Los Diablos festejan entre lágrimas y euforia

Un segundo después de que Hernán Cristante se recostó en el césped y con la mano izquierda paró el tiro de pena máxima que Alejandro Vela, del Cruz Azul, había cobrado, los Diablos se fusionaron...
Un segundo después de que Hernán Cristante se recostó en el césped y con la mano izquierda paró el tiro de pena máxima que Alejandro Vela, del Cruz Azul, había cobrado, los Diablos se fusionaron en un efusivo abrazo. La Copa era suya, habían logrado esa n
 Un segundo después de que Hernán Cristante se recostó en el césped y con la mano izquierda paró el tiro de pena máxima que Alejandro Vela, del Cruz Azul, había cobrado, los Diablos se fusionaron en un efusivo abrazo. La Copa era suya, habían logrado esa n  (Foto: Agustín Cuevas)

Diana Pérez | MEDIOTIEMPO (Enviado)Estadio Nemesio Díez, 14 de Diciembre de 2008

  • Los Diablos recibieron su novena Copa

Un segundo después de que Hernán Cristante se recostó en el césped y con la mano izquierda paró el tiro de pena máxima que Alejandro Vela, del Cruz Azul, había cobrado, los Diablos se fusionaron en un efusivo abrazo. La Copa era suya, habían logrado esa novena estrella que tanto querían, la euforia se desató.

Paulo Da Silva con un sequito de Diablos llegó hasta el taburete, recibió su medalla como el resto del grupo, se paró en la mesa y cuando Justino Compéan, Presidente de la Federación Mexicana de Futbol, le entregó la Copa, la besó de inmediato para después levantarla mientras una lluvia de papeles multicolores terminaba por bañarlo.

Los gritos y cánticos comenzaron a ensordecer el Estadio Nemesio Díez. Los Diablos bajaron de la tarima, se fusionaron con sus familias y comenzaron a dar una vuelta olímpica mientras eran ovacionados por su gente.

Hernán se abrazó con sus pequeñas hijas mientras el equipo daba la vuelta a la cancha, entonces, el grito de "portero, portero" no ceso.

Después un "no te vas, Da Silva no te vas" se escuchó cuando el zaguero estaba agradeciendo el infinito apoyo que le han brindado.

El Nemesio Díez entró en un estado de locura, la gente se le entregó a unos Diablos que no dejaron de luchar por su novena corona. La fiesta por fin comenzó y terminará esta tarde después de que el totibus con el Campeón de un recorrido por la Ciudad mexiquense.

[mt][foto: A. Cuevas/MEDIOTIEMPO][r/apva]

No te pierdas