Llegan pequeños caza autógrafos al Royal

Poco a poco se van presentando en el hotel de concentración los aficionados del conjunto de Cruz Azul, que está próximo a abordar el camión que los llevará al Estadio Azul para jugar el primer...
Poco a poco se van presentando en el hotel de concentración los aficionados del conjunto de Cruz Azul, que está próximo a abordar el camión que los llevará al Estadio Azul para jugar el primer encuentro de Semifinales ante el Atlante.
 Poco a poco se van presentando en el hotel de concentración los aficionados del conjunto de Cruz Azul, que está próximo a abordar el camión que los llevará al Estadio Azul para jugar el primer encuentro de Semifinales ante el Atlante.  (Foto: Karina Xicotencatl)

Karina Xicotencatl | MEDIOTIEMPOCiudad de México, 3 de Diciembre de 2008

  • Ninguno de estos caza autógrafos irá al Estadio Azul

Poco a poco se van presentando en el hotel de concentración los aficionados del conjunto de Cruz Azul, que está próximo a abordar el camión que los llevará al Estadio Azul para jugar el primer encuentro de Semifinales ante el Atlante.

Armados con pluma, papel y algunas fotografías, esperan ordenados en un rincón del hotel con la esperanza de detener a alguno de sus ídolos antes de cruzar la puerta hacia la calle.

Entre la gente, llama la atención un grupo de pequeños que juegan en un equipo llamado Tigres, que curiosamente nada tiene que ver con sus predilecciones futbolísticas. Al preguntarles a qué jugador en particular vienen a ver confiesan sin pena: "Yo no le voy a Cruz Azul, le voy a Pumas", de pronto otro chiquillo brinca y dice "Yo al América, pero estamos aquí para que nos den los autógrafos".

En medio de la desesperanza surge un pequeño vestido con pans azul, una gorra blanca en una mano y un balón en la otra. Su nombre, Víctor Hernández, quien tiene 10 años de edad y juega en los Tigres como defensa aunque confiesa, no ser tan bueno como Joaquín Beltrán, pero tampoco tan malo como el portero de su equipo Brian Morales, quien acepta tener sus altibajos que se traducen en unos cien goles.

Ninguno de estos caza autógrafos irá al Estadio Azul esta noche y tampoco harán el viaje a Cancún para el de vuelta, y no porque les preocupe mucho tomar vaciones anticipadas, simplemente sus familiares no cooperaron para adquirir una entrada de 100 pesos.

Victor, se aventuró a decir que su equipo llegará a la Final una vez más con Santos y que esta vez sí saldrán vencedores. En lo que espera en casa de sus amigos que La Máquina derrote al Atlante en las Semifinales, él irá contando los pesos del cochinito para comprar su entrada y asistir a la Final.

[mt][foto: K.Xicotencatl/MEDIOTIEMPO][r/anor]

No te pierdas