¡Casi un milagro!... Santos a la Final con gol al 93´

De último minuto y con gran dramatismo, Santos Laguna logró empatar 2-2 (3-3 global) con Monterrey, y disputará la Final del Clausura 2008 ante Cruz Azul gracias a su mejor posición en la tabla...
De último minuto y con gran dramatismo, Santos Laguna logró empatar 2-2 (3-3 global) con Monterrey, y disputará la Final del Clausura 2008 ante Cruz Azul gracias a su mejor posición en la tabla general.
 De último minuto y con gran dramatismo, Santos Laguna logró empatar 2-2 (3-3 global) con Monterrey, y disputará la Final del Clausura 2008 ante Cruz Azul gracias a su mejor posición en la tabla general.

Héctor Cruz | MEDIOTIEMPOEstadio Corona, 25 de Mayo de 2008, ante un lleno

  • Rayados dio un gran partido e iba ganando 0-2
  • El portero Orozco hizo grandes atajadas pero colaboró en los goles
  • Desde Verano 2001 cuando se coronaban, no jugaban una Final

De último minuto y con gran dramatismo, Santos Laguna logró empatar 2-2 (3-3 global) con Monterrey, y disputará la Final del Clausura 2008 ante Cruz Azul gracias a su mejor posición en la tabla general.

Fue un juego sufrido para los de La Comarca, donde estuvieron abajo en el marcador 0-2, pero con base en el esfuerzo colectivo, y en el ímpetu de su grupo lograron emparejar las acciones en tiempo de reposición, y el haber sido segundos generales les valió para echar a los dirigidos por Ricardo La Volpe que dieron un partido excepcional.

Monterrey sorprendió con su alineación inicial, ya que La Volpe ubicó a Carlos Ochoa como un lateral derecho, a William Paredes como medio extremo, dejando a Erviti como latera y en la banca quedó Arévalo. Luego de un primer tiempo muy parejo, el veterano Jared Borgetti abrió el marcador al 53';, con un tiro cruzado dentro del área, mientras que el chileno Humberto Suazo puso el 0-2, al 63';, al culminar una jugada del "Chícharo" González.

Cuando parecía que La Volpe le ganaría en la táctica a Daniel Guzmán, la lucha de equipo por parte de los locales abrió las esperanzas, y con un gol de Vuoso de cabeza al 77';, acortaron 1-2.

Monterrey iba todo bien, pero al plantarse en el contragolpe en los últimos minutos, acabó perdiendo el duelo en tiempo de compensación. Un par de malas salida del portero Jonathan Orozco, que había sido la gran figura del juego, trajeron los goles laguneros. Ambas en jugadas aéreas.

Con este empate que podría ser considerado milagroso, Santos superó las Semifinales con las uñas dando un paso más que el torneo pasado y ahora disputará el campeonato contra Cruz Azul. Aunque en esta instancia ya no cuenta la mejor posición en la tabla, tendrá la ventaja de cerrar en casa.

Santos no jugaba una Final desde el Verano 2001 cuando se coronó bajo el mando de Fernando Quirarte, derrotando a Pachuca y llegando también como segundo general.

EL PARTIDO

Como era de esperarse y bajo 44 grados centígrados de temperatura, el duelo comenzó cerrado, sin espacios, pero con un Santos con mayor iniciativa, ante un Monterrey que salió con mucha gente de ataque para buscar el triunfo: Carlos Ochoa (como lateral derecho engañoso), Humberto Suazo, y Jared Borgetti.

De manera temprana, Santos estuvo muy cerca de abrir el marcador al minuto 3, a través de la pelota parada, cuando Ortiz remató dentro del área un centro de Emmanuel Ludueña, pero su testarazo pasó apenas desviado.

A Monterrey le costó trabajo comenzar a generar ataques, no logró contener la pelota en el medio campo; eso fue aprovechado por Santos para abrirse más espacios y generar algunas aproximaciones que contuvo la zaga, o bien, el portero Jonathan Orozco, quien al igual que en el juego de ida tuvo algunas intervenciones precisas y parecía erigirse como la gran figura.

Como al 17';, cuando el "Hachita" cobró una falta por el callejón izquierdo, su disparo fue muy cerrado, y de la línea prácticamente el guardameta rayado envió a córner, posteriormente, al 22';, el mismo Orozco le quitó una clara a Ortiz, cuando el argentino remató nuevamente de cabeza abajo y el portero desvió el balón, del mismo modo resolvió un disparo desde fuera del área del "Lorito" Jiménez que estuvo a punto de ser gol.

