Virginia Tovar se retiró del arbitraje profesional

Nunca como ese día un árbitro había causado tanta expectación en un juego antes de que éste empezara. Se le hizo un seguimiento puntual desde antes de que comenzara y hasta el silbatazo final.
Nunca como ese día un árbitro había causado tanta expectación en un juego antes de que éste empezara. Se le hizo un seguimiento puntual desde antes de que comenzara y hasta el silbatazo final.
 Nunca como ese día un árbitro había causado tanta expectación en un juego antes de que éste empezara. Se le hizo un seguimiento puntual desde antes de que comenzara y hasta el silbatazo final.  (Foto: Héctor Carbajal, Notimex)

Sergio Álvarez Reiset | MEDIOTIEMPOEstadio Azteca, 10 de Agosto de 2008

  • Fue la primer mujer que dirigió un juego varonil de Primera División en México
  • Este domingo recibió un reconocimiento en el Estadio azteca

Nunca como ese día un árbitro había causado tanta expectación en un juego antes de que éste empezara. Se le hizo un seguimiento puntual desde antes de que comenzara y hasta el silbatazo final.

Y cómo no, si Virginia Tovar sería la primer mujer que dirigiría un encuentro en la Primera División de futbol profesional varonil en México.

Ella, la mujer que hizo historia el 22 de febrero de 2004 dirigiendo el Irapuato-América, hoy le dijo adiós al arbitraje profesional, justo en un juego de las Águilas del América, pero en el que fungió en esta ocasión como Cuarto Oficial.

Definitivamente este domingo Virginia llegó con mucho menos expectación al Coloso de Santa Úrsula que aquella oportunidad en el Estadio Sergio León Chávez, en el que por cierto, recibió antes del juego y de manos del entonces Capitán americanista, Pável Pardo, un ramo de rosas en reconocimiento a su labor.

Su trabajo durante los 90 minutos de juego fue seguido con lupa. El entonces el Presidente de la Comisión de Árbitros y quien le dio la oportunidad de silbar en el Máximo Circuito fue el peruano naturalizado mexicano Arturo Yamazaki.

En dicho encuentro, en el que hizo historia con un mensaje que dejaba claro que el futbol no era exclusivo del "sexo fuerte", Virginia Tovar recibió como despedida una frase del delantero de las Águilas, Cuauhtémoc Blanco, quien la mandó a "lavar trastes a su casa".

Pese al trago amargo de aquella vez, Virginia salió del vestuario con un traje sastre en color verde olivo y minifalda para atender a los medios de comunicación.

Con el cabello aún húmedo y el maquillaje reciente, Tovar causó mayor expectación que el propio equipo americanista, al que habían derrotado 2-1.

Aún en medio del morbo que causó el que una mujer dirigiera un encuentro de hombres, la Comisión la designó una semana después para silbar el Querétaro-Necaxa. Ése fue su último encuentro en la Primera División como central.

Pero este domingo concluyó la carrera de una silbante que, además de haber hecho historia, fungió como arbitro con Gafete FIFA desde 1996 y hasta hoy que tuvo que lidiar con dos estrategas en el área técnica. Virginia recibió dos reconocimientos antes del cotejo América-Morelia, uno de parte de la Comisión de Árbitros y otro que le entregó el Club de Coapa.

A sus 40 años de edad, Vicky colgó el silbato, pero aún deja a su hermana Isabel en activo (para muchos el mejor Asistente del país) y otras mujeres de probada calidad, como Rita Muñoz, quien ahora se encuentra en los Juegos Olímpicos de Beijing 2008.[mt][foto: H.Carbajal/MEXSPORT][r/wago]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×