Francisco Bernat cumplió 10 años al frente del Puebla

No olvida ni un solo detalle. Cada momento que ha vivido al frente del Puebla durante los últimos diez años sigue fresco en su memoria, no importa si fueron buenos, malos o hasta vergonzosos...
No olvida ni un solo detalle. Cada momento que ha vivido al frente del Puebla durante los últimos diez años sigue fresco en su memoria, no importa si fueron buenos, malos o hasta vergonzosos momentos, todos siguen ahí y con fechas muy precisas.
 No olvida ni un solo detalle. Cada momento que ha vivido al frente del Puebla durante los últimos diez años sigue fresco en su memoria, no importa si fueron buenos, malos o hasta vergonzosos momentos, todos siguen ahí y con fechas muy precisas.

Bruno Valencia | MEDIOTIEMPO (Corresponsal)Puebla, Puebla, 7 de Agosto de 2008

  • "Hace tres años creí que todo había terminado"
  • "El momento que más he disfrutado fue el primer campeonato en Primera A"
  • "Le entregué a ';Chelís'; el equipo que siempre deseó"

No olvida ni un solo detalle. Cada momento que ha vivido al frente del Puebla durante los últimos diez años sigue fresco en su memoria, no importa si fueron buenos, malos o hasta vergonzosos momentos, todos siguen ahí y con fechas muy precisas.Al actual socio mayoritario del equipo, muchos se encargan de recordarle constantemente que bajo su mando, el Puebla descendió en dos ocasiones, pero entonces, los trofeos en su oficina, también se encargan de recordarle constantemente que bajo su mando, el Puebla fue Campeón de Primera "A" en dos ocasiones y logró el ansiado ascenso.Ingeniero Químico de profesión y con maestría en Administración de Empresas, Francisco Bernat Cid es un aficionado al Puebla "de toda la vida" y no es para menos, ya que su abuelo, Francisco Bernat Sólsona, formó parte de la Directiva del equipo durante los primeros años de la segunda época del Puebla en Primera División, a inicios de los años setenta, algo que a él le tocaría vivir en un par de etapas posteriores, muchos años después.EL PRIMER DESCENSOEn julio de 1998, cuando Paco Bernat decidió comprar la franquicia a José y Julián Abed, el Puebla no era el equipo que actualmente conocemos, sino un híbrido de uniforme azul con naranja que pocos recuerdan (la época del naranja y blanco ya había pasado) y que estaba a punto de convertirse en el peor de la historia bajo la dirección técnica de Raúl Cárdenas.Un Puebla que ya incluía a cuatro jugadores yugoslavos sin prestigio alguno en el mundo del futbol y en el que ya no figuraba el portero uruguayo Gerardo Rabajda, que hasta el torneo anterior había sido figura del equipo"Gerardo no iba en la negociación porque en aquel entonces los derechos federativos eran a través de cartas y no de contratos con el club, entonces José Abed se quiso quedar con él porque pensó que iba a hacer más negocio. A nosotros nos lo vendía en dos millones de dólares extra, que si ahora es mucho dinero, en aquel entonces era una barbaridad y finalmente no lo vendió a nadie. Rabajda después apareció jugando en el Sevilla, luego se retiró y desde hace tres o cuatro años es promotor de jugadores para una empresa uruguaya dueña de Goal TV", comentó.Puebla iniciaría el torneo Invierno 98 apenas dos semanas después de que Bernat tomara posesión del club, exactamente el 1 de agosto con una goleada de 4-0 por parte del Cruz Azul, lo que sería el exacto presagio del desempeño del equipo, los siguientes dos torneos en los que fue colero general con 9 y 13 puntos respectivamente."Los puntos que hicimos eran exactamente los que nos merecíamos, porque realmente era un equipo muy débil y es que nosotros entramos a este mundo sin tener mucho conocimiento. Después de que se fue Cárdenas llegó Alfredo Tena, que entre los dos torneos dirigió alrededor de 24 partidos y ganó muy pocos, es por eso que los últimos cinco partidos los dirige (José) Bakero, que llegó gracias a que mi entonces socio, Enrique Regordosa, lo vio con mucha simpatía y se dio lo que se tenía que dar, que era el descenso".

