Hayden, el más pequeño de los corazones verdes

Sólo tiene dos años y ya viajó 10 horas y esperó bajo el frío otras tantas pera conocer a los jugadores de la Selección Mexicana.
Sólo tiene dos años y ya viajó 10 horas y esperó bajo el frío otras tantas pera conocer a los jugadores de la Selección Mexicana.
 Sólo tiene dos años y ya viajó 10 horas y esperó bajo el frío otras tantas pera conocer a los jugadores de la Selección Mexicana.  (Foto: Sergio Álvarez Reiset)

Sergio Álvarez Reiset | MEDIOTIEMPO (Enviado)Columbus, Ohio, 10 de Febrero de 2009

  • Algunos aficionados pudieron convivir con el Tri

Sólo tiene dos años y ya viajó 10 horas y esperó bajo el frío otras tantas pera conocer a los jugadores de la Selección Mexicana.Su nombre es Hayden y llegó a Ohio acompañado de sus padres Paloma y Héctor para ver de cerca al Tri que mañana enfrentará a los Estados Unidos dentro del Hexagonal Final.Obviamente por el momento no puede conducir su auto, por ello, Héctor su padre quien nació en Guadalajara pero vive en Estados Unidos hace 18 años, manejó más de 10 horas e invirtió caso 700 dólares para que pudiera ver a su Selección este miércoles."Los boletos me costaron 65 dólares cada uno, y me cobraron el de él", explica Héctor sobre el boleto de Hayden. "Yo creí que si me lo sentaba en las piernas era suficiente, pero no, me dijeron que había que pagar".Son las 12 del día y la familia Portillo espera con prendas cómodas a que en algún momento salgan los jugadores para poder conocerlos."Dicen que saldrán hasta las tres cuando se vayan a entrenar, pero como nosotros apenas venimos llegando desde Georgia pues nos venimos directo a ver si encontrábamos algo, por eso venimos todavía casi en pijama", explica Héctor.Hayden como que aún no entiende del todo lo que está sucediendo. Observa detenidamente todo a su alrededor, pero eso sí, ya porta un gorro del Tri que lo cubre del frío de esta ciudad.Hayden es de los primeros aficionados que llegaron al hotel de concentración para observar al Tri. Y es que todo el día el equipo estuvo rodeado de paisanos buscando autógrafos.Para su desgracia, Hayden y sus papás ya no estaban presentes en el hotel cuando la seguridad del lugar permitió que algunas personas ingresaran para convivir con los jugadores cuando estos bajaron a estirar las piernas después de comer.Pero no importa, el pequño Hayden de sólo dos años tendrá su propia butaca este miércoles para ver como pocos el juego entre Estados Unidos y México.[mt][foto: S. Álvarez/MEDIOTIEMPO][r/apva]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×