En la casa celeste ya no hay un boleto más

A pesar de que la Directiva anunció desde el pasado martes que el boletaje para el partido de ida de la Final del Apertura 2008 entre Cruz Azul y Toluca estaba agotado, este jueves en punto de las...
A pesar de que la Directiva anunció desde el pasado martes que el boletaje para el partido de ida de la Final del Apertura 2008 entre Cruz Azul y Toluca estaba agotado, este jueves en punto de las 11:00 horas las taquillas se abrieron por primera vez para
 A pesar de que la Directiva anunció desde el pasado martes que el boletaje para el partido de ida de la Final del Apertura 2008 entre Cruz Azul y Toluca estaba agotado, este jueves en punto de las 11:00 horas las taquillas se abrieron por primera vez para  (Foto: )

Diana Pérez y Karina Xicotencatl | MEDIOTIEMPOCiudad de México, 11 de Diciembre de 2008

  • Por una hora se abrieron las taquillas del Estadio Azul
  • Cerca de 2 mil boletos se vendieron en el inmueble Los revendedores acechan al Azul

A pesar de que la Directiva anunció desde el pasado martes que el boletaje para el partido de ida de la Final del Apertura 2008 entre Cruz Azul y Toluca estaba agotado, este jueves en punto de las 11:00 horas las taquillas se abrieron por primera vez para vender un aproximado de 2 mil entradas, tal como lo anunció el Presidente cementero Guillermo Álvarez.

Sólo aquellos que estuvieron cerca del Estadio Azul a tempranas horas fueron los afortunados que consiguieron los boletos, pues para evitar la reventa, se entregaron contraseñas y sólo se vendieron dos entradas por personas.

La venta se llevó acabo sin mayores incidentes. En punto del medio día sólo un grupo de cuarenta personas seguían esperanzados en que las taquillas se volvieran a abrir y pudieran conseguir una entrada; sin embargo, el altavoz terminó con sus sueños pues anunció en repetidas ocasiones que ya no había boletos disponibles.

Pero ninguno quiso abandonar la fila y ahora mismo siguen esperando que suceda un milagro y puedan ser parte de la Final del fubtol mexicano.

Para salvaguardar la integridad del inmueble y las personas que ya rondan la casa de los cementeros, los policías resguardan las taquillas y han cerrado las inmediaciones del estadio.

Los que tampoco se han movido del estadio, son los revendedores que dan vueltas al inmueble ofreciendo las entradas, los precios varían entre ellos, la oferta y la demanda establecen la cantidad, pero se pueden encontrar boletos desde 600 pesos en la zona general.

Sin mayor problema los revendedores se mueven afuera del estadio, y sólo algunos son los que sufrieron la persecución de los policías, y para evitar ser detenidos escondieron los boletos en un estacionamiento público cercano al Estadio Azul.

[mt][foto: K. Xicotencatl][r/geca]

No te pierdas