Aguascalientes vive una noche electrizante

El Victoria canta, infla el pecho, levanta las manos, salta y saluda a los gladiadores que esta noche tienen hambre de gloria, de demostrar quién es el mejor, el que merece dar el siguiente paso...
El Victoria canta, infla el pecho, levanta las manos, salta y saluda a los gladiadores que esta noche tienen hambre de gloria, de demostrar quién es el mejor, el que merece dar el siguiente paso que lo acerque a la constelación formada por los campeones d
 El Victoria canta, infla el pecho, levanta las manos, salta y saluda a los gladiadores que esta noche tienen hambre de gloria, de demostrar quién es el mejor, el que merece dar el siguiente paso que lo acerque a la constelación formada por los campeones d

Karina Xicotencatl | MEDIOTIEMPO (Enviado)                                    Estadio Victoria, 15 de Mayo de 2008, ante una buena entrada

  • Con aplausos y saludos los personajes de esta noche agradecieron la disposición de sus seguidores

El Victoria canta, infla el pecho, levanta las manos, salta y saluda a los gladiadores que esta noche tienen hambre de gloria, de demostrar quién es el mejor, el que merece dar el siguiente paso que lo acerque a la constelación formada por los campeones del futbol mexicano.

El eterno jugador número doce estuvo dispuesto desde las 18:00 horas, hizo la interminable fila para ocupar una butaca, otros menos afortunados corrieron desesperados buscando un boleto en la reventa aprovechando que es quincena ya que esta noche nadie podría perdonarse faltar a la cita.

Guerreros y Rayos saltaron a la cancha del Victoria para pisar el césped que esta noche fue adornada con tres rayos gigantes en un verde más intenso. Con aplausos y saludos los personajes de esta noche agradecieron la disposición de sus seguidores quienes en esta velada sólo piensan en morir por sus héroes desde su trinchera.

Gracias a la afición, al jugador número doce, que nunca cambia de camiseta, quien hace posible que esta noche Aguascalientes se vista de gala para disfrutar del festín propio de un partido de Cuartos de Final.

Al grito de !Viva Aguascalientes!, el balón comenzó a rodar con la esperanza de que Necaxa demostrara la inspiración para aplastar a uno de los favoritos al título del Clausura 2008, sin embargo, el sueño fue interrumpido cuando el "Hachita" Ludeña anotó el primer gol del partido.

Que nadie baje los brazos, que la porra no pare de cantar....a esto le queda mucha historia por escribir.

[mt][foto: I.Ortiz/Mexsport]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×