Entre el caos y el silencio arribó Jamaica a México

La persecución comenzó entre las 17:20 y las 17:30 horas. De una puerta de cristal a otra camarógrafos y fotógrafos de desplazaban siguiendo las morenas siluetas vestidas del playera amarilla y...
 La persecución comenzó entre las 17:20 y las 17:30 horas. De una puerta de cristal a otra camarógrafos y fotógrafos de desplazaban siguiendo las morenas siluetas vestidas del playera amarilla y pantalón azul.  (Foto: Christian Palma, Notimex)

Karina Xicotencatl | MEDIOTIEMPOCiudad de México, 5 de Septiembre de 2008

  • 24 horas antes del partido llegaron los caribeños

La persecución comenzó entre las 17:20 y las 17:30 horas. De una puerta de cristal a otra camarógrafos y fotógrafos de desplazaban siguiendo las morenas siluetas vestidas del playera amarilla y pantalón azul.-"¿Vienen por los de Jamaica?"- preguntaban los recién descendidos pasajeros con timidez a los reporteros. "Sí", se escuchaba en el pasillo de la Sala E3 de la Terminal 1 del Aeropuerto Internacional de México.-"A si, yo los ví, están en la Aduana, no tardan en salir"- fue la frase que terminó con la entrevista de los pasajeros.Y así echando un ojito a un lado y al otro, un numeroso grupo de reporteros que bien podrían confundirse con una manifestación en Paseo de La Reforma, preparó sus preguntas en español y algunas en inglés para recibir al Director Técnico de Jamaica René Simoes, sin embargo, fue el estratega y los ';Reggae Boys'; los que soprendieron a la prensa mexicana ante la negativa de emitir un sonido.Mientras unos buscaban la declaración de Simoes otros abordaron a los espigados jugadores llegaron con la consigna de no dar declaraciones y se hicieron de la vista gorda cada que se acercaban las grabadoras o los micrófonos.En medio de la confusión, elementos del cuerpo de seguridad y algunos miembros del equipo jamaicano que jugará el primer partido de Eliminatoria Mundialista ante la Selección de México en el Estadio Azteca, comenzaron a golpear a los comunicadores, los codazos, las patadas, los empujones e incluso mochilazos fueron la constante a lo largo del pasillo que los condujo a otra zona de la terminal aérea.La persecución que inició en la puerta E3 terminó a un costado de la F1, justo a unos metros del camión que trasportó a Simoe y a sus pupilos al hotel de concentración.La recompensa al esfuerzo físico de los reporteros que aguantaron la corretiza llegó cuando el técnico de Jamaica decidió al fin decir unas palabras antes de abordar el autobús.Molesto por el incómodo traslado y la insistencia de los micrófonos, el técnico se detuvo para negar la presunta agresión que sufrieron algunos reporteros mexicanos el día de ayer al asistir al entrenamiento de Jamaica en Kingston.La versión cuenta que los nacionales fueron retirados del campo de práctica jamaicano con violencia por el cuerpo de seguridad del lugar al quedarse un poco más del tiempo del permitido por el técnico. A gritos y en portugués Simoe dijo, "están equivocados, aquí en México nos desprecian porque insisten en decir que Jamaica es un rival pequeño pero mañana en el partido veremos la respuesta a su desdén. Nosotros no tratamos mal a la prensa mexicana (en Jamaica) ustedes dijeron en la prensa cosas que pasaron y no fue así".Y así, en medio del caos y del silencio hizo acto de presencia en la Ciudad de México la incompleta delegación de Jamaica ya que sólo arribaron entre 18 y 20 jugadores en el vuelo vespertino procedente de Miami. Se espera que el resto, dos o cuatro jugadores más, llegue cerca de la medianoche de este viernes.[mt][foto: C. Palma/MEXSPORT][r/edsag]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×