Villaluz guarda gratos recuerdos de su amistad con Pereyra

César Villaluz saltó a la fama tras conseguir el Campeonato Mundial Sub-17 que se jugó en Perú hace tres años. Antes de ese evento histórico para el futbol mexicano, Villaluz era un niño que...
César Villaluz saltó a la fama tras conseguir el Campeonato Mundial Sub-17 que se jugó en Perú hace tres años. Antes de ese evento histórico para el futbol mexicano, Villaluz era un niño que asistía a sus entrenamientos en La Noria y soñaba en compartir e
 César Villaluz saltó a la fama tras conseguir el Campeonato Mundial Sub-17 que se jugó en Perú hace tres años. Antes de ese evento histórico para el futbol mexicano, Villaluz era un niño que asistía a sus entrenamientos en La Noria y soñaba en compartir e  (Foto: Notimex, )

Karina Xicotencatl | MEDIOTIEMPOCiudad de México, 2 de Diciembre de 2008

  • "Solía darme aventón cuando no tenía auto"
  • "Él fue testigo de muchos momentos difíciles"

César Villaluz saltó a la fama tras conseguir el Campeonato Mundial Sub-17 que se jugó en Perú hace tres años. Antes de ese evento histórico para el futbol mexicano, Villaluz era un niño que asistía a sus entrenamientos en La Noria y soñaba en compartir el vestidor con las figuras del primer equipo.

El anhelo del juvenil se cumplió en el Apertura 2005 al quedar registrado en el primer equipo, Villaluz recuerda que el primero en darle la bienvenida al club fue el argentino Gabriel Pereyra, quien buscaba convertirse en el nuevo ídolo celeste.

"Yo a Gaby lo conocí una vez que entré al vestidor cuando regresé de estar con la Selección en Perú. Me dio la mano, me felicitó por el campeonato y me dio la bienvenida y me presentó en el grupo. Todos me felicitaron pero él me arropó al instante y pronto hice una buena amistad.

"Compartimos buenos ratos en las concentraciones, en los partidos, solía darme aventón cuando no tenía auto, me llevaba con él y pagaba la comida. Lo cierto es que me integró mucho al grupo. Tengo buenos recuerdos de nuestra amistad en Cruz Azul y todavía somos amigos, sin embargo, la relación ya es diferente por la distancia".

Villaluz calentó la banca en aquel torneo. Pereyra fue testigo y compañero de los momentos difíciles del hoy consagrado mediocampista cementero. Gaby, compartió Villaluz, siempre tuvo una palabra de aliento y un buen consejo ante la mirada triste y la desilución del Campeón Sub-17 que soñaba con debutar en la Primera División

"Él fue testigo de muchos momentos difíciles y siempre me decía que guardara la calma y que no me desesperara porque las oportunidades se ganan trabajando, siempre me dijo que nunca bajara los brazos. Él siempre confió en que mi chance (mi debut) llegaría tarde o temprano y que yo sabría aprovechar el momento, siempre me dijo que en el futbol hay que divertirse y así las cosas me saldrían bien".

Pereyra viste hoy la playera de los Potros de Hierro del Atlante, institución con la cual se consagró Campeón en el Apertura 2007, algo que en Cruz Azul no pudo conseguir. A la distancia el "Místico" es un ejemplo digno de seguir para Villaluz, quien definió al argentino como un excelente compañero y jugador.

"Al igual que mis compañeros de equipo, él ha sido un ejemplo. Aprendí y sigo aprendiendo cosas de él, lo que más se pueda ya que tiene muchas cualidades. Es un jugador que toma el balón, le da pausa, tiene mucho toque, sabe encarar, pisarla y ponerla en zona de peligro. Creo que además de ser un buen compañero y amigo, es un excelete jugador".

[mt][foto: Mexsport][r/anor]

No te pierdas