Sierra Juárez, Oaxaca, tiene representación en Columbus

En medio del frío clima de esta ciudad y de su gente, se supone complicado encontrar la calidez mexicana. Y más si se entiende que la Selección de Estados Unidos decidió que su primer juego del...
En medio del frío clima de esta ciudad y de su gente, se supone complicado encontrar la calidez mexicana. Y más si se entiende que la Selección de Estados Unidos decidió que su primer juego del Hexagonal ante el Tri debía jugarse en una de las ciudades má
 En medio del frío clima de esta ciudad y de su gente, se supone complicado encontrar la calidez mexicana. Y más si se entiende que la Selección de Estados Unidos decidió que su primer juego del Hexagonal ante el Tri debía jugarse en una de las ciudades má  (Foto: Sergio Álvarez Reiset)

Sergio Álvarez Reiset | MEDIOTIEMPO (Enviado)Columbus, Ohio,10 de febrero del 2009

  • No todos los migrantes que son capturados son deportados a México

En medio del frío clima de esta ciudad y de su gente, se supone complicado encontrar la calidez mexicana. Y más si se entiende que la Selección de Estados Unidos decidió que su primer juego del Hexagonal ante el Tri debía jugarse en una de las ciudades más alejadas de la frontera con México.

Pero no es así. En Columbus, como en la mayoría de los estados de la Unión Americana, hay presencia mexicana. En el céntrico hotel donde se encuentra hospedada la Selección de México, 12 de los 15 camarista (o housekeeping como los llaman en inglés) son nacidos en tierra azteca.

Miriam y Neftalí, ambos nacidos en Sierra Juárez, Oaxaca, llegaron a trabajar a este hotel desde hace dos años sin que su situación migratoria sea legal hasta el momento.

Cuando se les encuentra en los pasillos del lugar, sus miradas tienen un sello que los identifica mexicanos. Una vez que se les han dado los buenos días en español, su expresión se aligera.

Los dos representan una parte representativo de la sociedad mexicana que ha llegado a vivir en Columbus.

Cuentan que aquel inmigrante que ha decidido conducir en Ohio, incrementa la posibilidad de ser atrapado por migración. "Es más fácil que te agarre, con que no pongas una direccional es suficiente", dice Neftalí.

"Aquí cuando te agarran eres como un delincuente, te amarran de las manos y de los pies con unas esposas de esas que si te mueves, se comienzan a apretar cada vez más.

"Luego te llevan a un condado aquí cerquita. Si tienes un récord limpio te sueltan, pero si no...".

La etapa de mayor angustia, comenta Neftalí, es la que se vive tras las rejas a la espera de que se capture el número necesario de inmigrantes para llenar un camión o avión y deportarlos a México.

Pero sólo eso es lo negativo. Y es que la añoranza de su país se reduce cuando comienza a vivirse con holgura económica y empleo seguro.

Miriam cuenta que se esposo vive en Columbus desde hace 14 años.

"Pero no ha conseguido su residencia", explica Miriam. "Porque los primeros años se la pasó en el desmadre, como dicen ustedes; en las drogas, tomando y todo eso. Ahora ya tiene un trabajo".

Muchas personas como Miriam y Neftalí estarán apoyando a la Selección Mexicana este miércoles cuando se enfrente en el Columbus Crew Stadium, pese a que la ciudad es una de las alejadas de la frontera con México.

[mt][foto: S. Álvarez/MEDIOTIEMPO][r/osra]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×