'¡Volveremos otra vez, a ser campeones como en el 96!', cantan aficionados...

Isidro Isauro Torres Aguayo tuvo que tejer un buen número de pulseras y tocar muchas horas el saxofón acompañado de sus amigos por las calles de Torreón para pagarse el viaje a la Ciudad de...
Isidro Isauro Torres Aguayo tuvo que tejer un buen número de pulseras y tocar muchas horas el saxofón acompañado de sus amigos por las calles de Torreón para pagarse el viaje a la Ciudad de México, ya que el tiempo que le invierte a sus estudios
 Isidro Isauro Torres Aguayo tuvo que tejer un buen número de pulseras y tocar muchas horas el saxofón acompañado de sus amigos por las calles de Torreón para pagarse el viaje a la Ciudad de México, ya que el tiempo que le invierte a sus estudios

Karina Xicotencatl | MEDIOTIEMPOEstadio Azul, 29 de Mayo de 2008

  • Borgetti sigue siendo un gran ídolo

Isidro Isauro Torres Aguayo tuvo que tejer un buen número de pulseras y tocar muchas horas el saxofón acompañado de sus amigos por las calles de Torreón para pagarse el viaje a la Ciudad de México, ya que el tiempo que le invierte a sus estudios en la Facultad de Política y Sociales en la Universidad de Coahuila no le permite tener un trabajo fijo.

Isidro no supo quién, ni de que forma, llevó el ansiado boleto a sus manos para entrar esta noche al Estadio Azul, sin embargo, lo agradece ya que así podrá continuar con la tradición familiar como hincha de Santos.

"Salimos ayer a las 12 de la noche de Torreón y llegamos hoy por la tarde, venimos en camiones, salimos como 33 y aguantamos 13 horas (otros hicieron 16) de viaje aproximadamente. En esta ocasión me gasté como 500 pesos y eso porque estoy en la porra, para los que no están fue un poco más caro. Yo tuve que juntar un rato el dinero, haciendo pulseras, yo toco el saxofón en la calle con mis compañeros que tocan la guitarra, de ahí fue saliendo para venir acá con toda la banda, con toda mi familia.

"Desde los tres años acompañaba a mi papá a los estadios, él fue uno de los precursores de porras allá en Torreón y siempre me llevaba con él a los viajes, esta es mi décima Final, cinco las viví en Torreón y las otras fuera. Para mí el mejor jugador, el ídolo siempre será Jared Borgetti, no importa que ya no esté, dejó un vacío que no se ha llenado y en Torreón somos muy fieles con él, a pesar de que casi nos dejaba fuera la semana pasada".

Una afición fiel para un equipo agradecido, así lo señaló Isidro quien ha recibido siempre un trato excelente de sus ídolos durante los entrenamientos, concentraciones y partidos en los que la porra está presente.

"Esta temporada hubo mucha unión entre las porras y el equipo, nos ha dado su tiempo, convivios, nos da playeras, nos trata bien y por ello somos incondicionales con ellos, vamos a todos lados no importa la distancia o la situación. La filosofía de toda la porra es seguirlos pase lo que pase".

[mt][foto: K.Xicotencatl/MEDIOTIEMPO]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×