Guillermo Franco: humano y espiritual

Guillermo Franco tiene logros para presumir: un campeonato de Liga en Argentina y una Copa Mercosur, ambos con el San Lorenzo; un cetro en México con Rayados, adornado con un título de Campeón de...
 Guillermo Franco tiene logros para presumir: un campeonato de Liga en Argentina y una Copa Mercosur, ambos con el San Lorenzo; un cetro en México con Rayados, adornado con un título de Campeón de Goleo individual.

Jaime Luna | MEDIOTIEMPO (Corresponsal)Monterrey, Nuevo León. 13 de Junio del 2008

  • "Se echa mucho de menos México"

Guillermo Franco tiene logros para presumir: un campeonato de Liga en Argentina y una Copa Mercosur, ambos con el San Lorenzo; un cetro en México con Rayados, adornado con un título de Campeón de Goleo individual.

Hay más en la brillante trayectoria del "Guille", mundialista con el Tricolor en el Mundial de Alemania 2006 y el reciente subcampeonato con el Villarreal de España, sólo abajo del monarca Real Madrid Y a pesar de los pergaminos, Franco se mantiene sencillo, humilde y agradecido con Dios.

"Para mí lo más importante son mi esposa (Georgina) y mis hijos (Shiara, Camila y Juan Ignacio), y la verdad que este tiempo que estamos allá (España) nos ha hecho más unidos.

"Han sido momentos muy difíciles y eso ha hecho que nosotros nos hagamos más fuertes, por el hecho de ir para allá y no tener amigos, y creo que es lo más importante a resaltar en estos dos años y medio que tengo fuera de México", comentó el argentino naturalizado mexicano.

-¿Qué extrañas?- "Se echa mucho de menos México, se echa mucho de menos la ciudad (Monterrey). El primer año y medio (en España) fue muy difícil, eso hace que añore mucho más el hecho de estar aquí.

"Se extraña el hecho de estar… no pensábamos que al llegar íbamos a sentir esa emoción, esa alegría, de volver a la ciudad, de estar viendo cosas que te traen muchos recuerdos, de ese camino largo del aeropuerto para acá, donde te viene el recuerdo de esa gente cuando veníamos de ser Campeón de Morelia y son cosas que te emocionan.

"Se extraña todo y estamos muy contentos de haber vuelto, y estar disfrutando estos días aquí".

-¿Objetivos que te falten por cumplir?- "Yo creo que tengo todavía por dar en Europa, a nivel físico, futbolístico no he llegado a mi plenitud, y me gustaría jugarlo, y después pensar en regresar.

"Hasta ahorita las cosas han ido bien, sobre todo en esta última temporada, gracias a Dios, he tenido protagonismo, he podido tener continuidad, las lesiones me respetaron y espero que en los próximos años pueda ser de la misma manera, sobre todo el que entra, que es un año importante para el Villarreal, porque volvemos a la Champions League y pienso que cualquier jugador se motiva con este tipo de competencia".

-¿Es lo máximo jugar en Europa?- "No lo sé, la realidad es que me siento muy contento porque me puesto muchísimo tiempo de soñar, que tenía el sueño alguna vez de poder jugar en Europa, poder jugar una Champions League.

"Y cuando suceden estas cosas que comentas, de jugar contra el Real Madrid, contra un Barcelona, siento satisfacción de que he logrado un sueño más en mi vida. Yo creo que no hay nada más lindo para un ser humano que trazarse objetivos, ponerse sueños y poder lograrlos.

"El primer año y medio fue muy complicado, con lesiones, con mucha presión por parte de la directiva porque no jugaba y porque no tenía continuidad, pero en este año las cosas cambiaron mucho; el subcampeonato, una Liga espectacular, con un equipo que no se esperaba que llegara tanto, pero tuvimos la bendición de Dios, y en lo personal de entrar nuevamente a la historia de un club como lo hice en aquel momento cuando llegué a Monterrey".

-¿Qué te mantiene los pies en la tierra?- "Es fundamental Dios en mi vida, desde que conocí a Dios… bueno, porque antes católico, ibas a la iglesia, pero eso era algo de familia, y yo realmente no conocía que se trata de algo mucho más profundo y así empecé a leer la Biblia, empecé a ir a reuniones y desde que me tomé de la mano de Él, fue el que me ha ido cambiando mi vida, me ha ido dando equilibrio, el que me ha levantado cuando me he caído.

"Él me regaló una esposa maravillosa (Georgina), que también es importantísimo para cualquier hombre; Él ha ido guiando mis pasos, y soy una persona agradecida con Dios porque llegó en un momento importante de mi vida, cuando estaba desesperado, cuando estaba viendo sí seguía en el futbol o no, porque las cosas no iban cómo yo quería, y lo importante es que tomé la mano de Él y Él fue guiando mi camino.

"Él fue el que me trajo a Monterrey cuando no conocía mucho del club, nos habló y nos dijo que no echemos raíces porque el camino continuaba y ahora íbamos para Europa, hicimos caso, fuimos para allá, oímos la voz de Él y somos obedientes, porque no fue nada fácil porque fue empezar de cero, donde no nos conocía casi nadie. Lograr un subcampeonato con el Villarreal, es porque Dios estuvo con nosotros".

-¿Qué momento vives?- "Me siento muy contento y muy realizado como ser humano, y espero terminar mi carrera aquí, creo que se lo debo a México, a Monterrey, se lo debo a toda esta gente que desde el primer momento que llegamos nosotros como familia nos quedamos con ese cariño…".

[mt][foto: J.Luna/MEDIOTIEMPO]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×