Chivas 1 - 0 Atlante

CHIVAS VENCIÓ A ATLANTE APENAS CON LO JUSTO Y NECESARIO
CHIVAS VENCIÓ A ATLANTE APENAS CON LO JUSTO Y NECESARIO
 CHIVAS VENCIÓ A ATLANTE APENAS CON LO JUSTO Y NECESARIO  (Foto: Refugio Ruiz, Notimex)

CHIVAS VENCIÓ A ATLANTE APENAS CON LO JUSTO Y NECESARIO

Fernando Ruiz MoffatEstadio Jalisco, 18 de octubre de 2008, ante una pobre entrada

  • Santana entró de cambio y anotó a los cuatro minutos
  • Sin Maldonado ni Pereyra, el ataque de Atlante no pudo concretar

-Da clíck aquí y disfruta de los videogoles de la Jornada 13

A Chivas le volvió el alma al cuerpo. Los tres puntos conseguidos frente a Atlante son oro molido para el Rebaño Sagrado, que había llegado a este encuentro urgido de una victoria. Además de por la posición en la tabla, por el desanimo que estaba llegando a todos sus seguidores.

Pero, aunque la victoria fue sólida, pues tuvieron las oportunidades más claras, el funcionar del equipo dejó algunas dudas. al final del partido, Chivas se replegó y esperó el silbatazo del árbitro con ansias, pues Atlante estaba encima.

Para los Potros de Hierro el partido fue una buena enseñanza.

Ausencias importantes como Maldonado y Pereyra hicieron ver a un equipo azulgrana un tanto desarticulado, pero no por ello menos impetuoso. De hecho, al final, estuvieron cerca del empate, les faltó contundencia en la definición.

Chivas se vio más armado, pero también era evidente que algunos jugadores tomaban malas decisiones en pases o jugadas en las que lo más claro era mover el balón por otro lado.

Pero Chivas, que con un buen gol de Sergio Santana se quedó con este partido, llegó a 18 valiosísimos puntos. La derrota de Cruz Azul (19) y el empate de América (15), los dejan con esperanzas en la recta final del torneo.

Atlante, por su parte, se quedó con 23 puntos y como sublíder del campeonato, además de seguir en el primer escalón del Grupo 1.

Para la Jornada 14, Chivas tendrá un duro partido frente al América en el Estadio Azteca, mientras que los Potros de Hierro recibirán a Tecos.

EL PARTIDO

El partido comenzó un poco flojo, los dos equipos se administraron mucho al arranque, esperando a tratar de descifrar el parado del rival de enfrente.

Chivas intentó, en los primeros minutos, un ataque por su columna central, pero no funcionó como se esperaba.

Atlante, por su parte, abrió un poco más el juego, pero estaba siendo demasiado conservador y no arriesgaba demasiados recursos.

Pero fueron apenas cuatro minutos de tibieza cuando Chivas tocó por primera vez a la portería de Vilar. Omar Esparza probó suerte desde fuera del área, pero el arquero atlantista estaba bien ubicado.

Los de Cancún respondieron con un ataque bien armado que terminó con un encontronazo entre Victor Hugo Hernández y José Guerrero, cuando el delantero atlantista estaba dentro del área buscando un balón filtrado.

Chivas comenzó a jugar mejor. Araujo, Medina, Arellano y Morales comenzaron a brillar con toques precisos y paredes que llevaron a las líneas de los tapatíos avanzando bien hacia arriba y hacia abajo, porque lo mismo atacaba que se defendía con orden.

A los Potros les empezó a costar más la salida, pero en compensación ajustó en la defensa, donde fueron poco a poco más sólidos.

Al 14';, Ramón Morales volvió a encender las luces de alerta en la zaga atlantista, buscando un balón que venía cruzando el área del arquero Vilar.

Por el contrario, las más peligrosas de los Potros llegaron de jugadas a balón parado, en faltas que les cometían en sus contados avances.

Al 21'; Chivas metió un aviso más, ya eran varios en los últimos minutos.

Arellano se adueñó de la banda izquierda y por ahí entró tanto como quiso. En esta ocasión, el balón del carrilero se filtró buscando a Morales, pero la defensa azulgrana desvió a tiempo.

Las salidas de Atlante eran tan poco precisas, que los tapatíos aprovechaban mucho la facilidad de robar el balón para hacer nacer de ahí las jugadas ofensivas.

Hacia los 30 minutos de partido los de Cancún se veían cada vez más desdibujados. Pero la balanza no se desequilibró demasiado, pues Chivas también bajó el ímpetu en el ataque.

El "Venado" falló una más, al 36';, cuando recibió en el área un gran pase filtrado de Solís. Morales otra, unos cuatro minutos después.

La primera mitad acabó con dos equipos desinflados. Los jugadores de Chivas se veían incluso un poco decepcionados.

La segunda parte empezó de nuevo con un aviso de Chivas. El "Tepa" disparó, desde el costado izquierdo y fuera del área, exigiendo a Vilar una estirada tempranera.

Pero a diferencia de los primeros 45 minutos, en esta ocasión las Chivas estaban replegadas, esperando los avances de los Potros y tratando de explotar un contragolpe. Al 53';, Reynoso trató de aprovechar una de esas oportunidades, saliendo por derecha, pero no consiguió pasar de tres cuartos de cancha.

La jugada más dramática, por lo menos hasta el minuto 58, fue un disparo de Solís por izquierda, desviado por Venegas y buscado después por Santana y Vilar. La pelota cruzó el área y se fue a estrellar débilmente en el poste izquierdo de Vilar, quien recuperó recostando después del rebote.

Y Santana consiguió valor para intentarlo de nuevo y ahí vino el gol con el que los tapatíos vieron premiado el esfuerzo. Un potente cabezazo dentro del área se fue a anidar a las redes. El centro fue autoría del "Venado" Medina.

El juego se puso de ida y vuelta. Chivas, que había movido algunas piezas con la entrada de Sergio Santana, se veía mucho más dinámico.

Los espacios se abrieron con el ataque tapatío y Atlante trató de hacer lo propio, pero sus recursos parecían todavía muy modestos. Las ausencias de Maldonado y Pereyra parecieron pesar más de lo esperado.

Pero fue cuestión de minutos para que Atlante encontrara más las oportunidades a la ofensiva. Al 77';, el arquero de Chivas sacó apenas una pelota bombeada que salió de los botines de Ismael Valadez.

De hecho, Chivas se acercó poco, un par de llegadas que se diluyeron en tres cuartos de cancha fueron poco de lo que hizo el equipo tapatío, cuando faltaban ya diez minutos para que finalizara el encuentro.

Hacia el cierre del partido, Atlante intentó más con riñones que con buen juego, mientras que el Rebaño Sagrado parecia conforme con un solitario gol.

Los Potros fueron los últimos en sacar un alarido del público, con un disparo de Luis Grabriel Rey que fue rechazado por el arquero Hernández.

EL ARBITRAJE

Bueno de José Gómez Romero. El partido se mantuvo ágil y con pocas faltas, lo que exigió poco al cuerpo arbitral. Al final, cuatro amarillas para Chivas y dos para Atlante, fueron el reflejo de la actividad del árbitro, quien poco tuvo que hacer para controlar los ánimos en un partido de poca intensidad.

-Da clíck aquí y disfruta de los videogoles de la Jornada 13

[mt][Foto: R. Ruiz/MEXSPORT][r/feru]

No te pierdas