¡La Furia Roja a la Final! Acabó desmoronando a la joven Rusia

Con una actuación sólida, paciente e insistente, España hizo un partido parejo y bien planeado, para maniatar y acabar desmoronando a la rápida, ligera pero inexperta Rusia y así clasificar a una...
Con una actuación sólida, paciente e insistente, España hizo un partido parejo y bien planeado, para maniatar y acabar desmoronando a la rápida, ligera pero inexperta Rusia y así clasificar a una Final de Eurocopa por primera vez desde 1984 cuando cayó co
 Con una actuación sólida, paciente e insistente, España hizo un partido parejo y bien planeado, para maniatar y acabar desmoronando a la rápida, ligera pero inexperta Rusia y así clasificar a una Final de Eurocopa por primera vez desde 1984 cuando cayó co

Alberto Ramos | MEDIOTIEMPOEstadio Ernst Happel de Viena, 26 de Junio de 2008

  • Aragonés planteó muy bien el partido de principio a fin
  • La juventud y el desgaste de la competencia cobraron factura a los rusos
  • Villa salió lesionado al 34’, pero Fábregas entró y dio un juegazo

Con una actuación sólida, paciente e insistente, España hizo un partido parejo y bien planeado, para maniatar y acabar desmoronando a la rápida, ligera pero inexperta Rusia y así clasificar a una Final de Eurocopa por primera vez desde 1984 cuando cayó con Francia.

La Furia Roja, que hoy lució un vistoso uniforme dorado con azul, se vio como un equipo sereno pero insistente y con un fuerte medio campo. Una vez que maniataron a los rusos, los cambios de Aragonés dieron la puntilla a un duelo que acabó siendo de un solo lado con gran mérito para la Dirección Técnica.

El primer gol fue de manufactura culé, gracias a un tiro-centro de Iniesta que remató Xavi solo ante el arco al 49’. El gran mérito de los ibéricos fue que una vez que se fueron adelante, abrumaron a Rusia y nunca le dejaron ni siquiera un centímetro para reaccionar. Así vinieron los goles de Güiza tras gran jugada en la que intervinieron Silva, Ramos y Fábregas, para cerrar el juego con una buena jugada de 3 toques en la que Iniesta sirvió largo para Fábregas que a su vez dejó solo a Silva en el área.

Con esto, España enfrentará a Alemania en una Final de miedo en la Eurocopa 2008. El próximo domingo es la cita, en punto de las 13:45 horas.

EL PARTIDO

El juego arrancó con mucha movilidad rusa pero con una España que lograba el equilibrio entre dinámica y firmeza en el medio campo, más potencia al frente. No se hicieron demasiado daño en los primeros 10 minutos, pero los dos primeros avisos fueron ibéricos con sendos disparos del "Niño" Torres y Villa que Akinfeev sacó con esa calma que lo caracteriza aún en las situaciones más complicadas.

En el primer tiempo, pese a cierto dominio español siempre presente, Rusia daba la sensación de que en cualquier momento conseguiría prenderse y armar una oleada de ataques. Sin embargo, sus arribos acababan siempre siendo aislados.

Al 15’ los rusos vieron su primer arribo de peligro con un disparo de Pavlyuchenko al cobrar un tiro libre que pasó arribita del travesaño. Fue hasta el minuto 30’ cuando el mismo Pavlyucheno sacó un impresionante disparo con efecto desde fuera del área que Iker Casillas sacó con las uñas cuando la pelota cerraba peligrosamente al ángulo.

Los mejores minutos para Rusia fueron alrededor del 30'; y siempre con  Pavlyuchenko como principal provocador. El delantero ruso, que como en toda la Euro sorprendió con la gran cantidad de jugadas en la que participa como si la pelota lo siguiera, tomó en línea a la zaga española, bajó la pelota como crack con el pecho, pero apurado por Puyol disparó por un costado al 34’.

Sin embargo, poco duró ese intento de oleada de Rusia, pues al 38’, el "Niño" bajó la pelota de forma espectacular en la derecha del área y disparó de zurda, pero a las manos de Akinfeev, gracias a que España ajustó tuercas en el medio campo y recuperó el terreno perdido.

Un duelo clave en el duelo fue el de Ramos contra Zhirkov en la banda. Lo ganó el español, gracias a que el terreno que acaparaban los hoy de dorado en el medio campo, aunado a su mayor experiencia, factores que acabaron apagando al ruso.

Cuando tal vez se esperaba que Rusia le metiera más ritmo a su juego en el segundo tiempo, fue España la que lo hizo y con paso firme comenzaron a sentenciar su pase a la Final. Al 49’, Iniesta hizo una buena jugada en la esquina izquierda, recortó hacia dentro y sacó un tiro-centro potente de derecha que Xavi sentenció ante el arco. 0-1.

Ahí, España no permitió que Rusia reaccionara. No les dio ni un centímetro del campo y se dedicó a abrumarlos con fiereza. Al 51’, el "Niño" disparó de derecha pero por arriba del travesaño en lo que fue el inicio del dominio total ibérico en este partido.

Llegaban los de dorado por todos lados. Al 61’ el "Niño" prendió de primera un pase de Ramos desde la derecha, apenitas a un lado del arco, un minuto después, de nuevo un centro de Ramos a media altura parecía dejar solo al "Niño" ante el arco, pero al "9" español le tapó su marcador y la pelota acabó pegándole en el cuerpo sin control alguno.

Ya en el primer tiempo, Aragonés había tenido que sacar a Villa que se lesionó al cobrar un tiro libre, para el ingreso de Cesc Fábregas que dio un buen juego. Y al ver el dominio que tenían en bandeja, el técnico español dio la puntilla a los rusos desde la banca, mandando dos hombres de refresco al campo. Salió Xavi y el "Niño" Torres ya cansados, y entraron Xavi Alonso y Daniel González Güiza.

Ahí, Rusia no supo ni qué sucedía. El desgaste de la competencia, su juventud y las difíciles condiciones del campo tras una lluvia intensa, los dejaron noqueados. 69’, balazo de Cesc que Akinfeev saca por encima del travesaño fue la última llamada antes del segundo tanto del juego.

Así, el dominio de España dejó frutos y definió el partido al 72’. Un buen arribo de Silva por la derecha, trajo una triangulación entre Ramos y Cesc que dejó solo a Güiza en el área para definir por encima del desamparado Akinfeev. Ese 2-0 era insalvable.

España nunca dio respiro a los rusos, al menos no antes de marcar el 3-0 al 81’. Fue un pase largo de Iniesta desde antes del medio campo que dejó solo a Cesc por izquierda. Fábregas tuvo paciencia y tiempo para tocar a Silva que en el corazón del área recibió y definió por abajo.

Con esto, España muestra una firmeza interesante, con una combinación casi ideal en este partido entre solidez en la zona media y potencia al frente, que desmoronó a Rusia. Pero ojo, lo que hicieron los rusos hay que aplaudirlo, llamaron la atención, gustaron y siendo el equipo más joven y ligero del torneo, echaron al favorito Holanda. Podemos decir que los jóvenes rusos salieron de esta competencia cotizados al menos al doble de lo que llegaron.

ARBITRAJE

Bueno del belga Frank de Bleeckere. Los jugadores colaboraron con un buen comportamiento, pero tuvo jugadas difíciles en las áreas que supo resolver bien.

[mt][foto: Mexsport]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×