Ibáñez, un joven de Primera

César Ibáñez tiene 16 años, dos camisas del Atlas en el tendedero con el número 104, dos hermanos menores que él y el recuerdo fresco del debut en la Primera División.
César Ibáñez tiene 16 años, dos camisas del Atlas en el tendedero con el número 104, dos hermanos menores que él y el recuerdo fresco del debut en la Primera División.
 César Ibáñez tiene 16 años, dos camisas del Atlas en el tendedero con el número 104, dos hermanos menores que él y el recuerdo fresco del debut en la Primera División.  (Foto: )

Juan Téllez | MEDIOTIEMPO (Corresponsal)Tonalá, Jalisco. 10 de Noviembre de 2008

  • Le encantó Manchester

César Ibáñez tiene 16 años, dos camisas del Atlas en el tendedero con el número 104, dos hermanos menores que él y el recuerdo fresco del debut en la Primera División.

Después de lo que fue la presentación en el Jalisco, el joven de los rojinegros recibió a Medio Tiempo en su casa, que se encuentra en Tonalá, a unas cuadras de la central camionera.

César en su día de descanso estuvo con los suyos y habló de lo que fue el estar ante Monarcas en sus primeros pasos como profesional.

"Yo imaginaba que al regresar de Inglaterra tendríamos oportunidades, me imaginaba estar en una Tercera, Segunda o jugar en Académicos. Hay compañeros en Académicos que tienen muchos minutos en Académicos y ha sido así la suerte y que a Darío le gustara mi forma de juego y por eso me utilizó".

-¿Cómo fue tu primera concentración en Primera?- "Siempre tienes que llegar a tiempo, muy mentalizado, concentrado, platicaba con los compañeros y hablando siempre sobre el triunfo".

-¿Qué pasaba por tu mente en esos momentos previos, en la charla técnica?- "Sólo esperaba el momento del comienzo del partido, sólo quería jugar y ante todo, siempre estuve preparándome para el partido".

Ahora este jugador desea que el equipo rojinegro le dé la oportunidad a más jóvenes de las inferiores, porque siente que tienen el nivel para estar en el primer equipo.

"Siempre ha sido así que debuta chavos y los foguea y después los vende y creo que esa forma de trabajar es buena y me gustaría que le siguieran dando la oportunidad a mis demás compañeros".

SUS METAS

Ibáñez es abrazado en todo momento por su hermana Annette, la carga y sigue la entrevista, ahora que dio el primer paso, vienen los demás, el cumplir las metas, las cuales tiene muy claras.

"A corto plazo quiere consagrarme en Primera División, y conseguir un campeonato en Atlas y después porque no irme a Europa".

Cuando se le pregunta cuál es el jugador que admira, al que le gustaría emular o aprenderle cosas, Ibáñez se inclina por Rafael Márquez Álvarez.

"Me gusta mucho Rafael Márquez es un gran jugador, es mexicano y ahora juega en un grande, el Barcelona. Él es un ídolo mío desde chico, incluso mi hermana (Annette) dice que es novia de él, peor sabe".

César abandonó la preparatoria de la Univer, en el tercer semestre, pero dice que quiere volver, aunque sabe que si sigue entrenando con el primer equipo, cada vez se le complicarán más los horarios, por eso ahora se dedica de lleno a su profesión; por cierto, el joven tonalteca, ese es el gentilicio a los oriundo de Tonalá, comentó que se emociona con la posibilidad de entrar a la Fiesta Grande.

"Estamos pensando en la combinación de resultados y en obtener el pase a la Liguilla y estando ahí, tratar de llegar lo más lejos posible a la Final".

Junto a él, están sus amigos de toda la infancia. Pedro llegó en un auto compacto azul, Riki y Luis ya estaban en casa. Estos tres personajes han visto crecer a César y dicen que desde pequeño dio muestras de su futbol. "Desde que jugábamos cuando éramos niños se veía que tenía talento para la Primera División", dice Luis antes de hacer las fotografías en unos grafittis que están en la esquina de su casa.

"Es que mis amigos siempre están apoyándome y les agradezco esto, les dedicó el debut que no fue mucho y gracias por su apoyo y porque siempre estuvieron a mi lado".

A su corta edad ya ha jugado futbol en varios países del mundo. Estuvo en Inglaterra, Argentina, Colombia y dice que de las ciudades en las que ha estado, la que más recuerda es Manchester.

"La ciudad estaba muy hermosa, la gente nos trató muy bien y el nivel de futbol era muy alto. Había muy buena competencia y quedamos fuera en Cuartos de Final, por un gol muy torpe y no tuvimos la capacidad de remontar, pero nos fue muy bien en ese torneo y la gente de ahí creía en nosotros, pero sólo nos alcanzó para el séptimo lugar, aunque nosotros teníamos ganas de más".

[mt][foto: R. del Río/MEDIOTIEMPO][r/osra]

No te pierdas