De la mano de Memo Vázquez, la Cantera Puma busca renacer

Tras varios años de dejar de ser el primer referente en cuanto a la producción de los mejores jugadores mexicanos de exportación y para el mismo futbol nacional, La Cantera de los Pumas busca...
 Tras varios años de dejar de ser el primer referente en cuanto a la producción de los mejores jugadores mexicanos de exportación y para el mismo futbol nacional, La Cantera de los Pumas busca regresar a ese sitio principal de la mano del Arquitecto Guille

Héctor Cruz | MEDIOTIEMPOCiudad de México, 4 de Julio de 2008

  • Entrevista con Guillermo Vázquez, Director de las Fuerzas Básicas
  • "Pablo Barrera fue pretendido por la Fiorentina"

Tras varios años de dejar de ser el primer referente en cuanto a la producción de los mejores jugadores mexicanos de exportación y para el mismo futbol nacional, La Cantera de los Pumas busca regresar a ese sitio principal de la mano del Arquitecto Guillermo Vázquez, Director de las Fuerzas Básicas felinas.

En entrevista con Medio Tiempo, el encargado de los destinos de La Cantera desde hace 7 años explica por qué se cayó en este bache en la producción de jugadores, así como el renacer poco a poco de las Fuerzas Básicas, también del proceso que tiene que seguir una persona, desde edad temprana cuando llega a la Institución.

Vázquez Mejía menciona la importancia del roce internacional desde la temprana edad y revela que en el tradicional Torneo de Viareggio, Italia, donde acude cada año un equipo representativo de los Pumas de edad promedio de 18 años, Pablo Barrera, el mismo que ahora está lesionado de la rodilla izquierda, llamó la atención de la Fiorentina, quien preguntó por el jugador.

"El principal objetivo de La Cantera es sacar talentos para el primer equipo, y a la vez irlos formando para que sean gente íntegra, en el aspecto deportivo y en el aspecto académico, que sean gente de provecho en un futuro.

"Se trabaja con un presupuesto generado por el equipo de Primera División, todo lo que genere el club de Primera División que es el único que puede generar, porque la Primera "A" y la Segunda División no generan nada, lo único que tenemos que generar nosotros son jugadores para el primer equipo", relata Vázquez sobre la misión que tiene a su cargo.

TORNEOS CORTOS TRUNCAN PROCESOS

Lamentablemente, añade Guillermo Vázquez, la llegada de los torneos cortos dieron al traste con los proyectos a mediano y largo plazo en los equipos y sus jóvenes, porque la presión y la exigencia de calificar a la Liguilla en 17 jornadas hace que los entrenadores no se preocupen por la formación de elementos, sino en llegar a la Fiesta Grande.

"Cuando tienes entrenadores que fueron jugadores de nosotros, como es el caso de ahora y que se formaron de alguna manera como entrenadores, conocen la filosofía del club que es formar jugadores para el alto rendimiento y que en un futuro sean jugadores de la Selección o que vayan al extranjero, como era anteriormente, entonces era un proceso desde que llegaban al primer equipo y eran máximo 5 años, como ir a la Universidad y hacer tu carrera, y para que fueran a ganar un poquito más de dinero en otros clubes, ya sea de aquí o del extranjero, de alguna manera se cayó en ese bache, yo le achaco a los torneos cortos, y las liguillas que generan mucho estrés para los jugadores, y también para los entrenadores.

"En los torneos cortos la obligación es calificar y ahí ya no nos da para formar jugadores, ni formar entrenadores, ni formar árbitros, ni muchas otras cosas, anteriormente había mucha tolerancia para el jugador que se estaba formando".

De la misma manera, la desaparición del Torneo Nacional de Reservas quitó el roce que había entre juveniles y consagrados, ya que por lo general viajaban juntos, jugaban en el mismo estadio ante la misma gente y esto hacía que los novatos tomaran seguridad mental al ver a los profesionales muy cerca de ellos.

"Yo también le achaco un poco a la desaparición del Torneo Nacional de Reservas, que ayudaba mucho porque el entrenador del primer equipo veía a los elementos que posiblemente podrían estar ahí, los jóvenes tenían roce con el entrenador y jugadores de Primera División, iban a los mismos estadios, a las mismas localidades, no tanto a los mismos hoteles, pero sí se encontraban y había un roce que de alguna manera ayudaba a que no los consideraran "superhombres" sino que todos eran iguales y eso ayudaba mucho a que crecieran mentalmente los muchachos", afirma.

