Cacho cumplió su objetivo: regresar a un club grande

Surgió de las Fuerzas Básicas de Cruz Azul, donde tuvo un paso intermitente y más bien discreto durante los siete torneos que estuvo en el primer equipo desde su debut en el Verano 2001, porque a...
Surgió de las Fuerzas Básicas de Cruz Azul, donde tuvo un paso intermitente y más bien discreto durante los siete torneos que estuvo en el primer equipo desde su debut en el Verano 2001, porque a pesar de sus cualidades no pudo brillar lo esperado y fue t
 Surgió de las Fuerzas Básicas de Cruz Azul, donde tuvo un paso intermitente y más bien discreto durante los siete torneos que estuvo en el primer equipo desde su debut en el Verano 2001, porque a pesar de sus cualidades no pudo brillar lo esperado y fue t

Héctor Cruz | MEDIOTIEMPO (Enviado)Cancún, Quintana Roo, 20 de Junio de 2008

  • "Es lo que buscaba, una oportunidad en un club grande"
  • Llega a Pumas para superar lo que hizo con Pachuca

Surgió de las Fuerzas Básicas de Cruz Azul, donde tuvo un paso intermitente y más bien discreto durante los siete torneos que estuvo en el primer equipo desde su debut en el Verano 2001, porque a pesar de sus cualidades no pudo brillar lo esperado y fue traspasado al Pachuca.

Con los Tuzos, jugó durante ocho campañas, a partir del Apertura 2004, aquí fue donde supo lo que es ser Campeón en el futbol mexicano y de la Copa Sudamericana, comenzó a hacerse presente en el marcador en duelos decisivos, ya con una mayor madurez de la mano de un técnico como Enrique Meza, quien sabe explotar lo humano para rendir en lo futbolístico.

Pero a pesar de que Pachuca es una de las instituciones más exitosas de los últimos años, donde Cacho ha tenido su mayor proyección como profesional, al grado de haber sido convocado a la Selección Nacional, el delantero pidió que en caso de una buena oportunidad le abrieran las puertas, y hace poco más de una semana los Pumas se interesaron por sus servicios y el goleador no lo pensó dos veces, ya que de esta forma cumpliría uno de sus objetivos: regresar a un club de los llamados grandes.

"Es lo que yo buscaba, una oportunidad, en un club grande con muchos proyectos, y solamente me queda hacer mi mejor esfuerzo, trabajar, y dar lo mejor", explicó en entrevista tras los trabajos físicos en el gimnasio.

Tras su traspaso a los felinos, Cacho aseguró que sólo tiene en mente seguir creciendo en lo futbolístico, labrar su propia historia y superar lo conseguido con los Tuzos, para de esta forma corresponder a la oportunidad que le brindó la institución auriazul y alegrar a los seguidores.

"Vengo con los mismos objetivos o incluso más, tratar de hacer una historia como lo hice en Pachuca, superarla, tratar de meter goles como delantero que soy, estar contento yo, la Directiva y la afición, que me dieron la confianza", afirmó.

Es mediodía y los elementos de Pumas hacen trabajo en el gimnasio del hotel donde están concentrados en Cancún en la Pretemporada, es la segunda sesión de entrenamiento del día, y es algo nuevo ver a Juan Carlos enfundado en una casaca con los colores auriazules, bromeando con sus nuevos compañeros, la mayoría niños, según muestran sus rostros, pero también al lado de los símbolos, como Castro, como Leandro, como Bernal, y últimamente, Palencia.

"Son, la mayoría, chavos que acaban de subir, y algunos que conozco, me aceptaron bien y no tardaré mucho a acoplarme al grupo", dijo.

El también seleccionado nacional está consciente de lo que representa vestir los colores universitarios, con una de las aficiones más exigentes, por lo tanto, asume el reto con gran ilusión de entregar buenos dividendos.

"Es una gran responsabilidad pero a la vez, motivación de hacer bien las cosas, responder a la oportunidad que me dio la Directiva", agregó.

Cacho no le teme a los seguidores universitarios porque aseguró que mientras se entregue en la cancha, dé su mayor esfuerzo, y anote goles, la afición lo aceptará como un nuevo Puma, por eso su deseo de colaborar para el bien de los felinos desde el primer minuto que esté en el campo.

"Es una afición difícil cuando no te va bien, cuando no estás trabajando bien, repito, es una gran responsabilidad, pero mientras estés bien, trabajando, metiendo goles, aportando al equipo, todo va a estar bien", indicó.

De la misma forma, está de acuerdo con lo exigente que es Ricardo Ferretti, su nuevo timonel, ya que así no hay lugar para relajamientos entre los jugadores, sobre todo en los juveniles para sacar adelante su carrera.

"Sí, su exigencia está perfecta para nosotros y para los jóvenes, que no se estanquen en ningún momento, que siempre les exija, y a nosotros también", mencionó.

Con la política de los Pumas, la de regresar a las bases y conformar su equipo con canteranos en su mayoría, Cacho está de acuerdo, él mismo ha notado en estos pocos días que hay juveniles felinos con grandes cualidades, por lo que él espera que rindan a la hora buena y aprovechen las oportunidades.

En su historial, Cacho ha anotado 67 goles y se ha caracterizado por ser un elemento disciplinado, ya que en 15 torneos sólo acumula 18 cartones amarillos y ninguna expulsión, perfil que se ajusta a la perfección con el que pide la institución universitaria.

Cacho cruza el lobby del hotel hacia su habitación, al lado de muchos jóvenes que ni siquiera han debutado en el máximo circuito, pero tanto ellos como el ex goleador tuzo, saben que deberán trabajar al máximo para disputar un puesto de titular bajo las órdenes del "Tuca", contesta la última pregunta y se pierde entre un mar de casacas azul y oro.

"Es importante porque siento que hay muchos jóvenes con mucho talento, es importante que aunque sean jóvenes, cuando los metan, hagan su mejor esfuerzo, y no se vea la diferencia cuando juegue uno con más experiencia, se me hace muy importante y ojalá lo aprovechen los chavos", concluyó.

[mt][foto: S. Álvarez/MEDIOTIEMPO]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×