Ejército rojinegro en el norte del estadio

A las 18:30 horas el rumor de tambores y cantos lejanos inundaban el ámbito de la calzada Independencia norte. Era la caravana de los rojinegros, miles de aficionados del Atlas partieron antes de...
A las 18:30 horas el rumor de tambores y cantos lejanos inundaban el ámbito de la calzada Independencia norte. Era la caravana de los rojinegros, miles de aficionados del Atlas partieron antes de las 6 de la tarde desde unas 20 cuadras del Jalisco, dándol
 A las 18:30 horas el rumor de tambores y cantos lejanos inundaban el ámbito de la calzada Independencia norte. Era la caravana de los rojinegros, miles de aficionados del Atlas partieron antes de las 6 de la tarde desde unas 20 cuadras del Jalisco, dándol  (Foto: Refugio Ruiz, Notimex)

Juan Téllez | MEDIOTIEMPO (Corresponsal)Estadio Jalisco. 27 de Septiembre de 2008

  • La comitiva de Atlas era encabezada por un niño con un micrófono gigante

A las 18:30 horas el rumor de tambores y cantos lejanos inundaban el ámbito de la calzada Independencia norte. Era la caravana de los rojinegros, miles de aficionados del Atlas partieron antes de las 6 de la tarde desde unas 20 cuadras del Jalisco, dándole color al Clásico Tapatío.La comitiva de Atlas era encabezada por un niño con un micrófono gigante, en franca alusión a que en el torneo pasado, en algunos partidos la Directiva le puso bocinas a las barras rojiblancas, para que sonaran más fuerte. Entre barras nada se perdonan y cada que tienen oportunidad se dicen sus cosas.Después venía el grueso contingente del Atlas. Unos diez tambores eran los que hacían la fiesta para los de la avanzada, y unas banderas gigantes con la "A" rojinegra eran los estandartes de los atlistas.La policía estuvo en todo momento a su resguardo, no hubo ningún incidente en ese momento. Después llegaron al estadio con una unánime canción. "Te quieres matar, te quieres matar rojiblanco, porque esta gente nunca la tendrás", esa fue la canción que se entonaba en las afueras del estadio.La sorpresa esta temporada eran las banderas pequeñas que sacaron a la hora que el equipo saltó a la cancha. Guardaron el secreto hasta el final y los estandartes venían súper resguardados en medio de la comitiva.Diez minutos antes de las 19:00 horas, la barra del Atlas comenzó a entrar al estadio. La revisión fue exhaustiva. Tres filtros había antes de ingresar al Jalisco. A las mujeres, las chocaban policías femeninas y lo hacían con respeto. En el estadio, por lo menos en la parte norte, donde está la porra rojinegra.[mt][foto: R. Ruiz/Mexsport][r/edsag]

No te pierdas