PROCESO DE UN CANTERANO

El proceso ideal y completo de un elemento que llega a Pumas desde la infancia dura aproximadamente 7 años para llegar al primer equipo y lo ideal es que comience desde los 10 años en lo que en el Club Universidad llaman el Trabajo de Iniciación.

"El Trabajo de Iniciación son las categorías de 10-11 años, aquí el futbol es un juego de recreación, más que nada, todo lúdico, que se diviertan, el juego libre y aquí se escogen a los elementos que tienen cualidades para la siguiente categoría que es el Trabajo Formativo, 12, 13, 14 años aquí es la Liga Premier, que juegan todos los equipos de la zona metropolitana en su categoría, y eso nos ayuda a que haya mejor competencia", dice.

La siguiente etapa es llamada Trabajo Competitivo donde están elementos de 15, 16 y 17 años, quienes buscan alcanzar la Alta Competición que ya son los equipos de Segunda División y Primera "A".

Guillermo Vázquez añade que el proceso es muy completo y como consecuencia natural hace que los jugadores desemboquen en la Primera División, sin embargo, el alto número de plazas que ocupan los extranjeros, cinco en el máximo circuito, en ocasiones tapan posiciones clave, además de que reglas como la del 20/11 genera que se debute a elementos sólo para cumplir con el trámite y una vez completado éste se olvidan del joven en cuestión.

"Es un periodo bastante largo, desde los 10 años, un trabajo, tranquilamente, de 7 años para llegar al primer equipo y eso nos da como consecuencia que los jugadores lleguen con esa capacidad, pero debe haber un trabajo de tolerancia cuando tú tienes los torneos largos, cuando en vez de tener 5 extranjeros, nada más tengas 3, entonces hay cabida para dos jugadores más, no hay necesidad del novato porque el novato se va dando en consecuencia de un buen trabajo, no como obligación, como en muchos clubes, que cumplen con los minutos de la regla 20/11 y ya no vuelve a aparecer ese muchacho y en vez de ayudarlo lo estamos coartando porque pensamos que no es necesario, ya no crece como debe ser natural, no como un proceso obligatorio", menciona.

Para Vázquez Mejía, la reducción de plazas de extranjero, de cinco a tres, sería idónea para el desarrollo de jugadores en el futbol mexicano, sobre todo por ciertas posiciones como la de centro delantero que son ocupadas por foráneos en casi todos los equipos, además de que los elementos nacionales que juegan de 9, a veces son convertidos en extremos para que puedan ver acción.

"Es muy importante que si realmente queremos subir el nivel de nuestra Selección, nada más haya tres extranjeros en la Primera División, porque los puestos importantes los ocupan extranjeros y nos quejamos que no hay centros delanteros, el último es Borgetti y los que ahora están los haces a un ladito, juegan por la banda pero ya no es lo mismo, no se desarrollan en la posición en que puedan jugar".

En Pumas, desde la categoría Trabajo de Iniciación hasta Primera "A" hay alrededor de 220 jugadores, quienes fueron detectados para formar parte de las Fuerzas Básicas a través de distintas instancias como torneos especiales, visorías y pruebas abiertas, ninguno de estos elementos paga cuota alguna por entrenar, ni si quiera por sus uniformes, y al contrario, a la par van realizando sus estudios, ya que incluso La Cantera y la Casa Club tienen Preparatoria en modalidad escolarizada y abierta porque la idea es preparar deportistas íntegros, señala Vázquez.

"Todo corre a cargo del club, uniformes, instalaciones, lo único que pagan cuando van a hacer su prueba tiene que traer un examen médico y un electrocardiograma. Cuando se quedan y son registrados ya se les practica examen morfofuncional, porque ya tienen seguro de gastos médicos, seguro de vida, tienen todo".

Para Guillermo Vázquez un rubro muy importante es el roce internacional desde temprana edad, por lo tanto, desde su llegada ha buscado que en todas las categorías, por lo menos una vez al año haya un viaje al exterior para medirse en algún torneo.

Los de 10 a 12 años van a un torneo en San Bernardino, California, los de 11 y 12 a un Mundial infantil en Panamá; los de 13 van a un torneo en Dallas. Los de 15 y 16 a España al Torneo Quijote, los de 16 y 17 a Valencia y Brasil, así hasta llegar al más importante que es el de Viareggio en Italia.

