Marino Regresa a Tigres sin miedo a que sigan los abucheos

Definir el papel de Guillermo Marino tras su primer torneo en Tigres es sencillo: El argentino es el jugador más criticado de la institución, al grado de alcanzar una consigna de la tribuna para...
Definir el papel de Guillermo Marino tras su primer torneo en Tigres es sencillo: El argentino es el jugador más criticado de la institución, al grado de alcanzar una consigna de la tribuna para reventarlo desde antes de tocar el esférico.
 Definir el papel de Guillermo Marino tras su primer torneo en Tigres es sencillo: El argentino es el jugador más criticado de la institución, al grado de alcanzar una consigna de la tribuna para reventarlo desde antes de tocar el esférico.

Oscar Velázquez | MEDIOTIEMPO (Corresponsal)Monterrey, Nuevo León. 6 de Junio de 2008

  • Justifica su retraso de dos días a la Pretemporada

Definir el papel de Guillermo Marino tras su primer torneo en Tigres es sencillo: El argentino es el jugador más criticado de la institución, al grado de alcanzar una consigna de la tribuna para reventarlo desde antes de tocar el esférico.

Pero lejos de molestarse o huir del entorno que se le ha creado, el jugador regresó este viernes a los entrenamientos, dispuesto a cambiar la imagen del pasado, y escribir una nueva historia donde ayude al plantel a salir del descenso.

Marino explicó de entrada los motivos que lo llevaron a ausentarse dos días del campamento, ya que debió arribar desde el miércoles, y mostró su postura ante la animadversión de la hinchada, que dice, espera que lo siga criticando, pero con respeto a su trabajo.

“Primero que nada fue así (su retraso) porque me entero el lunes (que tenía que venir), me entero con certeza que iba a viajar, pero mi pase pertenece a Boca y yo necesitaba hablar con la gente de Boca para aclarar distintas situaciones”, declaró.“Y otra cosa que soy del interior de Argentina, vivo muy lejos de Buenos Aires, y hay un conflicto muy grande entre el campo y el gobierno, y las rutas son prácticamente intransitables”.

-¿Qué te dice el que Lapuente te contemple en su idea?- "Para mí es muy importante, el técnico considera que soy útil al equipo, y por eso quiere que me quede y yo considero lo mismo, que puedo darle utilidad al equipo, y esa es una de las razones por las cuales Tigres quiere que me quede, y con todo deseo acepto".

¿Cómo te sientes con la reacción negativa que eso ha generado?- “Primero, la verdad es que yo soy uno más del plantel, creo que todos estamos comprometidos e implicados en esta situación.

"Después con respecto a los abucheos, que quizás me insulten a mí como pasó, hay algo que a la gente quizá no les guste cómo Guillermo Marino juega al futbol, eso es discutible, ellos tienen su punto de vista, el técnico tiene otro, la gente de Tigres, la Directiva tiene otra, yo tengo quizás otra también, entonces son diferentes puntos de vista".

En medio de todo, Marino le encontró el lado bueno a ser reventado por la tribuna, y ése es que a su forma de ver acapara lo malo que podría repartirse entre todos sus compañeros.

"Con respecto a los abucheos, la verdad que yo estuve pensando y le encuentro algo de positivo, porque obviamente ante estas situaciones haces un análisis, y lo positivo que yo le encuentro es que libero totalmente a mis compañeros de presiones."Eso a mí me deja tranquilo porque hace que si me insultan a mí, ellos automáticamente saben que ya se carga todo sobre mí, y pueden realizar su trabajo con mayor tranquilidad y libertad".

-¿Puedes con esa presión?- "Puedo yo, y pueden todos mis compañeros, acá todos estamos en deuda, acá no es un solo el equipo, sí es discutible ciertas actuaciones, pocos pensamientos, cómo ven a un jugador, u otro, eso es criticable, yo acepto las críticas mientras sean con buena intención.

"Hablar por hablar no creo que sea lo conveniente, y si bien es cierto que todos tienen el derecho de criticarme, yo tengo el derecho de defenderme y de decir lo que pienso, y plantarme ante mis convicciones y mis objetivos, que gracias a Dios y a la fe que tengo son muy firmes".

El "Guille" confió que ante todo, este torneo sea distinto, y sorprendió al presumirse con la playera puesta de Tigres, pues anteriormente solía mostrarse como una persona poco apasionada.

"Elegí estar acá, porque en realidad tenía otras ofertas, pero a mí esta situación sinceramente me gusta porque me fortalece, y me parece que debe fortalecer a todos mis compañeros".

-¿Es la oportunidad de reivindicarte?- "Es una buena oportunidad, porque de entrada quiero a Tigres lo más alto posible, y este club no se merece por la dimensión que tiene, estar en esta situación, pero tenemos que salir a jugar no pensando en cosas raras, estamos en un gran club, y tenemos que llevarlo bien arriba".

[mt][foto: Mexsport]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×