Mondragón, pieza clave en el mediocampo de la Sub-20

Yalú Mondragón comenzó a jugar futbol como muchas niñas en nuestro país, se inscribió en un equipo de varones en el Estado de México a falta de una liga para niñas y ahí esperó a que llegara su...
 Yalú Mondragón comenzó a jugar futbol como muchas niñas en nuestro país, se inscribió en un equipo de varones en el Estado de México a falta de una liga para niñas y ahí esperó a que llegara su golpe de suerte para colarse a las fuerzas inferiores de la S

Karina Xicotencatl | MEDIOTIEMPOCiudad de México, 11 de Junio de 2008

  • Entrenó en un equipo de niños

Yalú Mondragón comenzó a jugar futbol como muchas niñas en nuestro país, se inscribió en un equipo de varones en el Estado de México a falta de una liga para niñas y ahí esperó a que llegara su golpe de suerte para colarse a las fuerzas inferiores de la Selección Femenil de México.

La mediocampista llegó al Tri a los 12 años de edad, gracias a que Jorge Atayde la detectó en el torneo infantil, a partir de ese momento, una de las capitanas de la Selección Sub-20 vio recompensadas todas las situaciones tristes que vivió en el pasado cuando jugaba con Chivas Jopa.

"Yo jugaba en un equipo de niños que se llamaba Chivas Jopa, me vio un visor, Jorge Atayde y me envió con la gente que en ese entonces tenía a la Selección, hice mi prueba y afortunadamente me quedé, desde ese entonces a la fecha me he mantenido en las convocatorias de la Selección Nacional.

"Cuando jugaba con niños, lo más difícil de aguantar fueron los insultos, los golpes de mala intención, que te digan ';Marimacha';, cosas que a mí me hacían llorar. Mi papá siempre me hizo ver que muchas de las cosas que me hacían eran porque yo era mejor que ellos y poco a poco me hice más fuerte, me dio mucho más seguridad. El superar un ambiente de varones es difícil, pero la recompensa llegó cuando me metí al círculo al que pertenezco, el futbol femenil y aquí todo vale la pena", compartió la seleccionada nacional.

A pesar de que las mujeres ganan cada vez más terreno y credibilidad en el medio futbolístico, Yalú asegura que seguirá siendo difícil contar con el apoyo de la sociedad en competencias como la Eliminatoria Mundialista Sub-20.

"A mí me gusta mucho este deporte pero ha sido difícil mantenerse, la sociedad sigue siendo machista y se sigue pensando que el futbol no está hecho para mujeres, es difícil salir adelante pero afortunadamente tuve el apoyo de mis familiares y amigos, con los chavos con los que jugaba y eso te da fuerza para seguir en esto".

[mt][foto: K.  Xicotencatl/MEXSPORT]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×