Hernán Cristante dejó una marca sin precedentes en 772 minutos

Llegó a México el 10 de febrero de 1994 y lo hizo para quedarse. Para plasmar su figura y talento en el marco de los Diablos Rojos del Toluca y dejar una huella, profunda, imborrable, soberbia....
Llegó a México el 10 de febrero de 1994 y lo hizo para quedarse. Para plasmar su figura y talento en el marco de los Diablos Rojos del Toluca y dejar una huella, profunda, imborrable, soberbia. Hernán Cristante se volvió simplemente el mejor.
 Llegó a México el 10 de febrero de 1994 y lo hizo para quedarse. Para plasmar su figura y talento en el marco de los Diablos Rojos del Toluca y dejar una huella, profunda, imborrable, soberbia. Hernán Cristante se volvió simplemente el mejor.  (Foto: Héctor Carbajal, Notimex, )

Diana Pérez | MEDIOTIEMPOEstadio Nemesio Díez, 7 de Diciembre de 2008

  • El arquero argentino recibió gol después de más de ocho partidos in hacerlo
  • Cristante quedó en la historia del Futbol Mexicano

Llegó a México el 10 de febrero de 1994 y lo hizo para quedarse. Para plasmar su figura y talento en el marco de los Diablos Rojos del Toluca y dejar una huella, profunda, imborrable, soberbia. Hernán Cristante se volvió simplemente el mejor.En más de 10 años logró cuatro torneos de Liga, dos Campeón de Campeones y una copa de Campeón de Campeones de CONCACAF, y como si eso fuera poco, logró la marca de 772 minutos sin recibir gol.Con su estampa de arquero imbatible, Cristante no pudo hacer más amplio su récord. Edgar Castillo se lo impidió al minuto 26 cuando logró anotar un gol en la meta del "Diablo Mayor"; pero el 772 quedará en la historia del Futbol Mexicano.Hernán logró vencer la marca, de la cuál era dueño Alan Cruz. El ex portero de Tecos, quien logró la hazaña de acumular 736 minutos en la Temporada 93-94, pero Cristante con esa soberbia que le permite tener su trabajo, logró abatirla en el partido de ida de los Cuartos de Final celebrados el pasado jueves en el Estadio Corona.La cuenta comenzó a incrementarse, después del minuto 81 y cuando Paul Delgadillo dio el silbatazo inicial en el encuentro de Vuelta de los Cuartos de Final. El reloj llevó su curso, Cristante estaba muy cerca de poner la marca en un récord inalcanzable; Santos no tenía profundidad y la zaga mexiquense en su papel de seguridad le hacía el trabajo más sencillo al fino arquero de los Diablos.Pero Castillo llegó para echarle a perder el momento a Hernán. Su récord quedó en 772 minutos, lo que se refiere a más de ocho partidos con un marcador de cero a su favor.Hernán hizo historia, enclavó su nombre donde sólo los grandes pueden hacerlo, se inmortalizó gracias a su marca de 772 minutos sin recibir gol, pero sobre todo, gracias a su temple, y talento sin igual.[mt][foto: H. Carbajal/MEXSPORT][r/refl]

No te pierdas