El Águila ganaba pero acabó rescatando empate ante Morelia

Si el pez por la boca muere, algo similar le sucede al Águila. Y es que el América igualó este domingo 1-1 con Monarcas Morelia luego de que durante la semana previa Federico Insúa había...
 Si el pez por la boca muere, algo similar le sucede al Águila. Y es que el América igualó este domingo 1-1 con Monarcas Morelia luego de que durante la semana previa Federico Insúa había mencionado que en casa las cosas serían mucho más sencillas qu  (Foto: Jorge Reyes, Notimex)

Sergio Álvarez Reiset | MEDIOTIEMPOEstadio Azteca, 10 de Agosto de 2008, ante una mala entrada

  • Ismael Rodríguez cometió el penal y se hizo expulsar

Si el pez por la boca muere, algo similar le sucede al Águila. Y es que el América igualó este domingo 1-1 con Monarcas Morelia luego de que durante la semana previa Federico Insúa había mencionado que en casa las cosas serían mucho más sencillas que el juego anterior.

Pero no fue así. América estuvo cerca de ser derrotado en el Azteca por el cuadro purépecha y en gran medida por culpa de su defensa que en repetidas ocasiones tuvo imprecisiones.

También en días previos el central Ismael Rodríguez amenazó con dejar la institución a final del torneo por su escasa actividad en el once titular del "Pelado". Justo hoy que estuvo de inicio, Ismael fue el jugador que provocó el penal del empate y segundos después, quien se hizo expulsar por reclamar airadamente la decisión del silbante Francisco Chacón.

Para no variar, al menos en dos ocasiones Guillermo Ochoa atajó disparos de peligro para las Águilas con los que logró mantener el marcador 1-1. Para destacar, el ingreso de Enrique Esqueda y el "Torito" Silva, que aceleraron el ataque águila en la segunda mitad.

Los emplumados, que se quedaron con cuatro puntos en el Grupo 2, deberán enfrentarse la semana siguiente al Pachuca en el Hidalgo, mientras que Morelia, en el mismo grupo con tres unidades, recibirá a Pumas en el Morelos.

EL PARTIDO

Aunque tuvo un buen arranque, América fue superado en la mayor parte del juego por Morelia, quien tuvo su primera oportunidad clara apenas al minuto 3, sin embargo, el seleccionado nacional Luis Ángel Landín abanicó de manera infantil el balón frente al portero americanista.

Para este encuentro, el técnico americanista Ramón Díaz había resuelto aparentemente bien las ausencias de los defensas Sebastián Domínguez y Óscar Rojas, por suspensión y lesión, respectivamente. Sus posiciones las ocuparon Carlos Sánchez e Ismael Rodríguez, sin embargo, conforme avanzó el juego, fueron pesando las ausencias.

Por su parte, Morelia volvió a contar el el central Mauricio Romero, quien por cierto fue el jugador sobre el que hicieron al falta que les valió a los visitantes el penal del empate.

Tal vez por el regreso del "Gringo" Castro a la banda derecha americanista, la tendencia se cargó hacia el sector opuesto para producir jugadas de peligro para las Águilas.

En el encuentro también se dio el reencuentro de Luis Fernando Tena con su ex equipo, las Águilas del América, al que dirigió hasta el 7 de octubre del 2007 y del que fue corrido tras caer 3-1 con el Toluca.

Si en algún momento Ramón Díaz dijo que no respetaría jerarquías, tal vez habría que creerle, ya que para resolver sus problemas en este encuentro, sacó a dos elementos extranjeros -los argentinos Federico Insúa y Alfredo Moreno- para sustituirlos por los jóvenes mexicanos Juan Carlos Silva y Enrique Esqueda, quienes revolucionaron el ataque americanista y los desbordes por izquierda, banda que precisamente ocupaba el chileno de Monarcas, Hugo Droguett.

Apenas comenzaba el segundo tiempo, el arquero de las Águilas, Guillermo Ochoa metió un despeje largo que elegantemente bajó de pecho el paraguayo Salvador Cabañas para inmediatamente sacar un centro que definió de cabeza el "Paleta" Esqueda. Un golazo para el 1-0.

Ochoa tuvo entonces su primera atajada importante del encuentro, al soportar un disparo de Marvin Cabrera al minuto 58.

El juego parecía caer un hoyo de poco funcionamiento para ambos clubes, cuando se le vino la noche a los emplumados. Todo comenzó cuando al minuto 69 el "Gringo" Castro dejó la lateral derecha por lesión, entonces el "Pelado" ingresó a su último cambio, Jesús Armando Sánchez.

Sin embargo, inmediatamente después de la modificación, el central americanista Ismael Rodríguez cometió un penal dentro del área por sujetar por detrás deliberadamente a Mauricio Romero.

Además de su falta, el defensa le reclamó sin tapujos al silbante, lo que hizo que las Águilas se quedaran con diez hombres por la expulsión del jugador.

El penal fue correctamente cobrado al 71'; por Fernando el "Pollo" Salazar, quien mandó el balón a la base del poste derecho, cuando Ochoa se había recostado al costado opuesto.

La ya mermada defensa americanista terminó formada por Argüello, Carlos Sánchez, Rodrigo Iñigo y Armando Sánchez.

A diez minutos de que concluyera el juego, mientras el balón estaba quieto esperando a ser cobrado en un tiro libre, Horacio Cervantes metió un puñetazo a Enrique Vera, que debió dejarlo fuera del encuentro de no ser porque tanto el silbante central, Francisco Chacón, como su Asistente 2, no vieron la acción.

Ya en tiempo de compensación, Elías Hernández desbordó por el sector derecho para enfrentar solo a Memo Ochoa, quien recibió en el pecho el disparo del jugador moreliano que erró en la definición, y dejar así el marcador 1-1 final. Hay que destacar que en esta acción Elías tuvo para tocar a un compañero que estaba solo ante arco abierto, pero prefirió el disparo.

ARBITRAJE

Apenas aceptable de Francisco Chacón, quien marcó correctamente el penal a favor de Monarcas y además echó del terreno a Ismael Rodríguez por reclamar. No sancionó a Horacio Cervantes pese a que golpeó dentro del área al "Rambert" Vera cuando el balón estaba detenido previo a un tiro libre.

[mt][foto: J.Reyes/MEXSPORT][r/wago]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×