¿El adiós de un ídolo?

El final parece estar cerca. Germán Villa siente que vive sus últimos días en Coapa, su silencio es casi sepulcral. Pasea por Coapa con naturalidad, pero tratando de disfrutar cada rincón de lo...
El final parece estar cerca. Germán Villa siente que vive sus últimos días en Coapa, su silencio es casi sepulcral. Pasea por Coapa con naturalidad, pero tratando de disfrutar cada rincón de lo que ha sido su casa por casi 17 años.
 El final parece estar cerca. Germán Villa siente que vive sus últimos días en Coapa, su silencio es casi sepulcral. Pasea por Coapa con naturalidad, pero tratando de disfrutar cada rincón de lo que ha sido su casa por casi 17 años.  (Foto: Notimex)

Diana Pérez | MEDIOTIEMPOCiudad de México, 14 de Noviembre de 2008

  • Germán Villa no desea hablar sobre su salida del América aunque parece evidente

El final parece estar cerca. Germán Villa siente que vive sus últimos días en Coapa, su silencio es casi sepulcral. Pasea por Coapa con naturalidad, pero tratando de disfrutar cada rincón de lo que ha sido su casa por casi 17 años.No habla sobre su futuro, siente que no es el momento, pero su salida parece tan clara. Su despedida comienza entonces a cimbrar el nido, los empleados del América, que durante tanto tiempo han convivido con el mediocampista, se le acercaron para charlar, para tomarse esa que puede ser su última foto.Villa accede con entusiasmo, pero la melancolía se le nota y resalta cuando no se inmuta en detenerse a tener largas charlas. Germán es uno de los últimos ídolos del América, se tatuó sus colores desde 1991 y siempre demostró el amor eterno a su camiseta.Su talento y potencial lo llevaron a cumplir su sueño de jugar en Europa con el Espanyol de Barcelona, aunque sólo estuvo un torneo. Entonces regresó al América, pero unos meses más tarde fue cedido al Necaxa, donde jugó, también, sólo seis meses para regresar a casa, una vez más.Entonces, se convirtió en un inamovible en el medio terreno americanista jugando 310 partidos de los 372 posibles, acumulando en su carrera con las Águilas 434 partidos, y dos títulos de Liga, aunque sólo en uno levantó la Copa, pues en el primero de su carrera, tuvo que salir para irse con la Selección al Mundial de Corea Japón.Sin embargo lo que parece una clara despedida no será como la imaginó, en grande, mientras un estadio lo ovaciona. Ramón Díaz, estratega de las Águilas, ni siquiera lo confirmó como titular para el partido del domingo ante Necaxa, y bajo su mando Villa tan sólo ha participado en 537 minutos de mil 440 posibles. La banca ha sido su guarida, mientras Vera y Argüello manejan el círculo central que tanto disfrutó en su carrera.Hoy Villa sale por la puerta trasera a pesar de que su historia en el equipo debería darle algo más, pero Germán no desea dar la cara, el último semestre ha sido sumamente duro… pero el tiempo definirá si su futuro está en Coapa o no.[mt][foto: Mexsport][r/edsag]

No te pierdas