La noche de los brazos cruzados

El panorama al medio tiempo era desolador. Sólo faltaba que uno se soltara a llorar y así en cascada el llanto inundaría la parte alta del Jalisco.
El panorama al medio tiempo era desolador. Sólo faltaba que uno se soltara a 
llorar y así en cascada el llanto inundaría la parte alta del Jalisco.
 El panorama al medio tiempo era desolador. Sólo faltaba que uno se soltara a llorar y así en cascada el llanto inundaría la parte alta del Jalisco.  (Foto: Isaac Ortiz, Notimex)

Juan Téllez | MEDIOTIEMPO (Corresponsal)Estadio Jalisco. 13 de Septiembre de 2008

  • Al final, parece que la tormenta pasó en Colomos

El panorama al medio tiempo era desolador. Sólo faltaba que uno se soltara a llorar y así en cascada el llanto inundaría la parte alta del Jalisco.

En la Zona B, los seguidores del Atlas veían sin ánimo el primer tiempo. Los ojos abiertos, bien abiertos para cerciorarse de lo que ocurría en la cancha.

Los aficionados tenían los brazos cruzados y la tristeza en la mirada. El desamparo se instaló en la B y no pagó boleto. Los intentos que morían en las piernas de los defensores del Puebla, no hacían felices a nadie y cuando terminó el primer tiempo los abucheos se cristalizaron y el miedo se apoderó de los aficionados del Atlas.

Para el segundo tiempo las emociones cambiaron, por el gol tempranero de Botinelli; pero los brazos seguían cruzados, no había la suficiente confianza en las tribunas.

Después cayó el segundo gol y el "relax", como diría Cantinflas, llegó a la gradería del Jalisco.

El aliento que trae el sentimiento de victoria no se compara y a los de la parte alta del estadio se les quitó el frío y pudieron respirar con tranquilidad, parece que la tormenta pasó en Colomos.

[mt][foto: I.Ortiz/MEXSPORT][r/wago]

No te pierdas