El recuento de los daños en Aguascalientes

No sólo quedaron en el olvido cientos de vasos que alguna vez esta noche estuvieron llenos de cerveza fría, tampoco los chicles pegados en las butacas de color rojo, ni las bolsas de frituras y...
 No sólo quedaron en el olvido cientos de vasos que alguna vez esta noche estuvieron llenos de cerveza fría, tampoco los chicles pegados en las butacas de color rojo, ni las bolsas de frituras y comida rápida que sirvieron de alfombra sobre el frío cemento

Karina Xicotencatl | MEDIOTIEMPO (Enviado)Estadio Victoria, 15 de Mayo de 2008

  • Vuoso se dedicó a repartir codazos y pellizcos

No sólo quedaron en el olvido cientos de vasos que alguna vez esta noche estuvieron llenos de cerveza fría, tampoco los chicles pegados en las butacas de color rojo, ni las bolsas de frituras y comida rápida que sirvieron de alfombra sobre el frío cemento de los pasillos del Estadio Victoria.

Esta noche también se olvidaron del magnífico toque de Daniel Ludueña, quien tras anotar el primer gol, pasó desapercibido en el área de definición de los Rayos. En el mismo dilema se encontró Matías Vuoso, quien se dedicó a repartir codazos y pellizcos en lugar de pedir el balón para hacer daño. Tan mal se vio el argentino esta noche, que tras lastimar a Barbosa recibió un mega regaño por parte del Auxiliar Técnico de Daniel Guzmán, Mauricio González, quien enfrentó a Vouso y le dijo:

"Tranquilo, tranquilo hay que tocarla" a lo que Vouso respondió moviendo las manos "Si, si, no pasa nada", y efectivamente, nada pasó, ya que también el delantero fue removido de la cancha tras su poca participación.

Mientras en la banca de Necaxa, "Chava" Reyes una y otra vez, alentaba a "Rodagol", quien dio con sus botines anaranjados corrió por lo largo y ancho de la cancha en busca de una genialidad que los enviara al frente al en el marcador.

Tras el último cambio de los Rayos, que por cierto, tuvo que ser anunciado a la antigüita ya que el moderno tablero electrócnico se descompuso, "Chava" y el "Travieso" firmaron el empate, todos estaban muy cansados, así que prefirieron meterle mucho hielo al duelo, tanto que la afición se enfrió.

Sin embargo, nadie contaba con la astucia del "Lorito" Jiménez, quien se acordó de la afición que pagó por un boleto, que gritó y movió las manos en señal de apoyo; y anotó el gol de la ventaja para los Laguneros, que esta noche tendrán mucho, pero mucho qué pensar, ya que por lo menos en los primeros 90 minutos de la serie de Cuartos de Final, quedaron lejos del subliderato que presumen bajo el escudo de su playera.

[mt][foto: M.Venegas/Mexsport]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×