LA COMPRA DE SU SEGUNDA FRANQUICIA

Pero después del descenso poblano, Valente Aguirre puso en venta al recién ascendido Unión de Curtidores, y entonces gracias a la compra de la franquicia de manera casi inmediata, Puebla volvería a ser plaza de Primera División."Cuando uno tiene un fracaso como el descenso queda uno dolido y al ver la oportunidad de regresar inmediatamente la tomamos, no se si fue la mejor opción porque fue muy costoso, pero en el Draft se trató de armar un equipo mucho mejor, con Alberto García Aspe que vino a un costo importante, y junto con un paquete de jugadores pertenecientes al Grupo Televisa".En ese 1999 Bernat le dio por primera vez la oportunidad de hacerse cargo del equipo a Mario Carrillo, con el que se desarrollaría una especie de historia amor-odio dividida en tres etapas, que le dejaron como resultado tanto una Semifinal en Primera División, su máximo logro, como un buen número de pleitos legales con jugadores "cortados" de último minuto por el técnico."Carrillo estuvo aquí en tres diferentes oportunidades, y las tres veces salió por decisión de él, aunque en una me empujó a que yo lo sacara. Él es un muy buen entrenador que levantó mucho al equipo y que tiene los mejores números con Puebla en su época actual de Primera División. Llego en el 99 y en el 2000 se fue, lo sustituyó Mejía Barón y como el equipo venía muy reforzado nos alcanzó para llegar a la Liguilla, pero perdimos 7-0 en Toluca, luego Miguel (Mejía Barón) se quedó de Secretario técnico y llegó Patricio Hernández, se fue, y volvió a llegar Mario (Carrillo) y también levantó al equipo, tanto que en 2001 es cuando tuvimos esa racha de 12 partidos invictos, llegamos a Semifinales y caimos en Torreón después de un global 6-6 con Santos y una expulsión de Claudinho muy dudosa"."Después los problemas, fueron porque seguramente hubo errores de nuestra parte pero también algunos más de otros. El caso de (Pablo) Roetti, por ejemplo, fue un jugador que pidió Mario Carrillo, pero como no vino a través de Carlos Hurtado, lo cortó en el último momento, y entonces todo acabó en jaloneos porque el jugador quiso cobrar el contrato completo, ese fue un problema heredado de un pleito de promotores”

EL CAMINO AL SEGUNDO DESCENSO

Después de que en 2002 Tomás Boy tuvo tan malos resultados que el equipo volvió a involucrarse en problemas de descenso, en 2003 se presentó un momento crítico con Víctor Vucetich al frente, una derrota de 1-6 ante Morelia que motivó a Bernat a cambiar las condiciones del contrato de los jugadores a media temporada."Decidimos cambiar los términos del contrato y pagarles de acuerdo a los puntos que hicieran el resto del torneo, y es ahí cuando rumores dicen que hubo una presión de otro tipo (con armas de agentes de seguridad) que nunca fue así, sí se les presionó para que firmaran de ese modo y claro que había seguridad en la agencia, pero de ahí se derivaron chismes que nadie se atribuyo".

Luego el equipo pareció encontrar el rumbo con Ignacio Palou, pero después de ser líder general del Apertura 2004 hasta la Jornada 9, en la 12 se suscitó un conflicto con los árbitros que derivó en un castigo de un año para Bernat de parte de la FEMEXFUT y un veto por el resto del torneo al Estadio Cuauhtémoc.Todo desencadenado a partir de que Manuel Glower marcara un penal inexistente a favor de Pumas y expulsión del técnico Palou por las reclamar la acción, al final cuando los universitarios ganaron el partido en el último minuto, un enojado Bernat bajó a la zona de vestidores, lugar donde hubo violencia."Yo nunca ví al árbitro ese día, el problema de (Manuel) Glower, que nos costó lo que nos costó, fue porque una persona de seguridad le dio un golpe al abanderado al momento de que entraba al túnel, mientras yo tuve el error de bajar al vestidor enojado, en aquel entonces no estaba prohibido, y tener un altercado con la gente de la Federación que estaba dentro del vestidor, pero nunca vi a Glower ese dia".Después Palou nunca pudo encontrar el rumbo y bajo el mando de Roberto Saporitti, Puebla descendió por segunda vez en mayo de 2005,  "ese día estuve en el estadio y se siente como cuando alguien está muy enfermo y se muere, de momento se siente feo pero era algo esperado".RECONSTRUCCIÓN Y ASCENSO

