Landín pasó desapercibido

Luis Ángel Landín llegó al Cruz Azul este torneo para hacer fuerte a la zona ofensiva de Cruz Azul, sin embargo en el partido ante Chivas, en el que fue su debut con la casaca celeste, no fue de...
Luis Ángel Landín llegó al Cruz Azul este torneo para hacer fuerte a la zona ofensiva de Cruz Azul, sin embargo en el partido ante Chivas, en el que fue su debut con la casaca celeste, no fue de mucha ayuda, ya que no se mostró en ninguna jugada.
 Luis Ángel Landín llegó al Cruz Azul este torneo para hacer fuerte a la zona ofensiva de Cruz Azul, sin embargo en el partido ante Chivas, en el que fue su debut con la casaca celeste, no fue de mucha ayuda, ya que no se mostró en ninguna jugada.  (Foto: Víctor Straffon, Notimex)

Rodrigo V. Medero | MEDIOTIEMPO (Corresponsal)Estadio Jalisco. 17 de Enero de 2009

  • "Lo pintaron de amarillo"

Luis Ángel Landín llegó al Cruz Azul este torneo para hacer fuerte a la zona ofensiva de Cruz Azul, sin embargo en el partido ante Chivas, en el que fue su debut con la casaca celeste, no fue de mucha ayuda, ya que no se mostró en ninguna jugada.Durante la mayor parte de la primera mitad, Landín se vio fuera de ritmo, ya que en las jugadas de peligro se vio atrasado, aunque en el segundo y tercer gol estuvo cerca, pero no involucrado. Al momento del primer gol de la Máquina, no fue a festejar sino que se fue directamente a la mitad del terreno de juego.En los dos siguientes goles los festejó de gran manera, el segundo se tiró al césped junto con Alejandro Vela y el tercero con este mismo, ahora en la zona del tiro de esquina en territorio enemigo.El gol del empate que recibió Cruz Azul al inicio de la segunda parte, hizo que el partido se volviera pausado, por lo las llegadas fueron menos, Luis Ángel tuvo la posibilidad de iniciar jugadas ofensivas pero sus pases no fueron efectivos o perdió el esférico; se notó que le falta mucho trabajo pues no está en ritmo con sus demás compañeros.Por entrega y esfuerzo, se puede decir que sí lo hizo, pero esto no fue suficiente ya que lo que su equipo necesita es alguien que sea efectivo. Sin embargo el técnico Benjamín Galindo lo aguantó todo el partido, dándole la confianza en la parte ofensiva.Ya para terminar el partido, a nuestro protagonista lo pintaron de amarillo, ya que se encaró con Javier Báez y el árbitro Marco Antonio Rodríguez no dio margen a nada.[mt][foto: V. Straffon/MEXSPORT][r/edsag]

No te pierdas