Cine y futbol; Carlos Cuarón estuvo en Cáscaras Literarias

Guionista, Director, futbolista frustrado y cruzazulino alicaído. Esa es la descripción hecha por Marcial Fernández, conductor de Cáscaras Literarias, sobre el invitado del pasado lunes, el...
 Guionista, Director, futbolista frustrado y cruzazulino alicaído. Esa es la descripción hecha por Marcial Fernández, conductor de Cáscaras Literarias, sobre el invitado del pasado lunes, el cineasta Carlos Cuarón.

Fernando Ruiz Moffat | Medio TiempoMéxico DF a 4 de Junio de 2008

  • El cineasta habló de su último proyecto cinematográfico
  • Cuarón criticó la poca trascendencia del Cruz Azul de sus amores

Guionista, Director, futbolista frustrado y cruzazulino alicaído. Esa es la descripción hecha por Marcial Fernández, conductor de Cáscaras Literarias, sobre el invitado del pasado lunes, el cineasta Carlos Cuarón.

Coincidencia o no, la invitación hecha a Cuarón para estar en la cabina de MT Radio lo obligó a hablar del equipo de sus amores, del ánimo tras el subcampeonato, de la fuerza del Club y su afición. También, en esta cáscara con Carlos, hablamos de su proyecto "Rudo y Cursi", película dirigida por él en la que participan Diego Luna y Gael García Bernal.

La derrota del fin de semana fue dolorosa, pero no tanto como lo ha sido una historia de fracasos, según Cuarón.

"Ser ‘Chemo’ es también como ser bipolar, hay algo de eso. Es difícil ser aficionado a un equipo como Cruz Azul, que tuvo un momento brillante en los 70´s y principios de los 80´s y que después se apagó. El campeonato ese que ganó Hermosillo es como el campeonato que el América le ganó al Necaxa, si lo cuentas es ridículo".

Diego García del Gállego preguntó al invitado sobre aquél campeonato ganado por los cementeros en el torneo Invierno 1997:

- Ese, el del penalti épico, ensangrentado. Del que Cristopher Domínguez escribió, del que Luis Ignacio Helguera (qepd) escribió, ¿no cuenta?

Pues es que no me parece épico. Por un lado una locura de Comizzo y por otro lado un regalo. Luego la oportunidad para que Hermosillo se llenara de gloria merecida o inmerecidamente.

- Pero a ver, veamos. Todavía la FIFA dejaba jugar con sangre, que tiene su chiste. Hermosillo, unos años antes, no había querido tirar un penalti contra los Pumas en el Azteca. Lo tiró Zamora, lo paró Campos y el ‘Lupillo’ Castañeda fue el que la metió y eliminó a los Pumas… es como esa cosa cinematográfica de ahora de ‘es tu revancha’… no sé.

¿Cinematográfica? Es como súper cursi. La ‘revancha’, órale. A mí lo que me pasó es que fue una Final tan sorda, tan cerrada, tan sin chiste que fue sólo eso, una tontería de Comizzo.

Carlos Cuarón, quien milita en el Sahara Español de la Liga del Adecmac, en el Ajusco, es un fanático del buen futbol. Tanto que su última película, "Rudo y Cursi", protagonizada por Gael García Bernal y Diego Luna, gira en torno a la vida de dos hermanos que militan en una liga de futbol amateur en un escondido campo del Pacífico mexicano. Gael y Diego saben lo que es jugar en una liga similar, pues también son parte de la nutrida liga del Ajusco.

"Son jugadores muy distintos. En la película Diego hace el papel de un portero y Gael de un delantero. En la vida real, Diego es delantero y Gael juega la media y la lateral, aunque cuando hemos jugado contra ellos lo han puesto arriba, justamente porque estábamos a punto de empezar a filmar y él quería empezar a habituarse. Estuvo con entrenadores de a "de veras", quería encancharse y como son equipos de amigos le dieron chance", recalcó Cuarón.Para esta película, que se estrenará hacia diciembre de este año, Carlos tuvo que empaparse del trabajo de un equipo profesional, consiguiendo meterse en el vestidor del América de Luis Fernando Tena, cuando se preparaban justamente para enfrentar al Cruz Azul.

Cuarón se emocionó con la experiencia obtenida en el Azteca. "Me tocó ver a Islas, el auxiliar del ‘Flaco’ Tena programando a los jugadores, como diciéndoles sus asignaturas, nombrando al jugador y con quién iría en el partido, como si fuera un mantra, no lo dejaba de repetir. Mientras los jugadores sustitutos iban pasando, dando abrazos a los titulares motivándolos. Luego hubo un silencio, habló el ‘Flaco’, luego Cañedo, después Azcárraga y al final Alfredo Tena, que empezó a dar de golpes a una lámina. Se vio ahí quién era el que motivaba adentro. A lo mejor en ese equipo Alfredo era el que motivaba, el que armaba el escándalo, gritando ‘¡vamos, vamos!’. Y salieron precisamente a un partido contra Cruz Azul. Fue un 0-0 guarumero", señaló el Director.

Escucha los dos podcasts de Cáscaras Literarias con Carlos Cuarón (http://www.mediotiempo.com/podcast/index.php?cual=cascaras_literarias)

[mt][foto: Mexsport]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×