claramente superiores, tanto que fue hasta el minuto 39 que el arquero rayado Jonathan Orozco tuvo un pequeño sobresalto, el cual fue provocado por un disparo lejano de Pereyra que se fue elevando hasta terminar pasando a varios metros del arco.

Al final delos primeros 45 minutos el marcador se volvió a mover, por lo que reflejó con mayor nitidez el buen futbol desplegado por los Rayados durante ese lapso. En una gran pared con Arellano, el actual líder de goleo del campeonato se metió al área y con poco ángulo fusiló cruzado a Vilar para poner el 0-2 al minuto 43. Sin meter las manos, Atlante se fue abajo al descanso.

Pero la que parecía una cómoda ventaja rayada pronto dejó de serlo. Cuando apenas corrían unos cuantos segundos de la parte complementaria, un centro suave y a media altura del "Hobbit" Bermúdez se convirtió en el gol del descuento para los Potros, pues Pereyra alcanzó a tocar el envío, dejando fuera de acción al portero Orozco, quien se quedó amarrado ante el remate del argentino.

El buen juego y superioridad del equipo de Lavolpe se vio un tanto golpeado por el gol en contra, sin embargo, a balón parado recuperaron la ventaja de dos tantos. Un centro de pierna derecha por parte de Luis Ernesto Pérez encontró libre a Diego Ordaz, quien se elevó cerca del área chica azulgrana y mandó el balón al fondo de las redes.

La pesada losa que significaba un 1-3 en contra no pareció afectar al Atlante, pues, con determinación, se lanzaron en busca de una nueva anotación que los acercara en el marcador. Así, el cuadro de Cancún se fue al frente, y en una jugada en la que Pereyra filtró el balón para Cárdenas desde las afueras del área, el "Chema" se quitó a su marcador con un recorte para luego definir con tranquilidad ante Orozco.

El espíritu del vigente Campeón del futbol mexicano por fin se presentó. Tras acortar la desventaja, los pupilos de José Guadalupe Cruz se fueron con ímpetu al frente, sabiendo que un resultado negativo los dejaría fuera de la Liguilla y por ende, lejos de la posibilidad de revalidar el título que consiguió en el Apertura 2007.

Tras varias modificaciones por parte de ambos técnicos, se definió cómo serían los últimos minutos del juego. Por necesidad, los locales asumieron una postura de matar o morir, jugándosela con sólo dos defensas en el fondo y todos los demás al frente, mientras que los visitantes sacaron a sus dos atacantes, metieron defensas y dejaron a Ochoa adelante.

En la recta final, Jonathan Orozco se plantó con firmeza bajo los tres palos y evitó la remontada equina con atajadas muy seguras.

EL ARBITRAJE

Sin problemas de Francisco Chacón. El silbante no tuvo inconvenientes para dirigir un partido en el que no hubo jugadas polémicas que juzgar.

[mt][Foto: J. L. López/MEXSPORT]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×