Una tarde de grandes apuestas en el Azul

Media docena de niños vestidos con la playera azul gritaban despesperados: ¿A qué hora bajamos a la cancha?, ¿si vamos a bajar? ¿estás segura?. Era imposible no escuchar las voces de los infantes...
Media docena de niños vestidos con la playera azul gritaban despesperados: ¿A qué hora bajamos a la cancha?, ¿si vamos a bajar? ¿estás segura?. Era imposible no escuchar las voces de los infantes quienes intentaban escaparse de la mirada del adulto que le
 Media docena de niños vestidos con la playera azul gritaban despesperados: ¿A qué hora bajamos a la cancha?, ¿si vamos a bajar? ¿estás segura?. Era imposible no escuchar las voces de los infantes quienes intentaban escaparse de la mirada del adulto que le

Karina Xicotencatl | MEDIOTIEMPOEstadio Azul, 24 de Mayo de 2008

  • Xóchil Gálvez apostó la contrucción de un aula con el Gobernador de San Luis

Media docena de niños vestidos con la playera azul gritaban despesperados: ¿A qué hora bajamos a la cancha?, ¿si vamos a bajar? ¿estás segura?. Era imposible no escuchar las voces de los infantes quienes intentaban escaparse de la mirada del adulto que les acompañaba para asomar un poco la nariz al terreno de juego antes de que el duelo de futbol comenzara.

Entre el túnel 1 y 2 del inmueble celeste y rodeada de los pequeños apareció la figura de Xóchil Gálvez, quien buscaba en una bolsa de mano los boletos que indicaban el asiento que debería de ocupar con sus pequeños acopañantes para disfrutar de la Semifinal entre Cruz Azul y San Luis.

Gálvez, quien formó parte del Gabinete de Vicente Fox, dejó esta tarde la política por el futbol. Llegó como buena seguidora enfundada en unos jeans con la playera oficial del equipo de La Noria, al cual confesó que desde pequeña le prometió fidelidad y que, de vez en cuando, logra escaparse de las presiones del trabajo para ver a su equipo jugar por televisión.

"Pocas veces tengo la oportunidad de estar aquí, pero hoy, dejé de lado el trabajo y me dediqué todo el día al futbol, por la mañana acompañé a mi hijo Juan Pablo a su partido, por cierto, les aseguro que es muy bueno y que dentro de algunos años será una gran estrella, como Villaluz (risas). Estoy feliz de estar aquí porque existe un doble propósito, que Cruz Azul llegue a la Final y que el Gobernador de San Luis Potosí, construya un aula para la educación en ese Estado. Claro, si yo pierdo, me tocaría construirla en Pachuca, Hidalgo, pero seguramente mi equipo ganará", indicó Gálvez.

Acompañada de su hijo Juan Pablo de 11 años y de los amigos del la Escuela de Futbol de Cruz Azul, Gálvez se dio tiempo para bajar a la cancha para saludar a los jugadores de mano y tomarse la foto del recuerdo. Minutos después se sentó justo detrás de la banca del equipo local, armó a sus acompañantes de papas y refrescos y se dispuso a disfrutar, no sin antes dar el pronóstico de esta tarde: Cruz Azul 2-0 San Luis, los goles de Miguel Sabah y Pablo Zeballos.

Con porras de ¡Azul, Azul!, los chicos levantaron las manos para la ola y corearon el ¡Olé, olé, Azul!, al instante en que el paraguayo Pablo Zeballos anotara el gol de la ventaja que mató a los potosinos y que garantizó el pago del Gobernador Marcelo de los Santos Fraga, ya que hay que recordar que las deudas de juego son deudas de honor.

[mt][foto: K.Xicotencatl/MEDIOTIEMPO]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×