El Potro salió vivo de casa del Tigre… Fue 1-1

En un duelo dinámico, intenso y con buenas decisiones tácticas, Atlante logró salir vivo de casa de Tigres al terminar 1-1 el juego de ida de los Cuartos de Final que enfrenta al tercero con el...
En un duelo dinámico, intenso y con buenas decisiones tácticas, Atlante logró 
salir vivo de casa de Tigres al terminar 1-1 el juego de ida de los Cuartos de 
Final que enfrenta al tercero con el sexto de la tabla general.
 En un duelo dinámico, intenso y con buenas decisiones tácticas, Atlante logró salir vivo de casa de Tigres al terminar 1-1 el juego de ida de los Cuartos de Final que enfrenta al tercero con el sexto de la tabla general.  (Foto: Edgar Quintana, Notimex)

.

Alberto Ramos | MEDIOTIEMPOEstadio Universitario, 22 de Noviembre de 2008 ante un lleno

  • Rivas se fue expulsado al 92';
  • Un empate clasificaría a los azulgranas

En un duelo dinámico, intenso y con buenas decisiones tácticas, Atlante logró salir vivo de casa de Tigres al terminar 1-1 el juego de ida de los Cuartos de Final que enfrenta al tercero con el sexto de la tabla general.

Los felinos se fueron al frente en el marcador apenas al minuto 7’ con un gol a balón parado de Hugo Sánchez, pero Atlante dio un buen juego y a base de propuesta y trabajo logró el empate en el segundo tiempo, aprovechando que Tigres jugaba con 10 hombres por la expulsión de Rivas al 62’.

Con este resultado, Atlante tendría con un empate para clasificarse a las Semifinales, gracias a su mejor posición en el torneo regular.

EL PARTIDO

El partido inició intenso, rapidito, sin muchos preámbulos ni estudios. De inmediato se dieron las primeras calenturas y también muy pronto Tigres generó la primera de peligro en un corner al minuto 4, cuando la pelota quedó rebotando entre tres defensores atlantistas y en justo en el momento en el que parecía tomar dirección el arco, una pierna salvadora despejó con dramatismo.

Aunque de inmediato le metieron ritmo al juego, los Potros cometieron el error de no estar bien concentrados en las acciones a balón parado. El susto en el primer corner no les fue suficiente advertencia y en un tiro libre al 7’ recibieron el primer gol.

Fue Lucas Lobos el que centró desde la izquierda en tres cuartos de cancha, Hugo Sánchez se anticipó bien a su marcador y remató contundente, al ángulo a la izquierda de Pérez para  marcar el 1-0.

Atlante no dejó de intentar, después del gol encontró una mejor estabilidad y comenzó a trabajar fuerte para lograr el empate, manteniendo su característica de proponer en cualquier campo, pero encontrándose a una de las mejores zagas del torneo que tienen, además, hombres letales ante cualquier espacio.

Al 16’ se generó la primera acción equina de conjunto, tal vez no tan peligrosa como debió ser, pero que fue simbólica. Tras una buena combinación el "Hobbit" quedó con la pelota en la esquina derecha del área, pero le pegó al pasto y salió un tirito suave a las manos del "Conejo".

El juego se fue equilibrando mucho, los equipos, ambos con buenas disposiciones tácticas, luchaban y peleaban con muy poco margen de error. Por ahí al 26’, en un disparo de Marino, Vilar puso a latir fuerte el corazón de los azulgranas ya que en primera instancia se le escurría el balón, aunque luego controló a una mano derrochando clase.

Por ahí Atlante se acercó mucho al empate al 39’, cuando en un balón parado la pelota rebotada le cayó a Mustafá en la derecha del área pero cuando parecía tener todo para fusilar a Pérez, machucó su remate y perdió la oportunidad.

El segundo tiempo arrancó similar. Hay que decir que la dinámica de Atlante ya le dejaba un cierto y ligero dominio, pero también que a los Tigres no les molestaba el hecho pues ellos querían ser mucho más breves en su ataque y una muestra fue la gran jugada que armó Blas Pérez al 61’, controlando la pelota, acomodándosela en el aire y sacando un disparo que pasó por un lado del arco, espectacular pero desviado.

Sin embargo, el partido le cambió al Tigre un minuto después cuando Rivas llegó tarde en una barrida sobre Venegas en el callejón derecho del área y se ganó la segunda amarilla dejando a su equipo con un hombre menos para los últimos 28 minutos.

Ahí Atlante acabó de tomar el control de la pelota, tal vez no total, porque Tigres tenía la virtud de saber generar con pocos hombres al frente. Los Potros seguirían su labor obsesiva en busca del empate y Tigres buscando matar el juego en un chispazo. Para ello Lapuente decidió el ingreso del habilidoso jovencito Acuña, que junto a Lucas Lobos fueron los encargados de mantener la chispa en el ataque regiomontano.

Los Potros encontraron premio a su gran trabajo y esfuerzo al 74’ cuando Pereyra desbordó por la izquierda de área, sacó al "Conejo" y logró tocar la pelota que, a pesar de pegar en el brazo del arquero local, le cayó exacto en la cabeza a Rey que definió ante arco abierto luego de haber iniciado la jugada fuera del área. El 1-1 definitivo.

Tigres sabía lo valioso de llevarse cualquier ventaja de su casa, así que sin entregarse y con mucho esfuerzo, buscó anotar en el cierre del juego. Y aunque lograron una gran oportunidad, el poste les impidió marcar. Eso fue al 85’ cuando un gran disparo de Lucas Ayala desde la esquina izquierda del área grande pegó justo en el palo a la altura del ángulo superior a la derecha de Vilar, todavía Blas Pérez contrarremataba, pero voló el esférico además de que ya se había marcado bien un fuera de juego del panameño.

ARBITRAJE

Aceptabe de Francisco Chacón quien estuvo atento y aunque tuvo muchas decisiones de criterio, logró salir avante. Por la velocidad con la que se jugaba había algunos contactos sin mala intención que juzgó acertadamente sin dejar de marcarlos.

[mt][foto: E.Quintana/MEXSPORT][r/wago]

No te pierdas