Atlante 0 - 1 Necaxa

¡EXTRA, EXTRA! ¡EL RAYO VOLVIÓ A GANAR!
¡EXTRA, EXTRA! ¡EL RAYO VOLVIÓ A GANAR!
 ¡EXTRA, EXTRA! ¡EL RAYO VOLVIÓ A GANAR!  (Foto: Notimex, )

¡EXTRA, EXTRA! ¡EL RAYO VOLVIÓ A GANAR!

Agustín Cuevas | MEDIOTIEMPOEstadio Andrés Quitanta Roo, 8 de Noviembre de 2008 ante buena entrada

  • Necaxa volvió a ganar luego de 12 jornadas de no hacerlo
  • Atlante no pudo amarrar su calificación a la Liguilla

Al Atlante le bastaba con un empate en casa ante Necaxa -equipo eliminado de la Liguilla- para amarrar la calificación en el Grupo Uno, sin embargo, los Potros no pudieron con un duro rival y cayeron 0-1, en partido correspondiente a la Jornada 16 del Apertura 2008.

Los Rayos jugaron con el corazón por delante, sobre todo a la hora de batirse en la zona baja, y terminaron llevándose un triunfo de oro que terminó con una terrible racha de 12 juegos sin ganar.

El único tanto del encuentro fue obra de Hugo Rodallega al minuto 45. El colombiano adelantó a su equipo desde los once pasos, luego de que el silbante Ricardo Arellano marcara un discutido penal a favor de los rojiblancos.

Además de levantar un poco la moral, con este resultado los de Aguascalientes lograron salir del fondo de la tabla general, mientras que los equinos se mantuvieron en la cima del Grupo Uno, pero con menos ventaja sobre Santos, que horas antes empató con San Luis.

EL PARTIDO

El primer ataque serio llegó pronto en el partido y fue a favor del local. El colombiano Luis Gabriel Rey entró por la derecha al área rojiblanca, definió de zurda ante la salida de Omar Ortiz, pero con el abdomen, el arquero rayo alcanzó a desviar la pelota, provocando que ésta se elevara y terminara estrellándose en el travesaño para luego irse a tiro de esquina.

La respuesta necaxista se dio al minuto nueve. Luego de una gran habilitación de Hugo Rodallega por la izquierda, Mario Pérez quedó solo frente al arco de Vilar. Con el balón rodadito y sin marca alguna, el zurdo jugador tenía todo para hacer un buen disparo, pero al final sacó un tiro flojo que se fue muy desviado de la meta azulgrana.

La primera parte ya agonizaba cuando el árbitro Ricardo Arellano, de buen trabajo hasta ese momento, marcó un penal que resultó bastante dudoso, ya que en un centro que sin duda se escaparía por la línea final, Mariano Trujillo tocó el esférico con la mano derecha. Sin pensarlo dos veces, el silbante señaló la pena máxima que, con potencia, Hugo Rodallega cambió por gol a segundos del final de los primeros 45 minutos.

El tanto en contra fue un cubetazo de agua fría para los jugadores azulgranas, pero en la segunda mitad se fueron al frente en busca de la igualada. Sin embargo, la delantera equina se encontró con una zaga muy bien parada atrás que no cedía un centímetro de su terreno.

Ante esta situación, fue a balón parado como el Atlante encontró la mejor oportunidad para emparejar el marcador, pero el joven Ismael Valadéz no pudo aprovecharla. En el minuto 59, el atacante potro se quedó solo ante la meta rival luego de un rebote, pero el balón le quedó alto, lo golpeó muy abajo y lo mandó a las nubes.

El resto del juego se disputó en el terreno del visitante. Consentido por el rival, el conjunto de Cancún era dueño absoluto del esférico y podía hacer con él lo que quisiera, excepto acercarlo a la portería de Ortiz, pues ésta se encontraba muy bien resguardada por Quattrocchi y compañía. Al final, el ímpetu de los Potros, que ya para ese entonces contaban con varios jóvenes en el campo, no fue suficiente ante un Necaxa que luchó con todo por su honor y por los tres puntos en Quintana Roo.

EL ARBITRAJE

Malo de Ricardo Arellano. El silbante no pitó mal, se apegó al reglamento y sacó bien las tarjetas amarillas, sin embargo, en una jugada decisiva se equivocó. Al 45';, Arellano marcó un penal rigorista a Mariano Trujillo que a la postre se convirtió en el único tanto del encuentro.

[mt][Foto: Mexsport][r/agcu]

No te pierdas