"El torneo de Viareggio, de 17, 18 años, es nuestro filtro para saber quién está para jugar en el Primer equipo".

A LOS CANTERANOS LES DUELE Y SACAN ADELANTE SU EQUIPO

Guillermo Vázquez añade que voltear a las Fuerzas Básicas es una buena inversión y una solución para cualquier equipo, ya que el arraigo que sienten los jugadores por sus colores provoca mayor entrega, porque son los que dan la vida por la institución y a diferencia de muchos foráneos, a quienes les da lo mismo perder que ganar, a los canteranos les duele en el alma ver mal al conjunto de sus amores.

"Para mí es muy importante el arraigo del jugador, cuando tú tienes jugadores extraídos de La Cantera son los que no te van a dejar nunca, yo pongo como ejemplo al Rácing de Argentina, que empezó a bajar de la media tabla y ya no creyó en su Cantera, comenzó a traer gente de fuera y esa gente de fuera le daba lo mismo ganar o perder y al que es de Cantera sí le duele y mucho, y ellos sacan adelante en su equipo, por eso nosotros necesitamos un poco de paciencia y esperamos que con tolerancia a los jóvenes que vienen abajo en un futuro no muy lejano puedan estar en el primer equipo".

Sobre la idea de mexicanizar Pumas, que hace algunas semanas anunciara el Presidente del Patronado del Club Universidad, Víctor Mahbub, Guillermo Vázquez está de acuerdo, sobre todo en la Primera "A" que es la antesala del máximo circuito, aunque para la Primera División no concuerda del todo ya que asegura que en esta instancia debe haber jugadores que hagan la diferencia y que sean los orientadores de los jóvenes.

"En Primera "A" me dio mucho gusto porque es la antesala al primer equipo, pero en un primer equipo siempre necesitas jugadores de diferencia, si son mexicanos o extranjeros necesitas jugadores que sean los que acaben de pulir a los que vienen de abajo, eso lo hemos visto por años, Pumas nunca ha sido al cien por ciento nacional, por ejemplo, cuando fueron campeones en el 90 tenían a dos, Juan Carlos Vera y al ';Tuca';, ellos formaron a los chavos. Yo pienso que teniendo tres orientadores para los chavos vamos a tener mucha oportunidad, como en Argentina, que Boca repatria unos cinco jugadores experimentados y esos son los maestros de los chavos que aprenden rápido a jugar", explica.

Vázquez Mejía espera que en un futuro lejano, cuando Héctor Moreno triunfe y termine su exitosa carrera en Europa regrese a Pumas a guiar a los elementos jóvenes, tal como sucede en Argentina con gente como Verón, Riquelme o Palermo.

PABLO BARRERA LLAMÓ LA ATENCIÓN DE LA FIORENTINA

Aunque no se llegan a concretar sus pases por el momento, para el Arquitecto Guillermo Vázquez es un orgullo que en los distintos torneos internacionales, sobre todo en Brasil y en Italia, llamen la atención algunos elementos mexicanos, como el caso de Pablo Barrera cuando participó en Viareggio.

Vázquez expone que Dirigentes de la Fiorentina dialogaron con él sobre Barrera, pero él no quiso aventurarse así que le pidió orientación a Javier Aguirre, con su experiencia de estar en Europa, y el "Vasco" le dijo que revisaran bien las condiciones del equipo italiano, ya que en caso de querer al joven mexicano tendrían que hacer un contrato familiar al ser menor de edad, es decir, tendrían que llevar a sus padres a trabajar.

Finalmente no se concretó el pase, pero es una realidad que desde hace algunos años Pablo Barrera tiene cualidad de crack que debe pulir y ahora, tras la lesión deberá recuperarse lo más pronto posible para cumplir ese sueño de jugar en Europa.

"Cuando fue Pablo Barrera lo vio el Fiorentina y lo quería, pero fue un acercamiento, se me acercaron y me dijeron que querían platicar, en ese tiempo iba Aarón Padilla, un servidor y quisimos ver cómo era el contrato de un jovencito menor de edad, entonces yo me asesoré con Javier Aguirre y me dijo que era el contrato familiar, en el que se llevan al joven y a toda su familia, como le paso a Giovani, platicamos un poco pero al final no se llegó a algo", añadió.

[mt][Foto: Mexsport]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×