Santos 1 - 1 Cruz Azul

Santos Laguna logró su tercera estrella al coronarse Campeón del Clausura 2008, empatando dramáticamente 1-1 en el juego de vuelta de la Final, pero logrando la ventaja con un 3-2 global ante su...
 Santos Laguna logró su tercera estrella al coronarse Campeón del Clausura 2008, empatando dramáticamente 1-1 en el juego de vuelta de la Final, pero logrando la ventaja con un 3-2 global ante su afición y bajo una temperatura de más de 40 grados.

¡SANTOS CAMPEÓN!CLAUSURA 2008

Walter González | MEDIOTIEMPOEstadio Corona, 1 de Junio de 2008 ante un lleno total

  • Golazo de Ludueña fue clave cuando Cruz Azul era claro dominador
  • La Máquina tuvo mucho tiempo la pelota, pero no tanta profundidad
  • Gol de Lozano, le metió dramatismo al cierre

Santos Laguna logró su tercera estrella al coronarse Campeón del Clausura 2008, empatando dramáticamente 1-1 en el juego de vuelta de la Final, pero logrando la ventaja con un 3-2 global ante su afición y bajo una temperatura de más de 40 grados.

Este título del equipo de Torreón llega luego de que fueron el mejor equipo de la Temporada 2007-2008, terminando Superlíder en el Apertura 2007 con 38 puntos y segundo general del Clausura 2008 con 31 unidades para un total de 69 puntos y 76 goles anotados. Con ello logra un punto culminante de la era de Daniel Guzmán que tomó a los laguneros peleando el descenso y los llevó a lo más alto.

Cruz Azul fue un dignísimo rival, tuvo la pelota largos lapsos del partido, pero Ludueña le anotó un golazo cuando mejor jugaban al minuto 16’ y luego le costó mucho trabajo tener profundidad. Sin embargo, lograron un gol al 82’ y estuvieron cerca de hacer un milagro y obligar al alargue.

ASÍ SE PARARON

Santos presentó su alineación esperada con Oswaldo, "Guti" en la lateral derecha, Ortiz y Figueroa en la central, Castillo por la lateral izquierda. En la contención el "Chato" Rodríguez y el "Lorito" Jiménez; más adelante Arce para dejar a Ludueña suelto en todo el territorio rival y como unas puntas muy dinámicas, Vuoso y Benítez.

En tanto, Cruz Azul hizo un ajuste con relación a la ida para tener más fuelle en el medio campo alineando a Lugo en lugar de Andrade y Markarián regresó a Sabah a la titularidad en lugar de Zeballos. Así, iniciaron con Yosgart, Bonet por la lateral derecha, Beltrán y "Catita" Domínguez en la central y Jaime Lozano por la lateral izquierda. En la contención Torrado y Riveros, Lugo como mediocampista por derecha pero con cierta rotación, Villaluz llegando de preferencia por el centro pero más atrasado, para dejar a Vigneri como un segundo delantero y a Sabah en punta.

EL PARTIDO

Cruz Azul arrancó con entusiasmo y buen futbol. Le apretó la salida a Santos y le logró quitar la pelota rápidamente. Con dos jugadas que se quedaron al borde de ser peligrosas, los cementeros lograron enfriar un poco a la afición lagunera que, sin dejar de apoyar, cayó en el nerviosismo.

Las más importantes de la visita en ese buen arranque corrieron a cargo de Gerardo Lugo, que se le estaba metiendo a las espaldas a los contenciones. La primera fue al 7’ cuando Lugo disparó suave de zurda y aunque el rebote de la zaga le cayó a Vigneri, todo quedó en un tiro-centro raso y potente, que despejó de nuevo la defensa.

La segunda, llegó al 10’, cuando de nuevo Lugo recibió en el borde del área pero ahora más cargado a la izquierda, se alcanzó a quitar a Ortiz pero de nuevo le quedó la pelota a la zurda y la acaba volando.

Esas dos acciones y muchos tiros de esquina estaban siendo el saldo del buen inicio celeste, porque cuando mejor jugaba Cruz Azul, cuando Markarián estaba poniendo en predicamentos a Guzmán, ahí apareció el talento individual de los laguneros que en su primer disparo a gol, lograron abrir el marcador.

Al 16’, Castillo se metió al área a velocidad por la izquierda y aunque el "Catita" le alcanzó a quitar la pelota, el rebote quedó mansito en los pies de Ludueña en el borde del área. El "Hachita", con mucho espacio, controló y le pegó excelso al esférico para poner la pelota en el ángulo a la izquierda de Yosgart, marcando un golazo y poniendo el 1-0 (3-1 global).

Con el gol el partido no cambió mucho. Cruz Azul mantuvo por unos 15 ó 20 minutos más su buena posesión de la pelota y Santos se lo tomaba con calma. Para su desgracia los celestes también mantuvieron esa falta de remate final de peligro. Por ahí al 25’, La Máquina armó una buena jugada cuando Villaluz tocó para Riveros que fue con todo por la pelota pero Oswaldo le tapó con un achique valiente.

