La impotencia invadió a la afición de San Luis

Ellos hicieron lo suyo. En todo momento apretaron al arquero Oswaldo Sánchez cuando hacía los despejes, a Cuauhtémoc Blanco lo abucheaban cada que tocaba el balón, recriminaron cada marcación en...
Ellos hicieron lo suyo. En todo momento apretaron al arquero Oswaldo Sánchez cuando hacía los despejes, a Cuauhtémoc Blanco lo abucheaban cada que tocaba el balón, recriminaron cada marcación en contra que pitó el nazareno Marco Rodríguez, pues sabían que
 Ellos hicieron lo suyo. En todo momento apretaron al arquero Oswaldo Sánchez cuando hacía los despejes, a Cuauhtémoc Blanco lo abucheaban cada que tocaba el balón, recriminaron cada marcación en contra que pitó el nazareno Marco Rodríguez, pues sabían que  (Foto: Refugio Ruiz, Notimex, )

Alejandro R. Jiménez | MEDIOTIEMPO (Enviado)Estadio Alfonso Lastras. 29 de Noviembre de 2008

  • La afición local fue ejemplar... hasta el minuto 86

Ellos hicieron lo suyo. En todo momento apretaron al arquero Oswaldo Sánchez cuando hacía los despejes, a Cuauhtémoc Blanco lo abucheaban cada que tocaba el balón, recriminaron cada marcación en contra que pitó el nazareno Marco Rodríguez, pues sabían que ellos desde las tribunas también tenían que jugar su papel en busca de las Semifinales.La afición de San Luis es ejemplar, apoyó con todo, tal como debe ser, no arrojaron objetos al rival en los tiros de esquina (al menos hasta el minuto 86), no cesaron en hacer lo suyo, cantar, gritar; sufrieron cada llegada se Santos, pero también gozaron cada arribo de Piriz, "Jagger", Jairo, Cervantes y compañía.A los poco más de 2 mil aficionados que hicieron el viaje desde Torreón para apoyar al Santos, los respetaron dentro del estadio, sí hubo cantos en su contra, pero lo normal; además estuvieron los visitantes bien custodiados por la policía sanluisina.Todo iba bien, San Luis ganaba uno por cero con la anotación de Jairo Patiño, pero Marco Antonio Rodríguez marcó un penal sobre "Lorito" Jiménez, el cual convirtió Cuauhtémoc Blanco, además en la jugada expulsaron Diego Cervantes y el mundo se le vino encima a San Luis y a su gente.El sueño de las Semifinales se comenzaba a esfumar, para rematar "Hachita" Ludueña marcó el segundo para su equipo y fue entonces cuando la afición perdió el control, botellas de cerveza, vasos con cerveza y demás, fueron arrojados al campo de juego, así como a los aficionados de Santos.De hecho, en cuanto cayó el segundo tanto, la afición comenzó a abandonar el Estadio Alfonso Lastras, se fueron heridos, con rabia por haber quedado eliminados y perdieron la compostura. Las broncas en las gradas se prendieron como pólvora, la policía tuvo que intervenir, hubo detenidos algunos detenidos, así como algunos golpeados y para colmo, algunos apedrearon los camiones de las porras visitantes.[mt][foto: R. Ruiz/MEXSPORT][r/edsag]

No te pierdas