Proselitismo político con los Diablos

Desde las siete de la mañana las afueras del Estadio Nemesio Díez despertaron. La corona esta en juego y nadie quiere perderse la fiesta; por ello todo el mundo madrugó, hasta los partidos...
Desde las siete de la mañana las afueras del Estadio Nemesio Díez despertaron. La corona esta en juego y nadie quiere perderse la fiesta; por ello todo el mundo madrugó, hasta los partidos políticos hicieron presencia desde temprano.
 Desde las siete de la mañana las afueras del Estadio Nemesio Díez despertaron. La corona esta en juego y nadie quiere perderse la fiesta; por ello todo el mundo madrugó, hasta los partidos políticos hicieron presencia desde temprano.  (Foto: Sergio Álvarez Reiset)

Diana Pérez | MEDIOTIEMPO (Enviado)Estadio Nemesio Díez, 14 de Diciembre de 2008

  • El PRI entregó playeras alusivas al equipo
  • "Diablo de corazón... priista de convicción" se leía en las playeras

Desde las siete de la mañana las afueras del Estadio Nemesio Díez despertaron. La corona esta en juego y nadie quiere perderse la fiesta; por ello todo el mundo madrugó, hasta los partidos políticos hicieron presencia desde temprano.El PRI, partido que gobierna el Estado de México, se avivó y comenzó a entregar playeras con el logo de su partido en la espalda y la leyenda de los Diablos al frente, la repartición la hizo desde cuadras antes del inmueble, pero también, a las afueras del estadio varios animadores se postraron con bolsas llenas de playeras y las entregaban conforme la gente iba entrando. De pronto, una voz, de un mando de seguridad, exclamó, "No entran playeras del PRI".La gente que portaba las camisetas fue despojada de ellas en los accesos, los de seguridad fueron acumulando las prendas que minutos antes habían sido entregadas, pero entonces el ingenio del mexicano volvió a surgir.Justo antes de entrar se quitaban la playera y entraban con ella, pero guardándola en las bolsas o tras las chamarras que usaba; sin embargo, hubo quien sin discreción entró con el regalo que el PRI le había hecho; hasta los granaderos que estaba encargados de la seguridad lograron pasar al estadio con su camiseta.Ya dentro del estadio, la gente volvió a portar la playera, casi con tanto orgullo como si fuera un jersey.[mt][foto: S. Álvarez/MEDIOTIEMPO][r/edsag]

No te pierdas