Los jugadores rojos recibieron visita familiar en el estadio

Fue como una bocanada de aire fresco para los Diablos ver a sus familiares en la práctica. No todos tuvieron tan distinguida visita, pues hombres como Hernán Cristante tendrán que esperar para que...
Fue como una bocanada de aire fresco para los Diablos ver a sus familiares en la práctica. No todos tuvieron tan distinguida visita, pues hombres como Hernán Cristante tendrán que esperar para que sus seres queridos lleguen a tierras mexiquenses en las pr
 Fue como una bocanada de aire fresco para los Diablos ver a sus familiares en la práctica. No todos tuvieron tan distinguida visita, pues hombres como Hernán Cristante tendrán que esperar para que sus seres queridos lleguen a tierras mexiquenses en las pr  (Foto: Notimex)

Diana Pérez | MEDIOTIEMPOToluca, Estado de México, 13 de Diciembre de 2008

  • La pequeña Gisel hace babear a su padre Amaury Ponce

Fue como una bocanada de aire fresco para los Diablos ver a sus familiares en la práctica. No todos tuvieron tan distinguida visita, pues hombres como Hernán Cristante tendrán que esperar para que sus seres queridos lleguen a tierras mexiquenses en las próximas horas; sin embargo, los que pudieron recibir a sus familias, como Amaury Ponce disfrutaron cada abrazo, cada caricia y palabra de aliento.

Amaury no podía ni hablar, tenía los ojos cristalinos y la emoción le salía por cada poro de su piel, tenía entre sus brazos a su pequeña hija Gisel y ese solo hecho era motivo de infinita alegría, la pequeña niña de cinco años se ha vuelto el motor más grande para el jugador de los Diablos."Todo lo que he hecho en esta temporada va dedicada para ella", señaló el padre emocionado.

La lejanía de su hija es entonces, el más grande sacrificio que el Amaury hace en su vida como futbolista, Gisel vive en Nayarit, y los tiempos con ella son escasos; por ello cuando la ve, no para de besarla, de hacerle saber que es su vida entera.

"Me llena muchísimo, ella sabe que es mi vida, que todo es por ella, es un aliciente más, una motivación extra que haya venido desde tan lejos a verme".Amaury quiere regalarle una corona a su pequeña hija, ésa, será su gran motivación para partirse el alma en la cancha el día de mañana cuando den la última batalla contra Cruz Azul.

"Sinceramente echarnos atrás sería un suicido, por eso vamos a tratar de hacer un buen partido tal y como lo hemos venido desarrollando en el torneo y en esta Liguilla, y que eso nos permita salir con el campeonato.

"Lo ideal es que el equipo tenga el control del balón, no dejar espacios para que Cruz Azul los pueda aprovechar".Ponce sólo espera cumplir su sueño, y disfrutar de la gloria, pues las dedicatorias para él ya no son un problema, sabe perfectamente para quiénes serán esas palabras de agradecimiento.

"Es bonito todo lo que estamos viviendo y esperamos redondearlo con un campeonato el día de mañana. Le dedico el triunfo a mi nena, a mis padres, a mis hermanos y sobrinos, a la afición de Toluca y a todo Tepic Nayarit".

[mt][foto: Mexsport][r/apva]

No te pierdas