En el Tec ganó Jaguares con mucho colmillo

Parecía un partido fácil para Rayados. Desde el inicio, los pupilos de Ricardo La Volpe se volcaron al frente para buscar ganar un partido, pues la victoria parecía urgente para la escuadra...
Parecía un partido fácil para Rayados. Desde el inicio, los pupilos de Ricardo La Volpe se volcaron al frente para buscar ganar un partido, pues la victoria parecía urgente para la escuadra regiomontana.
 Parecía un partido fácil para Rayados. Desde el inicio, los pupilos de Ricardo La Volpe se volcaron al frente para buscar ganar un partido, pues la victoria parecía urgente para la escuadra regiomontana.  (Foto: Edgar Quintana, Notimex)

.

Fernando Ruiz Moffat | MEDIOTIEMPO

  • Monterrey sumó su tercera derrota al hilo
  • Los locales tuvieron mayor tiempo de posesión

Parecía un partido fácil para Rayados. Desde el inicio, los pupilos de Ricardo La Volpe se volcaron al frente para buscar ganar un partido, pues la victoria parecía urgente para la escuadra regiomontana.

Jaguares llegó a la capital neoleonesa con más colmillo que ganas y al final las cosas le salieron excelente.

Monterrey salió a proponer un partido a ras de pasto, explotando a Carlos Ochoa y a Mauro Cejas, más que a cualquier otro. Tanto, que en los primeros 45 minutos era difícil descubrir que Borgetti estaba dentro del terreno de juego.

Para la segunda mitad las cosas cambiaron. Fuera de su costumbre, Monterrey empezó a explotar los centros por aire, buscando sobre todo a Borgetti.

Pero Jaguares llegó a plantarse bien, a confundir a su rival con una máscara de equipo débil y desordenado, pero siendo más bien una escuadra capaz de sacar un truco de la chistera.

En esto Itamar Batista es un consagrado y tuvo que ver en las dos anotaciones de los del sureste.

Monterrey se coloca, después de 11 jornadas, como tercer lugar del Grupo 1 con 12 puntos. Santos, segundo de grupo con 13, jugará mañana y podría alejarse aún más de Monterrey.

Los tres puntos son un bálsamo para Jaguares, penúltimo del grupo 3 con 11 unidades y con un partido pendiente frente a Pumas. San Luis, Superlíder del torneo, es también el que manda en ese grupo con 20 unidades.

EL PARTIDO

Los Rayados apretaron desde el principio. Mauro Cejas fue un verdadero dolor de cabeza para la zaga chiapaneca en los primeros minutos, con dos incursiones de peligro que terminaron con centros peligrosos que fueron oportunamente rechazados.

Lo mismo para Carlos Ochoa, que apenas en un minuto había llamado la atención de la defensiva jaguar, cuando en una jugada fue atrapado apenas en fuera de lugar.

Jaguares, en los primeros cinco minutos, no había conseguido armarse en la cancha. Hasta Felipe Baloy estaba agregándose al ataque rayado. Por izquierda, Diego Ordaz también estaba agregándose al armado de jugadas desde la media cancha.

Al 7';, Monterrey dejó ir otra, esta vez desde los botines de Luis Pérez. De nuevo, Cejas desbordó, centró retrasado y Luis Pérez la mandó por encima de la portería.

Pero Jaguares no estaba muerto ni mucho menos. Una jugada por su banda derecha fue bien aprovechada, después de que los defensas regios se quedaron parados buscando el fuera de lugar. El centro fue directo a los pies del "Bofo" Bautista, pero Christian Martínez estaba al tanto y salió a anticipar.

A partir de ahí, Monterrey se desdibujó un poco, la contundencia e ímpetu mostrados al arranque se habían mermado.

Al 12';, Danilinho puso de nuevo en apuros a la última línea de los locales, logró entrar al área quitándose a un par de rayados. Al final fue desarmado, pero la confianza comenzó a rondar a la escuadra chiapaneca.

Carlos Ochoa desperdició una de las más claras buscando que le marcaran penal. La jugada había sido excelente por izquierda y le pusieron el balón en los pies con gran oportunidad de entrar al área. Apenas sintió cerca al defensa y se dejó caer. Se ganó la amarilla y desperdició una gran oportunidad.