Los laguneros con el paso del tiempo lograron ir equilibrando la posesión de la pelota, hasta acabar el primer tiempo ya teniéndola más que el visitante. Al 29’, Ludueña cobró raso un tiro libre sorprendiendo a la barrera que saltó, pero Yosgart atrapó con dramatismo sobre la línea de gol, a la altura del rincón sobre su izquierda.

Los cementeros tuvieron una acción que podría haberlos metido con todo al juego. Al 37’, Sabah controló la pelota en el área con el pecho y dio una rápida media vuelta para sacar un disparo raso, pero Oswaldo con gran reacción atrapó sobre su derecha. Era difícil responder ante el rápido disparo, pero más difícil era quedarse con la pelota pues Villaluz estaba ya a medio metro esperando el rebote.

Ya con el dominio de la pelota, Santos tuvo dos jugadas más antes de irse al descanso. Primero al 42’, Ludueña sorprendió con un centro rápido en tiro libre desde la izquierda que el "Lorito" peinó a primer poste, la pelota se iba a incrustar en el rincón más lejano, pero Yosgart evitó la anotación con un manotazo espectacular; el rebote todavía lo tomó Benítez que rápido se dio la media vuelta, pero voló el esférico. La otra buena opción fue al 45+2’ cuando Castillo armó un contragolpe, filtró para Vuoso que a su vez llegó a línea de fondo por izquierda y centró raso; parecía que Ludueña fusilaba pero abanicó. Sin embargo, la pelota quedó suelta y la cayó al "Guti" quien de nuevo tenía todo para marcar, pero voló su derechazo.

Para la parte complementaria Markarián sacó a Vigneri quien corrió mucho y obtuvo poco, para el ingreso de Zeballos. Todo se reanudó tranquilito, al menos hasta el minuto 50 cuando Villaluz sacó un disparo raso y Oswaldo tuvo que sacar la pelota del rincón a su derecha, aunque en el lance se acabó dando un buen golpe en la cabeza con el poste. Dos minutos después, de nuevo Villaluz armó una buena acción al llegar a línea de fondo por izquierda, centró bien, pero cuando Sabah disparó, Ortiz se le plantó para tapar el esférico.

De nuevo La Máquina comenzó a controlar el esférico. El desgaste era mucho, por lo tanto el cambio de ritmo prácticamente no existía. Cayó mucho el juego, Santos aguantaba sin problemas a sabiendas que tarde o temprano encontrarían espacios, mientras a Cruz Azul no le alcanzaba para generar verdadero peligro. Para el minuto 63’, Ludueña le recordó a todos que el partido estaba a un contragolpe de sentenciarse definitivamente, cuando disparó a centímetros del palo a la izquierda de Yosgart.

Vinieron los cambios. Guzmán que ya había sacado al "Lorito" por Paco Torres, sacó a Vuoso y a Ludueña que jugaron tocados y metió a Osmar Mares y Oribe Peralta. En tanto, Markarián ya había sacado a Lugo y a Bonet para meter a sus dos opciones al frente, Andrade y Jair García.

Por un momento, el bache en que cayó el partido hacía pensar que ya Santos pasaría sin mayores exabruptos el final del juego, pero realmente La Máquina se había guardado algo para los últimos minutos, logrando cerrar esta Final metiéndole dramatismo y quedándose al filo de una hombrada.

Los contragolpes verdes habían quedado ya todos en pies de Benítez. Al 77’ el ecuatoriano arrancó solo ante Yosgart pero su disparo cruzado pegó en el poste y dramáticamente se paseó por todo el frente del arco sin entrar. Pocos minutos después, Cruz Azul lograría el empate y acercarse en el global.

Fue al 82’. Un centro de Torrado desde la izquierda en un tiro libre le permitió a Lozano rematar con el muslo y de espaldas para vencer el arco de Oswaldo poniendo el 1-1 (3-2 global) y regalándonos un cierre tremendo, con cinco minutos de compensación que por un desperfecto en el banderín del medio campo, se convirtieron casi en siete.

Benítez seguía queriendo matar. Al 83’ disparó a las manos de Yosgart y al 92’ voló un disparo potentísimo atrasito del punto penal. En tanto, La Máquina en el minuto 95’ pudo soñar con una dramática jugada en el área en la que Zeballos disparó dos veces en el área, pero en ambas su disparo raso fue despejado con nerviosismo por la zaga en el área chica.

No hubo más. Santos se coronó Campeón del Clausura 2008 en la gran era de Daniel Guzmán como técnico, que empezó peleando el descenso y luego se convirtió en el mejor equipo de la Temporada 2007-2008, siendo Superlíder en el Apertura y segundo general en el Clausura.

Cruz Azul fue un digno rival, con mucha entrega, lucha sin cuartel y un futuro promisorio si se le da continuidad a este gran proyecto que ha logrado establecer el técnico Sergio Markarián.

ARBITRAJE

Irreprochable de Armando Archundia. No tuvo decisiones polémicas, supo llevar el juego con la conciencia de que era una Final y nunca fue recriminado por los jugadores. Tacaño pero parejo con las tarjetas, con un criterio amplio.

[mt][foto: C.Palma/MEXSPORT]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×