La afición se le entregó a Omar Bravo

Luego de estar conviviendo por un buen rato con sus ex compañeros, el delantero del Deportivo La Coruña, Omar Bravo, caminó acompañado por su gran amigo Alberto Medina hacia una de las puertas de...
Luego de estar conviviendo por un buen rato con sus ex compañeros, el delantero del Deportivo La Coruña, Omar Bravo, caminó acompañado por su gran amigo Alberto Medina hacia una de las puertas de salida que se ubican en Verde Valle y que nadie tiene acces
 Luego de estar conviviendo por un buen rato con sus ex compañeros, el delantero del Deportivo La Coruña, Omar Bravo, caminó acompañado por su gran amigo Alberto Medina hacia una de las puertas de salida que se ubican en Verde Valle y que nadie tiene acces  (Foto: Notimex, )

Rodrigo V. Medero | MEDIOTIEMPO (Corresponsal)Guadalajara, Jalisco. 23 de Diciembre de 2008

  • "¡Sigues siendo el ídolo de Chivas!"

Luego de estar conviviendo por un buen rato con sus ex compañeros, el delantero del Deportivo La Coruña, Omar Bravo, caminó acompañado por su gran amigo Alberto Medina hacia una de las puertas de salida que se ubican en Verde Valle y que nadie tiene acceso a ella.Sin embargo tardaron en abrirla, por lo que se quedaron platicando y cuando menos lo imaginaron, los aficionados ya estaban gritando y pidiendo que se acercara a la alambrada para que les firmara sus playeras.Omar saludó de lejos, terminó su charla con Medina y se dirigió hacia la gente, que en seguida le aplaudió. "¡Sigues siendo el ídolo de Chivas!", gritó uno de los aficionados que le pasó su playera para que estampara su autógrafo.Fueron casi diez los minutos que Bravo Tordecillas firmó los accesorios que la gente le pasaba, posteriormente fue que abrieron la puerta de salida y Omar se despidió, pero ante la insistencia de la gente, se quedó un poco más."Mil disculpas, me tengo que ir porque vuelo a Los Mochis", dijo el atacante, explicando el porqué ya no firmaría más playeras, por lo que dio la vuelta y corrió para salir del club.[mt][foto: Mexsport][r/refl]

No te pierdas