Islanders 3-0 Santos… El Campeón mexicano cayó en una alberca

El vigente Campeón mexicano Santos Laguna, fue goleado 3-0 por el Puerto Rico Islanders en un duelo jugado en una cancha encharcada de fea forma, dentro de la Jornada 2 de la Liga de Campeones de...
El vigente Campeón mexicano Santos Laguna, fue goleado 3-0 por el Puerto Rico Islanders en un duelo jugado en una cancha encharcada de fea forma, dentro de la Jornada 2 de la Liga de Campeones de CONCACAF.
 El vigente Campeón mexicano Santos Laguna, fue goleado 3-0 por el Puerto Rico Islanders en un duelo jugado en una cancha encharcada de fea forma, dentro de la Jornada 2 de la Liga de Campeones de CONCACAF.

Alberto Ramos | MEDIOTIEMPOEstadio Juan Ramón Loubriel de Bayamón, 23 de Septiembre ante una regular entrada

  • Daniel Guzmán y Oribe Peralta, expulsados
  • Fue imposible jugar al futbol a ras de pasto

El vigente Campeón mexicano Santos Laguna, fue goleado 3-0 por el Puerto Rico Islanders en un duelo jugado en una cancha encharcada de fea forma, dentro de la Jornada 2 de la Liga de Campeones de CONCACAF.

El duelo se llevó a cabo bajo una tormenta que duró todo el primer tiempo y que, sumándose a las fortísimas lluvias que han azotado la región en los últimos días, provocaron que la cancha se encharcara de inmediato, haciéndose prácticamente imposible en transitar del balón a ras de pasto.

Para la segunda mitad la lluvia cesó, pero entonces el terreno de juego estaba sumamente dañado y no mejoró demasiado en sus condiciones, pues los charcos dejaron paso a un lodazal.

El Islanders fue superior durante todo el partido ante un Santos Laguna que con leve rotación en su once titular, nunca logró acomodarse a las condiciones y tuvo que batallar con una cancha que le hacía imposible desarrollar su estilo de juego.

Las condiciones del campo provocaron mucha calentura, entradas fuertes y muchos problemas para los árbitros y los jugadores, por lo que queda claro que el partido debió ser suspendido después de tanta lluvia, para proteger la integridad de los participantes y el espectáculo.

Con este resultado Santos se queda con 3 puntos en el segundo lugar del G4 del torneo, en tanto que el Puerto Rico Islanders es el líder con 6 puntos en dos partidos.

EL PARTIDO

Bajo un tormentón inició el duelo. De hecho, en Puerto Rico ha caído una gran cantidad de agua en los últimos días por lo que de inmediato la cancha se llenó de charcos e hizo imposible el desarrollo del futbol a ras de pasto.

Santos presentaba una alineación con ciertos movimientos con relación al once ideal, como la presencia de Becerra en el arco, Patlán y Santiago en la central, "Goyo" Torres por la lateral izquierda, Andony Hernández al lado de Juan Pablo Rodríguez en la contención, y Oribe Peralta formando el triplente ofensivo junto a Ludueña y Benítez.

El futbol parecía una broma, pues la pelota se atoraba o patinaba, haciendo casi siempre lo contrario a lo que los jugadores esperaban y obviamente, no había acciones bien llevadas o con pases continuos.

Al 15';, una jugada desafortunada trajo el primer gol del local, que por su estilo, no sufría tanto como el equipo mexicano con las condiciones del campo. Telesford remató débil en el corazón del área y cuando la pelota iba mansita a las manos del portero Becerra, Juan Pablo Santiago la quiso despejar pero la rebanó y la mandó a su propio arco para el 0-1.

El dominio del local era claro; al 36'; en un balón que perdió Castillo en medio de un charco, Atieno entró a pase filtrado solo ante Becerra que logró tapar, el rebote le quedó a Steel quien disparó, superó al portero pero no a Juan Pablo Santiago que controló y despejó sobre la línea de gol, pero dos minutos después, el gol ya no se le negaría al Isladers.

Así, un tiro de Steel chorreado le cayó a Noah Delgado que en línea con la defensa quedó solo frente al arco para controlar y fusilar a Becerra para el 2-0.

Santos quería reaccionar, empujaba pero lo más que consiguió en este primer tiempo fueron dos disparos al hilo de Greogorio Torres; el portero rechazó con puños el primero y atrapó el segundo al 39';.

Para la segunda mitad la historia no arrancó bien para Santos, ya que al 49';, Miranda hizo una pared con un charco llevándose a dos hombres y quedó para disparar desde unos 28 metros, poniendo la pelota en el rincón a la izquierda del portero Becerra. 3-0.

Por momentos parecía que iba a ser un resultado demasiado abultado para el Campeón mexicano, pues al 57'; un disparo de Arrieta pasó sólo a un metro del arco e inmediatamente, el mismo Arrieta tomó la pelota tras dos rebotes en un corner, controló en la izquierda del área, recortó y disparó, pero el "Guti" Estrada salvó sobre la línea con la cabeza.

Si en la primera mitad el juego fue una broma, para el complemento, ya con los charcos convertidos en lodo, se convirtió en una guerra. Comenzaron los golpes, las venganzas, las discusiones y el desorden. La calentura crecía y crecía.

Al 70'; llegó el descuento de los cementeros. Tras un punterazo de Benítez sobre el punto penal, el portero Gaudette rechazó apenas, pero sólo para que la pelota le quedara a placer a Agustín Herrera para definir el 3-1.

Después del gol se armó la camorra, toda la calentura que se había acumulado, explotó cuando el anotador del gol fue por la pelota para reanudar rápido y el portero lo abrazó evitando que se moviera. Ahí llegó Oribe Peralta y los separó de un manotazo. Luego de unos minutos de empujones y mentadas, el árbitro amonestó al portero y expulsó a Peralta.

La banca mexicana se calentó con el Cuarto Árbitro, el puertorriqueño Javier Santos, y se armó la gorda hasta que Daniel Guzmán se fue expulsado mientras toda la banca mexicana pedía mayor castigo para los locales.

Pese a quedar con un hombre menos, Santos cerró el juego peleando por otro gol. Sin claridad, sin mucho que contar, pero logrando meter la pelota con nerviosismo en el área local.

Sin embargo, el resultado ya no cambiaría, decretándose un resultado histórico para el Puerto Rico Islanders, un feo jalón de orejas para el Campeón mexicano y una fuerte llamada de atención para CONCACAF por permitir que se juegue con condiciones extremas como las de este encuentro.

EL ARBITRAJE

Meritorio de Mark Geiger que sin duda tuvo una de sus más duras pruebas como árbitro en una cancha en deplorables condiciones. Decidió bien, aunque lógicamente acabó con algunas decisiones polémicas. Al final, supo más o menos mantener la calma, pero no pudo evitar los conatos de violencia.

[mt][foto: Cortesía Prensa Santos][r/wago]

No te pierdas