Buen ambiente antes del Morelia-Tigres

Si algo se respira esta mañana en Morelia es confianza, al ver a su equipo tan cerca de instalarse entre los ocho finalistas del torneo de Apertura.
Si algo se respira esta mañana en Morelia es confianza, al ver a su equipo tan cerca de instalarse entre los ocho finalistas del torneo de Apertura.
 Si algo se respira esta mañana en Morelia es confianza, al ver a su equipo tan cerca de instalarse entre los ocho finalistas del torneo de Apertura.  (Foto: Notimex)
(Notimex) -

Óscar Adrián Velázquez | MEDIOTIEMPO (Corresponsal)Estadio Morelos, 16 de Noviembre de 2008

  • El empate sólo le sirve a los michoacanos

Si algo se respira esta mañana en Morelia es confianza, al ver a su equipo tan cerca de instalarse entre los ocho finalistas del torneo de Apertura.

El clima fresco del domingo contrasta con el ánimo de los seguidores, que se ven alcanzando la Liguilla a costa de los Tigres, y no sólo eso, sino con un triunfo que no deje dudas de los alcances de su plantel.

Un empate tendrá a los Monarcas dentro de la Fiesta Grande, al empatar en 25 puntos a Chivas y Tecos, pero superarlos por diferencia de goles. Un triunfo, en tanto, les daría el liderato del Grupo 2, con 27 unidades, y los podría tener en el subliderato general, dependiendo del resultado del Toluca este mediodía ante San Luis.

Tigres, en por su parte, depende de sólo un triunfo para calificar, ya que los resultados del sábado lo dejaron debajo de Cruz Azul, Tecos, y Chuvas, que ganaron sus encuentros.

Con el empate, los auriazules también podrían avanzar, pero dependerían de que Toluca pierda como local por cuatro goles o más ante el San Luis, algo que se antoja más que complicado.

Desde la mañana, jóvenes de la barra Locura 81 michoacana colorearon un sector de la céntrica avenida Madero, al marchar con banderas y mantas camino al estadio Morelos, invitando a más seguidores a unirse en su ruta de ilusión.

Y en menor cantidad, pero no con menos deseos, también aparecieron decenas, quizá cientos de seguidores de Tigres por la ciudad, muchos que hicieron el viaje para sumarse a la intención de su plantel de instalarse en la Liguilla.

El inmueble al pie del Cerro del Quinceo registraba una entrada floja, pero en las afueras podía observarse una buena cantidad de aficionados, que antes de entrar buscaban echarse algo al estómago, considerando que es la hora del desayuno habitual para un domingo.

Confianza se refleja en los dos equipos y sus hinchadas. Quizá sólo uno la mantenga tras 90 minutos.[mt][foto: Mexsport][r/geca]

No te pierdas