Familiar y bello apoyo cementero

Si la afición suele sufrir y disfrutar en demasía las angustias de su equipo, imagínese lo que experimentan los familiares de los elementos del Cruz Azul.
 Si la afición suele sufrir y disfrutar en demasía las angustias de su equipo, imagínese lo que experimentan los familiares de los elementos del Cruz Azul.

Sergio Álvarez Reiset | MEDIOTIEMPOCiudad de México, 24 de Mayo de 2008

  • Las familias de Huiqui y Lugo juntas en el encuentro

Si la afición suele sufrir y disfrutar en demasía las angustias de su equipo, imagínese lo que experimentan los familiares de los elementos del Cruz Azul.

Son casi 11 años los que acumula La Máquina sin ser Campeón y nueve los que suma sin disputar una Final. Tal vez por ello se vivieron emociones al límite por parte de varios de los familiares cementeros.

Y peor para Ana Paula Fernández, esposa de Joel Huiqui y quien pese a la agonía del juego tuvo que enfrentar también el que su marido no estuviera en el once titular.

Otro caso sumamente especial es que experimenta la familia Lugo. Ellos llegan al estadio con todo el peso de una vida en el futbol. Y es que Gerardo Lugo padre fue una estrella del balompié nacional hace dos décadas. Incluso fue a jugar a Europa donde sufrió la lesión que lo retiró de las canchas.

Pero hoy disfruta y sufre las emociones que le da su hijo del mismo nombre. Lo mismo se altera cuando su vástago gambetea a dos jugadores de San Luis, que cuando vuela un balón por encima del arco Gladiador.

En plena antesala de la Final del Clausura 2008, una zona del graderío del Estadio Azul sufre como en ninguna otra el hambre de un título que hace casi once años no consigue la institución.

[mt][foto: S. Álvarez/MEDIOTIEMPO]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×