Al tener tanta gente ofensiva, Monterrey recurrió a las faltas sistemáticas cuando perdían la pelota para evitar que Santos los tomara mal parados, de esta manera los visitantes lograban acomodarse en su propio terreno.

Al 34';, el silbante Mauricio Morales detuvo el juego para que los elementos de ambos equipos se refrescaran y los últimos minutos de la primera mitad crecieron en intensidad con un tiro de Erviti a las manos de Oswaldo Sánchez al 42';, y un riflazo de Borgetti desde fuera del área al 45 que se fue por arriba.

Sin embargo, en el cierre del 1T Santos estuvo cerca del gol. Benítez desbordó por derecha al 45+2';, entró al área y remató dentro del área, pero desvió Orozco; nuevamente la pelota le quedó a Santos para un contrarremate de cabeza del "Hachita", pero el portero regiomontano logró desviarlo de nueva cuenta. Por último, al 45+3';, Vuoso entró al area y el guardameta regio salió para taparle la acción arriesgando el físico.

Para el segundo tiempo La Volpe volvió a mover sus piezas. Ya al 16';, había tenido que sacar al zaguero Felipe Baloy quien se lesionó en el muslo, para ingresar a Paulo Serafín, pero ahora ingresó a José Joel González, por William Paredes.

De esta forma, el "Chícharo" ocupó la lateral derecha para que Carlos Ochoa se adelantara. El cambio le funcionó a la perfección, ya que al 53';, el ex atlantista mandó un centro al corazón del área, Figueroa se pasó en su intento de cortar y Borgetti controló y disparó, la zaga tapó el disparo en primera instancia pero en una segunda acción, ya sin nadie que le estorbara, cruzó a la izquierda de Oswaldo para el 0-1.

Un minuto después, Benítez tuvo la opción de emparejar los cartones, pero dentro del área chica malogró un centro de Vuoso por derecha, al echarlo por la línea final en un grave error.

Santos siguió insistiendo, con cierta profundidad, pero el guardameta Orozco seguía camino a erigirse como la figura del encuentro, al 59';, el ecuatoriano Benítez nuevamente logró contactar con la testa, pero el portero contuvo.

Ya con Santos volcado al frente, al 61';, "Lorito" Jiménez debordó por derecha, y mandó un centro que Vuoso bajó para Ludueña, éste remató desde el manchón penal abajo a la derecha, pero tapó Orozco formidable, todavía Vuoso trató de contrarrematar, pero ya estaba en fuera del lugar.

Ante el desconcierto del rival, Monterrey intentaba tomar la pelota y manejarla en territorio rival para aguantar con ella en los pies, pero también explotaba los contragolpes. Nuevamente en los botines del "Chícharo" llegó la jugada planeada ya que desbordó por derecha llegó a línea de fondo, dio la vuelta y mandó un centro retrasado para Suazo, quien dentro del área disparó cruzado a la derecha de Oswaldo, quien nada pudo hacer para evitar el 0-2 al 63';.

Guzmán decidió que era momento para mover sus piezas o quedarse por segundo torneo consecutivo en la antesala de la Final, y sacó al "Lorito" Jiménez para ingresar a Paco Torres tratando de renovar el medio campo.

Santos siguió teniendo el balón, intentando ir al frente ya un poco angustiado y con la sombra de la eliminación acosándolos. Al 77'; revivió cuando Estrada mandó un centro pasado que casi en la línea final remató hacia la portería, en la línea la zaga tapó el disparo pero el balón quedó a la deriva y Vuoso lo remató para acortar distancias 1-2.

Monterrey comenzó a ceder en la posesión de la pelota y buscaba más el contragolpe. Sacó a Humberto Suazo e ingresó a un contención, Egidio Arévalo, pero no pudo con la embestida santista, al 42';, Castillo ingresó por izquierda, en una jugada individual, pero su tiro se fue por arriba.

El árbitro decretó que se repondrían 5 minutos más; algo adecuado por el espacio que se tomó para que los jugadores se hidrataran, lo que abrió las esperanzas santistas de poder empatar. Al 45+3';, Jonathan Orozco salió a intentar cortar un centro difícil entre un rival y un compañero, alcanzó a tocar el esférico pero lo dejó a merced de Fernado Arce, que todo pulmón y todo corazón, cabeceó potente aún con el portero regiomontano encima y mandó la pelota a las redes, para poner el 2-2 de alarido y darle el pase a su equipo a la Final prácticamente con un milagro.

ARBITRAJE

Buen trabajo de Mauricio Morales, quien estuvo cerca de las acciones, Se le puede reprochar que dejó cortar el juego como sistema a Monterrey. Bien en las decisiones importantes.

[mt][foto: E.Quintana/MEXSPORT]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×