Un 'Loco' acabó con la ilusión de Atlas en el Jalisco

-Sigue la Copa Santander Libertadores por Medio Tiempo
 -Sigue la Copa Santander Libertadores por Medio Tiempo

Juan Téllez | MEDIOTIEMPO (Corresponsal)Estadio Jalisco. 21 de Mayo de 2008

  • "Vamos rojinegros, que esta noche tenemos que ganar"

-Sigue la Copa Santander Libertadores por Medio Tiempo

El marco estaba hermoso, el Jalisco lleno y comprometido con la causa rojinegra, pero también mucha gente puede asistir para presenciar el momento en que un rubio utiliza el cadalso para cortar la ilusión de los tapatíos.

Martín Palermo, un jugador criticado en exceso, odiado por la mitad de Argentina, pero efectivo y letal como él solo en el área rival, mató y culminó la fiesta.

Ni el más pesimista tapatío pensaba irse al descanso perdiendo por tres goles. En esta ocasión se dio la venganza de las minorías. En el Coloso de la colonia Independencia, los que más festejaban, los que se morían por el resultado eran los menos.

De la gente del Atlas destacar varios factores. El primero la entrega. La barra 51 resignada a un año más sin poder levantar un título; no dejaba de cantar, al contrario inyectaban ánimos al resto de la tribuna: "Vamos rojinegros, que esta noche tenemos que ganar", era la tonada en todo el estadio.

El silbante chileno, Rubén Selman, expulsó a Jorge Bava y en lugar de venirse abajo la gente respondía. Sorprende y asusta la manera tan estoica en que aguantan y quieren a su Atlas.

El estadio presentaba un sobre cupo en muchos de sus sectores, y pese a los tres goles en contra, los tapatíos no se movían, ni respiraban; soñaban con un milagro, ese milagro que se les niega desde hace 57 años.

Los festejos estaban con los Xeneizes. En la parte baja sur seguían con su fiesta, con su pecho hinchado de orgullo, con sus banderas con los colores de Suecia ondeando con los aires del Jalisco, pero por más felices que estuvieran no salieron limpios.

De las graderías del estadio sonaba muy fuerte, como canción de moda "Boca, Boca chinguen a su madre. Boca, Boca, chinguen a su madre".

La Copa Santander Libertadores terminó para el Zorro. La ilusión ahí está, no se acaba ni se renueva. Se mantiene intacta, sólo se guarda unos días en lo que vuelve a comenzar un nuevo campeonato.

Soñar con un campeonato fue lindo, intenso. Movió gente hasta a Argentina, hizo que muchos se endeudaran con mucha plata para seguir a los rojinegros y todo porque un día tu papá salió del trabajo llegó a la casa y te dijo "arréglate que esta noche vamos ir a ver al Atlas".

-Sigue la Copa Santander Libertadores por Medio Tiempo

[mt][foto: V.Straffon/Mexsport]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×