Puebla 0 - 2 Toluca

EL DIABLO DEFIENDE CON FUERZA SU CORONA
 EL DIABLO DEFIENDE CON FUERZA SU CORONA  (Foto: David Leah, Notimex)

EL DIABLO DEFIENDE CON FUERZA SU CORONA

Diana Pérez | MEDIOTIEMPOEstadio Cuauhtémoc, Puebla. 8 de Febrero de 2009, ante una regular entrada

  • Puebla después de la derrota sigue hundido en la porcentual

Es imposible dejarlo que pise el área y no convierta gol. Héctor Mancilla tiene un pacto con el esférico, su comunión es clara, fiel, ambos saben que se necesitan para brillar y caminan juntos a la gloria.

Por eso cuando Jorge Villalpando escupió un balón en el área, después de un disparo de Diego de la Torre, Mancilla sólo tuvo que aprovechar el gran obsequio. Sin dudar clavó el esférico, con un disparo cruzado, en el fondo de la red. Al final Alberto Granados sólo les dio el tiro de gracia para dejar el marcador 0-2.

Dos goles bastaron para que Toluca consiguiera tres puntos más y sumara su segunda victoria del torneo, que lo llevó a colocarse en la posición número dos del Grupo Tres. Puebla se quedó en la quinta posición del Grupo 1 con cuatro unidades y ahora viajará a Michoacán para enfrentar al Morelia en la Jornada 5; mientras que Toluca recibirá a Indios en el Nemesio Díez.

EL PARTIDO

Puebla inmerso en la desesperación que el descenso implica no se detuvo a pesar que enfrente tenía al Campeón y por ello había que ser más concentrados y certeros. Comenzó pronto a abrir el juego por la bandas, llegar hasta el área de Hernán Cristante y tratar de hacer daño.

Pero la zaga de los Diablos siempre atenta, con esa tranquilidad que los caracterizó supo detener los pocos embates que los poblanos organizaron, para después ir frenando en seco su juego desde el medio campo.

Martín Romagnoli desde el medio terreno fue el hombre clave para enfriar el juego y darle la pausa. Entendió que la revolución poblana era gracias a la desesperación por meter un gol y fue ahí cuando decidió que lo mejor era darle calma al juego, tocar despacio sin buscar profundidad, sólo pasear el balón para terminar de desquiciar al rival; el gol para los mexiquenses llegaría cuando Puebla perdió la concentración.

Felipe Ayala fue el primer hombre que intentó faltarle al respeto al Diablo, y con un disparo que Hernán apenas alcanzó a enviar a tiro de esquina llenó de ilusiones a los camoteros.

Pero el error de concentración que Toluca tanto esperó llegó por conducto de Villalpando. El arquero de Puebla escupió el balón en el área y el ';Rey del gol';, Héctor Macilla, no pudo perdonarlo y dejó que su pierna conectara el esférico y lo pusiera en la red de La Franja.

Los poblanos hundidos en la desesperanza intentaron resurgir, que las cosas cambiaran. Al 30 se encontraron con el empate, pero el árbitro decretó fuera de juego de Santiago Fernández después de un disparo de Rosas.

Los gritos contra el de negro comenzaron a incrementarse y terminaron por explotar, al 35 cuando anularon un gol por una mano de Santiago Fernández que no fue deliberada.

"Chelís" como un león quería vengar al Puebla y que el silbante pagara las consecuencias, pero sensatez terminaron por invadirlo y el técnico poblano se calmó.

Después de esas dos llegadas que fueron gol, pero no terminaron por decretarse como tal, Puebla no supo hacer más, y Toluca se decidió a esperarlo, a manejar el partido con tranquilidad, porque las ansias de los camoteros podían ser peligrosas si les daban espacio.

Sólo Alberto Granados, al final del partido, logró convertir, el mexiquense tenía ocho minutos en la cancha y terminó por aprovecharlos para dejar el 2-0 a favor de los Diablos.

ARBITRAJE

Ermin Ramírez. Tuvo un trabajo dudoso al anular dos goles del Puebla. El primer por fuera de juego de Santiago Fernández, la jugada es sumamente apretada; el segundo por una mano que nunca fue intencional por parte de Fernández.

[mt][foto: D.Leah/MEXSPORT][r/anor]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×