Polonia 0-1 Croacia... Los croatas avanzan invictos a segunda ronda

Croacia llegó a este partido con muchos jugadores suplentes, pues ya tenía amarrada su participación en la siguiente ronda. Fue por ello que su contundencia no fue tan clara como en los dos...
 Croacia llegó a este partido con muchos jugadores suplentes, pues ya tenía amarrada su participación en la siguiente ronda. Fue por ello que su contundencia no fue tan clara como en los dos partidos anteriores, en los que austriacos y alemanes sufrieron c

Fernando Ruiz Moffat | MEDIOTIEMPOEstadio Hypo-Arena, 16 de junio, ante un lleno total

  • Los croatas son, hasta el momento, los más contundentes del torneo
  • Polonia quedó fuera de la Euro

Croacia llegó a este partido con muchos jugadores suplentes, pues ya tenía amarrada su participación en la siguiente ronda. Fue por ello que su contundencia no fue tan clara como en los dos partidos anteriores, en los que austriacos y alemanes sufrieron con un juego sistemático y ordenado de los croatas.

Hoy, frente a Polonia, no tuvieron la necesidad de demostrar esa contundencia, además de que estaban calificados, los rivales polacos llegaron con el ánimo alicaído y con un juego de conjunto pobre que los tuvo abajo durante los 90 minutos.

Con este resultado, Croacia subrayó su participación en la siguiente ronda, en la que tendrá que enfrentarse a una sorprendente escuadra turca, que pasó a la segunda fase sorprendiendo en su último partido derrotando en el último minuto a República Checa.

EL PARTIDO

Croacia, que no necesitaba el resultado favorable tanto como Polonia, se fue al frente desde un principio. Pero fue cuestión de tiempo para que Polonia generara peligro. De hecho, la más clara en los primeros diez minutos fue de los polacos, tan pronto encontraron la grieta por la cual pasar el muro croata.

Lobodzinksi, el 17 polaco, se convirtió en el jugador más peligroso en un principio. En una de las jugadas que nacieron de sus botines, también surgió otra de peligro, que esta vez dejó ir Dudka al mandar de cabeza por el costado izquierdo del arco defendido por Runje.

El croata Pranjic equilibró un poco la balanza en una llegada clave.

Después de una jugada bien elaborada por el centro, el 22 recibió por izquierda y entró al área. Su disparo de zurda se fue abriendo del ángulo del poste izquierdo de Boruc. Cualquier oportunidad como esta iba a ser aprovechada por Croacia.

Polonia insistía más en los primeros minutos, pero Croacia demostraba que, en cada paso que daban los polacos, ellos responderían tarde o temprano con una llegada de peligro. Mladen Petric fue pieza fundamental en la ofensiva croata. Tanto, que fue quizás uno de los que más sufrió la férrea marca, patas incluidas, de los polacos. Petric también explotó el ataque por la banda derecha, con desbordes que lo dejaron con oportunidad de centro, pero que generalmente eran cortados por un defensa polaco.

Al minuto 30, Croacia, era ya dueña del partido. Pranjic y Petric armaban juego, junto con Rakitic y Leko. Klasnic, más clavado en el ataque, generó también peligro. El arquero polaco, Artur Boruc, tuvo que detener en un par de ocasiones la entrada de la ofensiva croata a su área, sobre todo por los costados.

Al minuto 36, los huecos que dejaban los polacos en la media cancha y hasta en su defensiva, hicieron que el ataque croata se convirtiera en un vendaval sobre su portería. Boruc era, quizás, el jugador polaco más exigido hasta ese momento en la primera mitad. Cinco minutos después, Polonia quiso resucitar al 41, con un tiro libre y con un par de disparos que ni siquiera quitaron el sueño al todavía dormido Vedran Runje. Y Croacia, de nuevo, equilibró la balanza, con un disparo de Jerko Leko que pasó cerca del poste derecho de Boruc. De hecho, en tiempo de compensación de la primera mitad, Rakitic dejó ir otra clarísima, después de quitar el balón a la zaga contraria. Al final mandó a un costado, pero Boruc se molestó como si le hubieran anotado, pues era insólito que sus defensas cometieran esos errores que, hasta el momento, no habían costado caro.

El inicio de la segunda mitad fue algo diferente. Polonia retomó el control de la pelota en el medio campo, generando más peligro por las bandas, sobre todo por derecha, por donde pasó sin problemas.Pero al 51 todo volvió a ser de Croacia. En un buen desborde, Pranjic quedó en excelente oportunidad para meter un centro raso a Klasnic quien, con todo el marco ante él y sólo la presencia de Boruc, sólo tuvo que colocarla con disparo potente al costado izquierdo del portero polaco. Croacia volvió a dominar, ahora reflejado hasta en el marcador.Los intentos polacos por descontar eran pobres e infructuosos.

Además, con el gol a favor, Croacia estaba sumamente cómoda, proponiendo el juego, replegando líneas, esperando a los polacos atrás y esperando a que se le presentara la oportunidad de un contragolpe. De hecho, al 59, Pranjic, la pesadilla de los polacos, estuvo a punto de anotar el segundo cuando un centro se fue acercando a la portería de Boruc.

Croacia siguió con su dominio, se adueñó de la cancha y la dejó a los polacos sólo cuando la perdían intentando anotar. Fue en una de esas en la que los polacos agarraron mal parada  a la defensiva croata y, por conducto de Smolarek, quien tenía pocos minutos en la cancha, estuvieron cerca de anotar, cuando el 7 polaco disparó de fuera del área. Fue una de las más claras y peligrosas, pero Runje se tendió y la vio pasar.

Al 86, el mismo Smolarek, llegó prácticamente solo al área de Runje, pero justo cuando quiso acomodar la pelota a un costado, el arquero croata le había cortado bien el ángulo.

Fueron destellos polacos tardíos que no pudieron impedir que Croacia se convirtiera en el primer equipo en calificar con un récord perfecto.

EL ARBITRAJE

Bueno del alemán Kyros Vassaras. Sólo sacó dos tarjetas amarillas en todo el partido, y se debió a lo poco ríspido que estuvo el encuentro.

[mt] [Foto:Xinhua]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×