¡La Máquina a la Final!... Buen duelo ante formidable San Luis

En un gran partido de futbol, con ritmo, llegadas y una extraordinaria guerra táctica, Cruz Azul sufrió ante un formidable San Luis, pero logró pasar a la Final del Clausura 2008 con un 1-1 en el...
En un gran partido de futbol, con ritmo, llegadas y una extraordinaria guerra táctica, Cruz Azul sufrió ante un formidable San Luis, pero logró pasar a la Final del Clausura 2008 con un 1-1 en el juego de vuelta para llevarse la ventaja 2-1 global.
 En un gran partido de futbol, con ritmo, llegadas y una extraordinaria guerra táctica, Cruz Azul sufrió ante un formidable San Luis, pero logró pasar a la Final del Clausura 2008 con un 1-1 en el juego de vuelta para llevarse la ventaja 2-1 global.

Alberto Ramos | MEDIOTIEMPOEstadio Azul, 24 de Mayo de 2008 ante una muy buen entrada

  • Arias dio clase en el 1T; Markarián en el segundo
  • Zeballos entró y de nuevo marcó un gol clave
  • Tras 9 años, Cruz Azul llegó a una Final

En un gran partido de futbol, con ritmo, llegadas y una extraordinaria guerra táctica, Cruz Azul sufrió ante un formidable San Luis, pero logró pasar a la Final del Clausura 2008 con un 1-1 en el juego de vuelta para llevarse la ventaja 2-1 global.

Los Gladiadores fueron un rival extraordinario, que estuvo muy cerca de una hazaña y que sorprendió tácticamente a los cementeros, sobre todo después del gol de Coudet que abrió el marcador. A los potosinos no les alcanzó, pero este duelo queda como una clara muestra de que son uno de los equipos más regulares y con mejor futbol de los últimos años en México.

Después de sufrir de forma tremenda en los últimos 15 minutos de primer tiempo, Markarián también demostró su sabiduría táctica y retomó posición para el complemento. El gol de la tranquilidad lo armaron dos hombres que entraron de cambio, Vigneri y Zeballos, siendo éste último quien empujó la pelota. En los Cuartos, también Zeballos había entrado y marcado un gol clave.

Hace 9 años que La Máquina no llegaba a una Final del futbol mexicano y tanto la afición presente como los jugadores celestes lo festejaron en grande. El estadio Azul tuvo una gran entrada, pero merecía un lleno total que no se dio.

La Máquina espera rival de entre Santos y Monterrey, en un duelo que va 1-1 y que verá este domingo su definición en el Estadio Corona.

EL PARTIDO

Las sorpresas en este duelo empezaron antes del silbatazo inicial, pues Raúl Arias dejó en la banca a los dos Moreno, Tressor y Alfredo, para plantar un sistema fuerte y dinámico en el medio campo, con Israel Martínez como lateral volante por derecha, Marcelo Guerrero trabajando como segundo delantero y Piriz en punta.

Parecía La Máquina arrancar ligeramente mejor; incluso al 4’, Miguel Sabah hizo el primer disparo del partido desde la izquierda del área que pasó por un lado, sin embargo, para el minuto 10 los potosinos habían equilibrado y comenzaron a tener peligrosos arribos.

Así, al 11’ un centro de Braulio desde la izquierda trajo gran peligro en el arco de Yosgart. El balón fue a segundo poste donde Guerrero le ganó a Chávez y remató en el área chica, pero por un costado del arco cuando parecía tener todo para anotar. La Máquina respondió un minuto después con un balazo de Bonet desde la esquina derecha del área grande que pasó apenas arriba del ángulo.

El juego entonces se puso muy intenso, parejo y la pelota se bamboleaba en ambas áreas. Pero el mérito comenzó a ser de los visitantes, ya que comenzaron a echar muy atrás a Torrado y Coudet tuvo todo el espacio para ordenar el juego; esto se fue dando poco a poco, casi sin darnos cuenta, pero de golpe y porrazo, cuando Markarián volteó, ya le habían ganado todo el medio sector.

Al 27’, un contragolpe que el "Jagger" terminó con un disparo demasiado cruzado desde la derecha del área cuando parecía caer el gol. Fue un aviso…

Un tiro libre al 31’ abrió la pizarra para San Luis. Coudet cobró de forma muy inteligente, previendo que la barrera iba a saltar y pasó la pelota por debajo. Un ligero desvío provocó que Yosgart no alcanzara a sacar el esférico que entró al rincón a la izquierda del portero cementero para el 0-1 (2-2 global). San Luis estaba a uno de la hazaña.

La Máquina intentó reaccionar de inmediato al frente, pero pecó de emocional y se desordenó feo, dejando que los potosinos se hicieran dueños absolutos de los últimos 15 minutos en los que acosaron el arco de Yosgart.

