...y el 'Volcán' no ardió

El "Volcán" hizo erupción cuando Tigres se puso arriba sobre Atlante en el marcador, pero la lava que desprendió no ardía, estaba más fría que el clima que se dejó sentir en la ciudad.
El "Volcán" hizo erupción cuando Tigres se puso arriba sobre Atlante en el 
marcador, pero la lava que desprendió no ardía, estaba más fría que el clima que 
se dejó sentir en la ciudad.
 El "Volcán" hizo erupción cuando Tigres se puso arriba sobre Atlante en el marcador, pero la lava que desprendió no ardía, estaba más fría que el clima que se dejó sentir en la ciudad.  (Foto: Edgar Quintana, Notimex)

Jessika Méndez | MEDIOTIEMPO (Corresponsal)Estadio Universitario, 22 de Noviembre de 2008

  • La afición se mantuvo a la espectativa aún con el gol tempranero

El "Volcán" hizo erupción cuando Tigres se puso arriba sobre Atlante en el marcador, pero la lava que desprendió no ardía, estaba más fría que el clima que se dejó sentir en la ciudad.

Y es que la fiebre amarilla por tener a Tigres en la fiesta grande jamás llegó al estadio Universitario; la afición felina no parecía estar gozando de una Liguilla, sino un partido cualquiera del torneo regular o incluso de pretemporada.

Tal vez los malos resultados que su equipo arrojó en casa en temporada regular, ocasionó que sus seguidores llegaran con mesura a presenciar el partido de ida de Cuartos de Final.

La hinchada auriazul estaba hambrienta de un triunfo, pero sabía que a su equipo no le va bien de local, por lo que aún y con la ventaja de un gol, el público se mantuvo frío y callado en sus asientos.

En el "Uni" sólo se escuchaban los coros de siempre de la barra Libres y Lokos, quienes en sus cánticos se dedicaban a criticar a Rayados, equipo que no tiene vela en el entierro y que ya está de vacaciones.

Los minutos del primer tiempo transcurrían y el conjunto felino cada vez se encerraba atrás, la UANL bajó su intensidad en el ataque y en el ambiente se presentía la angustia de que Atlante empataría las acciones.

Y así fue, en el segundo tiempo vino la igualada, pero antes, cuando apenas habían pasado unos cuantos minutos de la parte complementaria, la afición rezaba para que el silbatazo final llegara y Tigres pudiera irse con la ventaja de un gol.

Sin embargo, sólo un milagro los salvaría del tanto del empate, ya que los Potros presionaban a los auriazules, quienes terminaron el partido defendiendo, lo que provocó abucheos de su afición una vez más.

Algún sector del público salió decepcionado tras el empate, otro conforme por no haber perdido y confiados de que de visitante Tigres podrá con el paquete, pero también hubo seguidores quienes no se fueron sorprendidos por el accionar de su equipo, pues venían preparados para ver la misma historia de siempre.

[mt][foto: E.Quintana/MEXSPORT][r/wago]

No te pierdas