...y llegó la ola amarilla

Una hora antes de iniciar el partido, un gran número de aficionados del América estaban a las afueras del Estadio Jalisco; muy tranquilamente, platicaban acerca de su equipo, los vendedores se ...
 Una hora antes de iniciar el partido, un gran número de aficionados del América estaban a las afueras del Estadio Jalisco; muy tranquilamente, platicaban acerca de su equipo, los vendedores se  acomodaban poco a poco y separando las banderas amarill  (Foto: Refugio Ruiz, Notimex)

Rodrigo V. Medero | MEDIOTIEMPO (Corresponsal)Estadio Jalisco. 27 de Agosto de 2008

  • Junta y cantando llegó la porra águila

Una hora antes de iniciar el partido, un gran número de aficionados del América estaban a las afueras del Estadio Jalisco; muy tranquilamente, platicaban acerca de su equipo, los vendedores se  acomodaban poco a poco y separando las banderas amarillas de las rojinegras, todos esperando el momento para el juego al que se habían dado cita.

Y aunque el número era elevado, aún faltaba algo que prendiera el entusiasmo y la fiesta por el futbol, poco después se supo qué era.

A las 20:05 horas, a lo lejos se comenzaron a escuchar los tamborazos y las palmadas, como un enjambre que se iba acercando, inmediatamente los seguidores americanistas que esperaban en la Puerta 3, levantaron la vista, otros que estaban sentados se levantaron inmediatamente, todos se juntaron al ritmo de las palmas para recibir a la Barra Monumental que venía en un gran número.

"¡América, yo te llevo en el corazón!"... Fue el grito que al unísono todos entonaron y que por más de cinco minutos mantuvieron a todo pulmón y junto con los tambores, hicieron retumbar toda la zona sur del estadio.

Inmediatamente, al terminar esos cinco minutos, todos se fueron rápidamente a la puerta de acceso, pues no querían entrar tarde a motivar al equipo de sus amores.

[mt][foto: R.Ruiz/MEXSPORT][r/wago]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×