Al 33’, el "Catita" salvó a Cruz Azul con una gran barrida cuando Piriz disparaba en la izquierda del área. Dos minutos después vino un disparo de Olmedo a las manos de Yosgart, pero cuando los cementeros realmente sintieron un sudor frío recorrer su frente fue al 42’, con una dramática jugada se quedó a milímetros de convertirse en el segundo gol.

Fue una acción en la que Guerrero le ganó la pelota a Chávez cerca de la media luna y tras un par de rebotes, queda bombeada en el área. Yosgart salió para despejar de puños entre tres hombres, pero lo hizo débil y de nuevo un nuevo rebote mandó la pelota de forma angustiante a pegar en el travesaño para picar ligeramente afuera; aún Piriz intentó meterla en el área chica entre dos defensas, pero la voló al quedar incómodo.

Aunque Cruz Azul metió a Zeballos y Andrade por Lugo y Chávez buscando retomar la forma ante el entusiasta San Luis, para el arranque de la segunda mitad fue Mario Pérez el que reactivó las emociones con un disparo desde fuera del área al 47’, que Yosgart rechazó a dos manos.

Sabah respondió al 51’ con un arribo por izquierda en el que intentó tocar para Zeballos, pero Adrián Martínez salió y cortó el envío. Tres minutos después Zeballos intentó un disparo en la izquierda del área que cortó la zaga y al 54’, un gran pase de Torrado dejó a Villaluz en la derecha para sacar un centro que no fue bueno, pero La Máquina retomaba potencia pero aún con mucho trabajo en zona baja.

Markarián y sus jugadores recuperaron la posición en el campo y el juego otra vez fue de ida y vuelta, con opciones para cualquiera. Tanto que al 63’, Guerrero se metió al área por la derecha pasando entre dos marcadores y sacó un punterazo que buscaba el ángulo, pero la pelota salió muy cerca de Yosgart que alcanzó a desviar con un manotazo de 10 puntos.

Sin convertirse en claro dominador, ya La Máquina jugaba mejor y parecía más cerca del gol; había más triangulaciones en el último tercio del campo, Villaluz aparecía ofensivamente y Zeballos le metió rapidez a las jugadas en el área. Pero dejemos claro que San Luis nunca dejó de llegar y no dio respiro a la zaga celeste.

Raúl Arias preparó entonces el cierre de un juego que iba para él, conforme a lo planeado. Al 67’ entró Alfredo Moreno por Piriz, intentando meter el gol de la diferencia para los potosinos y unos cinco minutos después, al ver que su medio campo cedía drásticamente, sacó a Marcelo Guerrero para el ingreso del "Tavo" Valdez. Sin embargo, fue demasiado tarde y el "Chango" no pudo alebrestar el ataque potosino.

El paraguayo Zeballos siguió con sus diabluras. Al 73’ sacó un disparo que pasó muy cerca del arco de Martínez en una jugada en la que Sabah se había botado a la izquierda para sacar un centro que Villaluz bajó en el área. Markarián de nuevo reaccionó bien, pues si alguien iba a estar entrando por izquierda, era preferible que fuera un especialista a que lo hiciera un "9" botándose, por lo que sacó a Sabah para el ingreso de Vigneri. Y vaya que le funcionó.

Al 78’, los dos cambios de Markarián hicieron el gol que definió este angustiante partido. Vigneri tomó la pelota por izquierda y sacó un formidable centro, a media altura y con buena potencia, poniendo la pelota adelante del central para la llegada a segundo poste de Zeballos que tocó suave y mandó la pelota a las redes pegada al poste a la izquierda de Martínez; fue el 1-1 (2-1 global) que ponía a los potosinos de nuevo a dos del boleto.

El gol definió el juego. San Luis había dado un gran duelo pero ya no le alcanzaría. De todas maneras, al 86 una gran media vuelta del "Chango" Moreno sirvió para que Yosgart hiciera un gran lance; dejara totalmente atrás el titubeo en el primer gol y acabara el partido ovacionado por la afición.

El juego acabó de forma extraña, pues en la última jugada Zeballos arrancó solo ante Martínez, por lo que García Arias tuvo que detenerlo con falta, ganándose la roja. Sin cobrarse el tiro libre, Marco Rodríguez pitó el final e hizo reventar el estadio Azul como hace 9 años no lo hacía: festejando el pase a una Final.

ARBITRAJE

Bueno a secas de Marco Antonio Rodríguez, que estuvo atento y concentrado todo el cotejo, pero fue en extremo rigorista en la expulsión de Israel Martínez. Esta exageración se dio ya que el duelo estaba virtualmente definido. Bien en la roja a García Arias.

[mt][foto: H.Carbajal/MEXSPORT]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×