A partir del descenso, uno de los más grandes críticos de Bernat, Emilio Maurer, se unió a las filas del equipo, aunque tiempo después, ya en Primera División, al no lograr el control deseado sobre el equipo, terminaría por volver a su posición original, fuera del club y como crítico a Francisco Bernat."En ese momento entró porque Emilio (Maurer) tiene cosas buenas, algunas regulares como se lo he dicho muchas veces, al medio año de que entró fuimos campeones en Primera ';A'; contra Cruz Azul Oaxaca y es el momento que más he disfrutado, tengo una foto de fondo de pantalla en mi computadora para que nunca se me olvide ese día y aunque sea de un nivel menor, es muy difícil ser campeones  y más ascender".Y es que después de ese campeonato Puebla perdió la final de ascenso con Querétaro, lo que generó mucha desilusión e incluso se abrió la posibilidad de que la franquicia fuera arrendada a Veracruz, aunque finalmente se decidió que se quedara y fuera dirigida por José Luis Sánchez Solá"En el Draft no hubo arreglo con Eduardo Cesarman, así que decidí poner al ';Chelís'; de entrenador, armamos un equipo modesto con jugadores comprometidos y también campeonatos a los seis meses contra Salamanca de manera muy meritoria. A ';Chelís'; lo conozco desde hace muchos años, aunque no fuimos al mismo colegio éramos de la misma generación, y lo nombré entrenador en agradecimiento, porque siempre fue el más fiel, entregado y comprometido durante mucho tiempo en Fuerzas Básicas, y se lo quise premiar dándole lo que siempre deseó, la dirección técnica del Puebla y a contra corriente resultó un buen entrenador".

FUTURO CERCANOActualmente, después de ascender contra Dorados en 2007 y lograr la salvación el torneo anterior, el equipo tiene nuevos socios, Ricardo Henaine y Jesús López Chargoy con el 49 por ciento de las acciones, que sustituyeron al grupo de Eduardo Abraham y Justo Olvera, y aunque empiezan a sonar planes ambiciosos para el futuro del club, Bernat busca primero la estabilidad del equipo en Primera División."Para este torneo rentamos la Unidad Deportiva junto al Estadio para que ahí el equipo pueda entrenar, el proyecto de una casa club venía desde la anterior sociedad pero no se hizo porque siempre estábamos ante la inmediatez de las perdidas económicas o las pérdidas deportivas, y siempre había algo más importante como pagar la nómina de los jugadores. Lo primero que tenemos que hacer es que el equipo se consolide en Primera División como lo hizo Pachuca, desde luego que una casa club con sala de trofeos y museo sería muy bonito, sobretodo para un club con la historia que tiene el Puebla, pero de momento tenemos sólo para la infraestructura necesaria y para buscar lograr más puntos que el torneo anterior".En resumen, la última década, ni para el Puebla ni para Francisco Bernat ha sido sencilla, pero de algún modo, el actual socio mayoritario del club ha encontrado la forma de que el equipo de La Franja continúe en la Primera División -con sus respectivos descenso incluidos- y continúa con la tarea de poder conformar un equipo campeón, como el que le tocó ver a finales de los años ochenta, aunque sepa que bajo las circunstancias actuales, es muy complicado que un equipo de empresarios supere en la cancha a otro de grandes consorcios, pero confía en que el trabajo comprometido como el que ha realizado ';Chelís'; y sus jugadores los últimos dos años, siga rindiendo frutos, paso a paso.Por la forma en la que se administra el club, seguramente más problemas se le seguirán atravesando en el camino,  -como el reciente distanciamiento que tuvo con Henaine por la diferencia de opiniones respecto a  la venta de los derechos de transmisión por televisión- hasta el día en que por fin logre conformar una institución sólida y con rumbo definido (o decida vender), pero hasta entonces, también seguramente seguirá siendo el "aficionado al Puebla de toda la vida" que no pierde detalle de ningún partido de su equipo y que mucho menos olvida, como pudo comprobar en esta entrevista."Han sido 10 años de mucho trabajar, de perder y ganar como todo en la vida; en ese tiempo definitivamente entramos en un negocio que no conocíamos, lo que nos llevó a tener algunos fracasos, hace tres años creí que todo había terminado pero aquí seguimos y lo más rescatable es que hoy en día, después de 10 años el equipo está en Primera División. No es fácil mantenerlo al tener que competir contra empresas con mayor poder económico que el nuestro, pero lo estamos haciendo con las ganas y convicción de tener mejores torneos cada vez", finalizó.

[mt][foto: B. Valencia][r/geca]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×