Cuando Monterrey parecía retomar el dominio, Jaguares le volcó un balde de agua fría. Primero pusieron en jaque a Rayados con una jugada que nació de los pies de Itamar Batista casi en media cancha y, cuatro toques después, en gran jugada con Mora y Danilinho, acabó con un disparo más de Itamar. Un minuto después, el brasileño de Jaguares volvió a desbordar por izquierda, puso un centro muy preciso al corazón del área donde, totalmente solo, el "Bofo" puso de cabeza al fondo de las redes.

Desde ese momento, a los Rayados les costó el doble armar jugadas. No sólo en tres cuartos de cancha, donde todo el partido tuvieron problemas, sino ya desde la media cancha. Mauro Cejas se desdibujó en el ataque por derecha, no sólo porque estuviera mejor marcado que antes, sino porque sus compañeros estaban menos afinados.

Los chiapanecos se notaban ya mucho más relajados al minuto 35, cuando el "Bofo" fue bajado de una patada afuera del área de Martínez, al tratar de hacer una jugada de autopase. De los botines de Danilinho salió un disparo que estuvo a punto de entrar al ángulo, pero Martínez voló y sacó a tiro de esquina.

De Borgetti, en la primera mitad, ni sus luces. Aunque Monterrey dobló esfuerzos al final del primer tiempo.

En el arranque de la segunda mitad Monterrey salió con mucho más ímpetu. Borgetti por fin apareció, pero por desgracia para fallar una bastante clara de cabeza. Rodolfo Espinoza sacó de la raya otro remate de Felipe Baloy.

El partido estaba muy abierto, los dos equipos tocaban sin muchos problemas y llegaban a tres cuartos de cancha. Parecía cuestión de tiempo para que el marcador se abultara, lo difícil era saber hacia qué lado de la balanza.

Las de Monterrey comenzaron a ser más claras. La entrada de Hiber Ruiz y de Jesús Zavala le dio verticalidad a la ofensiva.

Pero Jaguares no tenía que esforzarse mucho para poner en apuros a los regios. En más de una ocasión lograron armar jugadas, a veces en contragolpe, pero también a veces con una calma que sorprendía, por cómo Monterrey no hacía mucho por evitarlo.

De hecho, al 18';, Itamar desperdició lo que pudo haber sido el tiro de gracia para Monterrey. Después de recuperar la pelota justo ante la salida de Rayados, el brasileño disparó cruzado y la pelota pasó rozando el poste izquierdo de Martínez.

Poco a poco Monterrey recobró dominio, con un ataque permamente, buscando sobre todo a Borgetti. Pero los errores y las imprecisiones eran demasiados.

El portero Villaseñor ya se había convertido en pieza clave para evitar el gol rayado cuando, al 27';, detuvo un potente disparo de Luis Pérez de tiro libre.

Después el partido cayó en un letargo. Los regiomontanos se veían cansados, mientras que para Jaguares el resultado hasta el momento era más que bueno.

Pero los chiapanecos siguieron aplicando su fórmula, esperando a ver si se daban los espacios y aprovecharlos.

Al 38';, Itamar puso el último clavo a la tumba de Monterrey. Después de recibir un excelente pase de Gilberto Mora, quien desbordó por izquierda, Batista, sólo dentro del área, la empujó con calma para mandarla al fondo de las redes.

Pero Monterrey reaccionó. Al 42';, Zavala la mandó al fondo de las redes después de agarrar la pelota en un rebote. El disparo fue preciso.

Los últimos minutos fueron totalmente efervescentes, con un equipo rayado volcado a la ofensiva, buscando el gol del empate.

EL ARBITRAJE

Bueno de Germán Arredondo. Queda la duda en la marca de un fuera de lugar realmente apretado sobre Jared Borgetti, del que podría haber salido una clara oportunidad de gol. El segundo Asistente, Jesús Sevilla, no dudó en marcar la posición adelantada.

[mt][Foto:E. Quintana/MEXSPORT][r/feru]

No te pierdas