Los Rayados vencieron 2-0 al Campeón, incluso sin ensañarse

-Da clíck aquí para ver los goles de la Jornada 7 en video
-Da clíck aquí para 
ver los goles de la Jornada 7 en video
 -Da clíck aquí para ver los goles de la Jornada 7 en video

Alberto Ramos | MEDIOTIEMPOEstadio Tecnológico, 30 de Agosto de 2008 ante un lleno

  • Feo arbitraje de Paul Delgadillo

-Da clíck aquí para ver los goles de la Jornada 7 en video

En un partido sui géneris entre rivales del Grupo 1, los Rayados del Monterrey vencieron 2-0 al Campeón Santos Laguna, incluso sobrellevando los últimos 20 minutos en los que no se ensañaron a pesar de que jugaban con un hombre más desde el minuto 24’.

El duelo tuvo un arbitraje muy sangrón de Paul Delgadillo, que comenzó tasajeando el partido, marcando faltas por cualquier contacto y luego acabó con un total desorden, una expulsión a la visita provocada por un reclamo tras una falta que no marcó y teniendo que cambiar los criterios para el segundo tiempo ante el riesgo de quedarse sólo en el campo.

Monterrey hizo lo suyo, marcó el primero en bonita jugada preparada que culminó William Paredes y luego insistió con Carlos Ochoa como punta de lanza hasta que el mexicano consiguió el 2-0 en su tercera opción clara. Después manejaron las acciones, bajaron el ritmo y tocaron la pelota en un cierre intrascendente.

Con este resultado, Monterrey dio alcance a Santos con 11 puntos en la cima del Grupo 1, aunque los laguneros siguen arriba por diferencia de goles. Los Rayados ligan un par victorias luego de dos derrotas en las jornadas 4 y 5. En tanto Santos cae por primera vez desde la Jornada 1 y deja atrás una racha de tres victorias al hilo.

EL PARTIDO

En los primeros tres o cuatro minutos, Santos tuvo cierta ventaja en la posición del campo. Apretó la salida de Monterrey que siempre empieza en su propia área y ganó algunos balones. Así, al 3’ Diego Ordaz se descuidó y Juan Pablo Rodríguez le ganó la pelota para tocar a Benítez poniéndolo solo en el área, pero cuando el lagunero se quiso quitar a Orozco, éste le quitó la pelota.

Sin embargo, poco a poco se fue asentando el local en el campo y al 7’ generó la primera con un pase filtrado para Ochoa en el que dudó un poco Oswaldo pero pudo salvar la acción desviando la pelota con el pie en una barrida para el primer corner del partido. Dos minutos después en un corner, Baloy sacó un potente cabezazo que dejó parado a Oswaldo pero que pasó rozando el ángulo a la derecha del portero lagunero.

Monterrey ya le había encontrado el timing al medio campo y lograba tener más la pelota. Por los estilos de ambos y el pésimo criterio de Paul Delgadillo que salió sangrón, el juego se entrecortaba demasiado con faltitas intrascendentes.

Los Rayados encontraron premio rápidamente a un ímpetu efectivo que los ponía siempre en territorio rival. Al 16’ en un tiro libre, Luis Pérez sorprendió tocando a Paredes que desde el borde izquierdo del área controló y disparó, poniendo la pelota pegadita al poste contrario, un muy bonito gol para el 1-0.

Fueron momentos de apremio para los laguneros, pues los Rayados llegaban constantemente. AL 21’ un tiro del "Cabrito" que pegó en un defensa y por poco sorprende a Oswaldo, pero la pelota pasó a un ladito del poste; y al 23’, el "Chupete" quedó con ventaja en la izquierda del área, pero disparó muy cruzado.

Para colmo del equipo visitante, al 24’ Juan Pablo Rodríguez se hizo expulsar en una mala decisión de Delgadillo que no marcó una falta con la que Luis Pérez había derribado al "Chato" y éste último reclamó, seguramente se fue de la boca y se fue a bañar anticipadamente.

Sin embargo el juego no cambió mucho y Santos logró mantener más o menos las cosas controladas e incluso tener un par de arribos. Al 30’, una buena jugada de Vuoso por derecha, trajo una diagonal retrasada que Benítez no pudo rematar. Dos minutos después vimos un gran pase filtrado de Paco Torres para Castillo que entró al áera por izquierda y disparó demasiado cruzado.

Para la segunda mitad Monterrey tenía la clara misión de conseguir el segundo tanto que les permitiera manejar el juego a placer y vía Carlos Ochoa, consiguió varias jugadas de gol. Al 49’ hicieron un aviso fortísimo con una buena jugada de Paredes que desbordó por izquierda y al entrar al área le puso más de tres cuartos de gol a Carlos Ochoa que llegó barriéndose y ante arco abierto, la echó fuera perdiéndose una grande. Poco después, el mismo Ochoa tuvo un cabezazo que parecía más fácil de lo que resultó, a gran centro del "Cabrito" que lo dejó solo ante el arco.

La tercera fue la vencida para Carlos Ochoa, pues al 62’ entró al área por la izquierda, recortó y disparó ya cerca del área chica y aunque su tiro iba directo a las manos de Oswaldo, el arquero lagunero pifió el disparo que se le escurrió de fea forma entre las piernas y aceptó el 2-0.

Después del segundo tanto los Rayados cambiaron. Se tiraron 15 metros más atrás, enfriaron las acciones, cuando tenían la pelota la tocaban hasta el cansancio y cuando la tenía Santos, se dedicaban a marcar bien y los dejaban tocar y tocar hasta que se acercaban al área.

Santos peleó, hizo lo que pudo, logró tener la pelota por la complacencia regiomontana, pero poca profundidad encontró pues eran superados en número por la marca local. Al 91’, Benítez sacó un buen disparo, pero la pelota se fue por encima en lo más cercano de unos 20 minutos finales bastante flojos e intrascendentes.

ARBITRAJE

Feo, sangrón, inestable de Paul Delgadillo que quiso empezar el duelo marcando hasta los soplidos, tasajeando el ritmo y acabó hecho un lío, cambiando criterios y provocando una expulsión al no marcar una falta clara que trajo fuerte reclamación del "Chato". Para la segunda parte se calmó y evitó que el duelo acabara en desastre.

-Da clíck aquí para ver los goles de la Jornada 7 en video

[mt][foto: E.Quintana/MEXSPORT]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×